Publicidad

La FDA, Agencia del Gobierno de Estados Unidos responsable de la regulación de medicamentos, ha aprobado recientemente la eficacia de la lente de contacto diaria MiSight de CooperVision en el control de la progresión de la miopía infantil. Este reconocimiento se une al ya obtenido de la Unión Europea, lo que convierte a estas lentillas, en el primer y único tratamiento aceptado por ambas instituciones.

Según manifiesta la administración estadounidense, MiSight es la primera lente de contacto que demuestra ser efectiva, hasta en un 59%, en la reducción de la progresión de la miopía en niños de 8 a 12 años.

“La miopía es un problema de salud pública en muchos países y durante los últimos años han aumentado considerablemente los casos en menores. El uso de lentillas en los más pequeños es cada vez más frecuente y necesario”, explica Francisco Javier Hurtado, médico especializado en Oftalmología Pediátrica y Estrabismo, y jefe de sección de la Clínica Rementeria Infantil.

El Dr. Hurtado también destaca que “los niños son capaces de familiarizarse con las lentillas más rápidamente que los adultos, lo que supone un avance científico y social porque ayudará a prevenir el aumento de la miopía en el futuro”.

Estas lentes de contacto diarias corrigen los problemas de visión y actúan como tratamiento en la fase de progresión rápida de la miopía infantil

Publicidad

Por otro lado, la revista Optometry and Vision Science ha publicado un estudio que avala la eficacia del uso de las lentillas Misight en la reducción de la miopía infantil. El estudio alaba los beneficios sanitarios conseguidos con estas lentillas.

Origen de las lentes de contacto Mysight

La lente MiSight 1 Day fue premiada por la BCLA en 2019
La lente MiSight 1 Day fue premiada por la BCLA en 2019

El origen de estas lentes de contacto hay que buscarlo en una investigación que el doctor en Ciencias de la Visión y Optometría José Manuel González, realizó entre 2013 y 2016, junto a científicos y técnicos de la Universidad do Minho en Portugal, la National University de Singapur, la University of Waterloo en Canadá y la Aston University del Reino Unido. Este equipo de investigación fue premiado en el último congreso de la BCLA.

La investigación se realizó durante tres años, sobre una muestra de 144 menores de entre 8 y 12 años, lo que supone el mayor estudio de este tipo hasta la fecha.

El estudio fue clave para confirmar cómo reducir significativamente la progresión de la miopía y el aumento asociado en la longitud axial. Esta opinión la apoya el doctor Hurtado, quien recuerda que “la fase de progresión rápida de la miopía suele ocurrir entre los 8-12 años”, cuando los menores comienzan a leer y acceder a pantallas de manera más independiente.

Nueve de cada diez menores prefiere el uso de lentillas frente al de gafas graduadas

El grado de eficacia de MiSight 1 Day se basa en el uso de cuatro anillos de graduación colocados de forma alterna para corregir la miopía y para crear un desenfoque miope en la retina periférica.

“La aprobación es un respaldo de mucho prestigio a la credibilidad y eficacia de la lente para ralentizar la progresión de la miopía en niños, así como los años de investigación dedicados. CooperVision está más comprometido que nunca con la innovación en salud ocular tras el positivo y riguroso aval de la UE y la FDA”, afirma Manuel Gómez, director técnico de CooperVision en España.

Resultados y eficacia de las lentes de contacto Misight

España es pionera en la adaptación de estas lentes de contacto, ya que las lentes Misight están comercializadas en el mercado nacional desde 2016.

Uno de cada cinco niños es miope en España y la cifra no para de crecer

Los más de 3.500 menores que desde entonces han usado MiSight, convierten a España en el país con más usuarios del mundo, teniendo en cuenta que, en nuestro país, cerca de 1,4 millones de personas menores de 15 años padecen miopía, anomalía que afecta al 20% del conjunto.

“Una reducción en la progresión natural de la miopía durante la infancia y la adolescencia dará como resultado un menor grado de miopía después de la estabilización, con beneficios asociados para la salud ocular y la calidad de vida”, asegura el doctor González Meijome, miembro del grupo investigador y Premio Internacional Optometrista del Año 2016.

Benificios sociales del uso de lentes MiSight

Además de los beneficios en el control de la progresión de la miopía, las ventajas de este tipo de lente de contacto van más allá del ámbito de la salud.

Como se recoge en los documentos aprobados, su uso en menores ofrece ventajas en entornos sociales, en el ámbito deportivo y en la mejora de la autoestima. De hecho, nueve de cada diez menores prefiere el uso de lentillas frente al de gafas graduadas.

Publicidad