Ver y Visión

De Baltasar Gracian a Pierre Teilhard de Chardin y a Lluis Bielsa

En su magnifico libro “Vive tu visión”, que todos los ópticos/optometristas deberian conocer, su autor, Lluis Bielsa, define la visión como la capacidad de procesar, identificar, relacionar y utilizar lo que miramos: capacidad de ver. Vemos con el cerebro, miramos con los ojos.

Definición con la que un lego como yo, estoy más que de acuerdo. Mis queridos y escasos lectores se volverán a preguntar cómo me atrevo a relacionar a un jesuita nacido en Calatayud hace la friolera de 418 años con otro jesuita, algo mas joven solo, nacido hace 138 años como Monsieur Pierre Teilhard y a un estudioso y brillante optometrista como Bielsa. Afortunadamente de cuerpo presente y vivo.

La relación entre los dos primeros es bastante curiosa. Eran demasiado inteligentes, albergaban en sus corazones y mentes el beneficio de la duda y por ello la famosa Compañía los tuvo a pan y agua.

No son bien contemplados muchos años después por la Compañía de Jesús. ¡Queridos Baltasar y Pierre hay que ser más obedientes!

Publicidad

Todo ello viene a cuento entre los terminos y muy especialmente entre los conceptos de ver y visión.

No hace falta que insisita sobre el tema ver y su familia de agudeza visual, terapias visuales, campos visuales, etc porque ustedes saben mucho más que yo.

Ver es algo físico, el mensaje que capatamos de formas y colores y trasladamos rápidamente a nuestro cerebro para que nos desasne y nos descifre la incógnita.

Claro que viendo lo mismo, distintos cerebros lo entenderán de forma distinta. Un merengue dirá que lo de Ramos es un ligero empujón y un azulgrana que lo ha “matao”.

¡Ay señor, cuánto nos engaña nuestro cerebro! Ya dijo alguien que lo del cerebro es político.

¿Y qué pintan aquí Baltasar y Pierre? Pues los he traido a colación, porque además de ser autores de cabecera para mí, su sentido de la visión era y es insuperable.

El escalón superior de ver, mirar, es entender. Captar las distintas sensibilidades que ofrece la sociedad. Bielsa termina su definición diciéndonos que miramos con los ojos y vemos con el cerebro.

La visión de las cosas, el profundo conocimiento y la descodificación de las imágenes que captan nuestras retinas nos llevan a entender su significado y en consecuencia a tomar decisiones sobre los aspectos primarios y físicos de lo que nuestros ojos han visto.

“Cuando los ojos ven lo que nunca vieron, el corazón siente lo que nunca sintió”. Gracián con su frase nos hace levitar e insufla a nuestros corazones la fuerza que le lleva a traspasar sus límites físicos.

“There is almost a sensual longing for communion with others who have a large vision”. “Hay casi un deseo sensual de comunión con otros que tienen una gran visión”. Teilhard de Chardin, con su profunda reflexión de amistad y respeto por ideas comunes y la visión de las cosas, hace un canto al objetivo compartido. A una misma visión de los problemas.

¿A que sería fantástico que Pierre intentara formar Gobierno?

Publicidad