Publicidad

Optimoda ha querido pulsar la situación de empresas exportadoras españolas representativas de monturas y productos ópticos, creada como consecuencia del conflicto que preocupa a la sociedad europea en general.

Todas las respuestas han coincidido en definir estos mercados, que forman parte de la antigua URSS, como de muy escasa relevancia en sus cifras de exportación.

Les ofrecemos una muestra de las opiniones:

“A día de hoy nuestro distribuidor en Rusia ha paralizado sus compras a la espera del desarrollo de los acontecimientos. La devaluación del rublo respecto al euro ha provocado que los nuevos pedidos queden a la espera”Emilio Linaje. CEO.Optim.vision.

Publicidad

“No. No exportamos a Rusia aunque este año sí seguiremos expandiéndonos y seguiremos por la zona Latam”. Ana Cordoba. Sales Manager. Tiwi.

“No tenemos distribuidor en Rusia y desde luego no nos planteamos tenerlo a corto plazo con todas las sanciones que están siendo y serán implementadas. Será muy difícil para cualquier empresa rusa realizar transacciones financieras en divisa extranjera. Sí trabajamos el mercado polaco y de momento no vemos ninguna afectación”. Carlos Silva. Charmossas.

“Tenemos un distribuidor en Rusia y por el momento tenemos paralizados todos los envíos. Esta zona representa un porcentaje bajo de las exportaciones, en torno al 2/3% de las ventas internacionales, por lo que no tiene un impacto significativo para nosotros. Del resto de países al no tener presencia (Ucrania, Bielorusia, Repúblicas Bálticas) en estos momentos no tiene importancia para nosotros”Carlos Crespo. CEO Multiopticas.

“Sí, estábamos analizando la posibilidad de empezar nuestra actividad en Rusia. Pero ahora mismo no vendemos nada”. Jorge Rubio. Director Cecop.

“En nuestro caso son mercados minoritarios y con poco impacto. Ya históricamente son países con una complejidad importadora/exportadora que hace difícil su gestión, por lo que nunca ha estado en nuestros planes en el medio plazo”. Francisco Marin. CEO JIsco.

“No distribuimos en Rusia nuestros productos. Y la zona de influencia no supone más de un 5% de nuestros ingresos en ningún caso”. Antonio Caballero. ZEN

“Como empresa estamos muy pendientes y concienciados con la invasión y los efectos devastadores que está teniendo y en consecuencia hemos decidido colaborar realizando donaciones a organizaciones que trabajan sobre el terreno ayudando a la población civil ( ttps://www.wfp.org). Por otra parte, estamos en contacto con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado para ofrecernos como empresa que podría acoger a trabajadores/as que hayan tenido que huir del país. Nuestro objetivo es ampliar las acciones solidarias con esta y otras crisis humanitarias que se produzcan y trabajar la responsabilidad social que como empresa tenemos”Patricia Ramo de GIGIStudios.

“Es pronto para responder por si nos vemos afectados. En teoría no. Pero espero a conocer la consecuencia de la devaluación del rublo. Me preocupa mucho más Ucrania, evidentemente. En toda Europa del Este facturamos un 6%”. Peter Bulte CEO. Avizor.

“Los intercambios con nuestros socios y distribuidores rusos se están viendo efectivamente entorpecidos por la situaciónTenemos cierta relación comercial que viene de hace tiempo pero su peso sobre el total no es excesivamente significativa .Luis Elzaurdia. Director Comercial. INDO

Publicidad