Publicidad

Las gafas Blue Busters se presentan como la más avanzada protección contra la luz azul; además, mejorarán el sueño y la salud de quien las utilice al bloquear el 70% de la luz azul dañina.

“Llevar las gafas Blue Busters al menos 120 minutos antes de ir a dormir te permite mirar la televisión y dispositivos sin arruinar tu sueño”, señalan sus impulsores. Y añaden: “Úsalos trabajando con ordenadores o con juegos para detener el dolor de ojos y los dolores de cabeza”.

También advierten que las gafas están destinadas para uso en interiores: “No los use al aire libre o mientras conduce”, subrayan.

Un nuevo producto que está basado en el hecho de que la mayoría de nosotros pasamos la mayoría de nuestras horas de vigilia mirando a una pantalla digital. Los estudios sugieren que el 60% de las personas pasan más de seis horas al día frente a un dispositivo digital.

Publicidad

Niños y adolescentes (de 8 a 18 años) invierten más de siete horas al día consumiendo medios electrónicos de comunicación. Y no hay que olvidar que, antes de los diez años, los ojos de los niños no están completamente desarrollados. El cristalino y la córnea son todavía transparentes y sobreexpuestos a la luz, por lo que un exceso de exposición a la luz azul no es beneficioso.

“Los padres deben supervisar y limitar el tiempo de exposición a pantallas que permiten a sus hijos”, concluyen.

Publicidad