Publicidad

Van Gogh, Picasso o Hemingway plasmaron los bocetos de sus obras en cuadernos Moleskine. Hace mucho que la marca dejó de ser solo un lienzo en blanco de papel para convertirse en un espacio creativo, un universo de productos pensados para la creación, la reflexión, la imaginación que conecta a aquellos visionarios del pasado con los creadores del futuro.

La belleza y la calidad son elementos clave en las colecciones Moleskine. La estética es para la marca un concepto muy amplio: cultura, libertad creativa, espacio y tiempo para reflexionar, imaginar y emocionarse. Moleskine concibe la calidad como un todo: una visión minuciosa y atenta del conjunto y los detalles que lo forman.

Moleskine Readers
Moleskine reescribe la historia de las gafas pregraduadas

La colección Readers lleva el concepto Moleskine un paso más allá en el sector de las gafas pregraduadas. La propuesta ofrece una solución oftálmica, práctica y funcional sin darle la espalda al diseño y la calidad, sin duda, uno de los compromisos de la marca.


Moleskine rescribe la trayectoria de las gafas pregraduadas: Las Moleskine Readers son otra historia


Las gafas pregraduadas de Moleskine no son solamente un instrumento para ver de manera óptima. Son un accesorio de moda y diseño creado para aquellos que quieren una solución rápida y económica a sus leves problemas de vista, pero que no quieren ponerse una montura cualquiera.

Modelos resistentes

Moleskine Readers
La colección Moleskine Readers la componen dos modelos en cuatro colores diferentes fabricados
Publicidad

La colección la componen dos modelos en cuatro colores diferentes fabricados en inyectado suizo de alta calidad. El TR90 aporta la resistencia y la elasticidad necesarias para soportar las maratonianas jornadas de trabajo de cualquier mirada curiosa y creativa.

Creatividad libre de géneros y modas

La creatividad no entiende de géneros, por eso la colección Readers de Moleskine propone dos modelos unisex de diseño atemporal. El primero con lente ovalada y suaves formas redondeadas y un segundo de estructura rectangular, pero con suaves acabados en curva tanto en lente como en tips.

Moleskine Readers
Moleskine Readers

Las varillas de las monturas giran 180 grados sobre el eje del flexo para ahorrar el máximo espacio posible cuando están plegadas. Que la montura ocupe el mínimo espacio posible se convierte en vital cuando no se necesita llevar todo el tiempo, pero sí hacer uso de ella en momentos puntuales. Las Moleskine Readers son además muy finas y ligeras.

La colección cuenta con 5 prescripciones que van del +1.5 al 3.5 con diferencias de media graduación. Un espectro lo suficientemente amplio para abordar a un público masivo interesado en una montura de calidad y de cuidado diseño.

Para proteger de la luz azul, Moleskine propone cristales Blue Cut en sus dos modelos que protegen de la luz de las pantallas. Además la marca ha creado una funda elegante y discreta que ocupa poco espacio y que imita la estética de la mítica libreta.

Publicidad