Publicidad

‘Ver para Crecer’ (VpC) revisó la vista de un centenar de beneficiarios en riesgo de exclusión social –niños y niñas en su mayoría-, de la mano de la Entidad Coordinadora Infantil y Juvenil de Tiempo Libre de Vallecas.

Lo hicieron un grupo de ópticos/as voluntarios en las instalaciones que cedió para la ocasión la propia Coordinadora, realizándoles a cada uno de ellos un completo examen visual.

Por ser mayoritariamente niños y niñas, las revisiones se efectuaron en horario de tarde, de 15 a 21 horas, para no interferir con sus clases. Las 70 personas que necesitaron gafas las recibirán nuevas, hechas exprofeso para su caso, en el plazo aproximado de un mes, y habiendo elegido su montura, igualmente nueva, entre un amplio muestrario.

Se revisó la vista de un centenar de personas

Ha sido la sexta ocasión en que una de las acciones de VpC se ha llevado a cabo en Madrid, y la primera en colaboración con esta Coordinadora, que trabaja en el marco del programa CaixaProinfancia.

Publicidad

Además de ayudar a muchas personas sin recursos a ver mejor, y de la mano de una mejor visión, mejorar sus condiciones laborales y sociales  –VpC ha revisado la vista de más de 3.000 personas y entregado más de 2.000 gafas nuevas a todas las que lo necesitaron de manera gratuita- en cada una de estas acciones, hay varios casos en los que unas gafas cambian profundamente la vida de una persona, e incluso de una familia.

Eso va a ser lo que le ocurra a Y. G., de treinta años, cuando reciba las gafas nuevas con la montura que eligió. Con estrabismo, y usuaria de gafas desde niña, las últimas que tuvo se rompieron hace más de veinte años. “No había dinero en casa”, resume. Ahora es madre de cuatro hijos, y el parto del último, que es aún un bebé, le hizo perder prácticamente toda la visión que le quedaba en su ojo izquierdo, y quedarse con sólo el 20% en el derecho.

‘Ver para Crecer’ se apoya en profesionales de los servicios sociales de diferentes ONGs y Fundaciones

Al graduarla, una de las  ópticos-optometristas que cedió su jornada laboral para efectuar las revisiones, Lorena García, no salía de su asombro. “Y.G tiene vago el ojo izquierdo. Prácticamente no ve nada por él. Con sus nuevas gafas, su situación va a mejorar hasta lograr el 40% de agudeza visual en ese ojo, mientras que  en el derecho, pasará de un 20% a un 90%. Por ayudar a personas como ella, y por el cambio que va a experimentar su día a día con unas gafas, merece tanto la pena la ayuda en la cercanía que presta VpC”, contaba la óptico-optometrista. En poco tiempo, Y.G. volverá a hacer manualidades en la entidad a la que acude a diario,  a ver la tele, y, quizá pueda encontrar trabajo. “Estoy muy agradecida por lo que han hecho, y muy contenta”, terminaba Y.G. Su mirada, y el tono de su voz, hacían innecesarias más palabras.

A A. y A.M. fueron dos de los niños revisados. No ven bien la pizarra. Él, de 12 años, aseguraba que, “de lejos, no distingo bien las letras”. Ella, de 8, se tiene que sentar al lado de la pizarra para poder seguir la clase, y aun así, “me tienen que decir cuáles son algunas de las palabras que escribe la profesora”.  A  ambos, ya usuarios de gafas, las nuevas de VpC les van a dar la oportunidad de ver con nitidez. Les gusta estudiar, y les gusta llevar gafas. A.A. eligió una montura negra. Ella, verde. “Con las gafas nuevas, vamos a sacar mejores notas, seguro”, terminaban.

VpC ha revisado la vista de más de 3.000 personas y entregado más de 2.000 gafas nuevas

Al final de la jornada, Cristina López-Mora, gerente de la Fundación Cione Ruta de la Luz, se mostraba “encantada de haber podido ayudar a estas personas, y fundamentalmente a niños y niñas, con toda la vida por delante. Con sus gafas nuevas, seguro que ven su futuro un poco mejor”, valoraba.

Los beneficiarios/as de la acción habían sido previamente seleccionados entre diferentes entidades que trabajan en la zona de Vallecas a través del programa CaixaProinfancia de la Obra Social ”la Caixa”.  Para Jorge Hermida, director de la Coordinadora Infantil y Juvenil de Tiempo Libre de Vallecas, “este tipo de acción en la que se ofrecen gafas a las familias es un complemento necesario para la educación de sus hijos”. Los beneficiarios de la Coordinadora priorizan los recursos, y posponen la salud visual, ante otras necesidades acuciantes.

“Empezando el colegio, las gafas van a ayudar a que los niños y niñas que tienen problemas visuales puedan aprender como los demás”, valoraba. Asimismo, el hecho de haber podido aunar en la misma acción visual a un centenar de beneficiarios “nos ahorra  mucho tiempo de trabajo”, añadía, por lo que “estamos muy agradecidos a estos ópticos buenos de VpC”.

El proyecto ‘Ver para Crecer’ se apoya en la capacidad tecnológica de la iniciativa ‘Vision For Life’, de Essilor, y en la experiencia en materia de cooperación de la Fundación Cione Ruta de la Luz. Para Adriana García, portavoz de Vision For Life, “nuestra misión es mejorar vidas, mejorando la visión; y eso es exactamente lo que lleva haciendo VpC desde hace cuatro años con la Fundacion Cione Ruta de la Luz como aliado en este proyecto, empezando por las personas que lo necesitan en España”.

‘Ver para Crecer’ se apoya en profesionales de los servicios sociales de diferentes ONGs y Fundaciones. Hasta la fecha, la iniciativa ha revisado la vista de 3.000 personas en toda España de la mano de Aldeas infantiles SOS (Barcelona y Granada), Fundación Tomillo (Vallecas, Orcasitas y Carabanchel en Madrid), Mensajeros de la Paz (Madrid, León y Toledo), Fundación Xilema y Comedor Solidario Paris 365 (Pamplona), REMAR (Madrid), Fundación Atenea en Sevilla y Sant Joan de Déu – Serveis Socials/Obra Social (Barcelona y Valencia), Acción Social Nazaret (Alicante), Fundación Jesús Abandonado (Murcia) y CaixaProinfancia (Tenerife y Madrid) sólo en estas campañas ‘in situ’, habiendo entregado a todos aquellos beneficiarios que lo necesitaron sus gafas nuevas (2.000).

Publicidad