Equipo Cirrus HD-OCT 5000 de Zeiss
Publicidad

El Análisis Visual del Siglo XXI de Zeiss permite a los ópticos diferenciarse a partir del cuidado de la salud visual y abrir con ello nuevas vías de negocio.

La reciente adquisición de un equipo Cirrus HD-OCT 5000 con AngioPlex por parte de Óptica Ondarreta aporta nuevas capacidades a los profesionales de la cadena en la búsqueda de la excelencia de todas las adaptaciones y para derivar al oftalmólogo, o al especialista médico adecuado, el 5% de los casos que recibe cualquier óptica en los que un problema visual es sólo el síntoma de una patología más grave.

El primer Centro Óptico Ondarreta abrió sus puertas hace 35 años, en Alcorcón (Madrid). Desde entonces, su director gerente, Joaquín Montero ha ampliado el negocio, tanto en el sur de Madrid como en la provincia de Toledo, hasta las cinco ópticas con las que hoy cuenta la cadena.

Los profesionales de Ondarreta confían en los equipos Zeiss y en su análisis visual del siglo XXI. En 2010, Opticas Ondarreta ya fue pionera con la adquisición de un equipo OCT (Tomografía de Coherencia Óptica), un camino por el que continúan ahora con la compra de una Cirrus HD-OCT 5000, con módulo de angiografía.

Publicidad

La Cirrus HD-OCT 5000 incluye FastTrac y módulos complejos de análisis. Cuenta con un sistema de seguimiento de retina FastTrac, el análisis preciso de espesor macular o Fovea Finder, mapas detallados de capas y más de 100 B-scans.

La angiografía OCT de Zeiss supone una revolución técnica gracias a la visualización de la microvasculatura de la retina, que se convierte en una rutina en los exámenes de la retina del paciente. Los cubos de datos Cirrus permiten comparar exploraciones sucesivas a la misma persona. Así, Cirrus compara las mediciones, la anterior y la actual, para proporcionar el mapa de cambios de espesor que ayuda a determinar con precisión cualquier decisión a tomar para la mejor resolución del caso”, subrayan desde la compañía.

En el caso de la DMAE, Cirrus ayuda en el estudio del paciente y su preparación para la terapia adecuada. “Contar con la última tecnología nos permite saber de manera objetiva cómo ve el paciente. Estoy encantado con su funcionamiento, su uso fácil e intuitivo, y con el eye tracker, maravilloso y muy preciso. Me decanté por el modelo de Zeiss porque es el que más impacto ha tenido en revistas científicas de Oftalmología. Creo que con Cirrus HD-OCT 5000 con AngioPlex, en Ondarreta ahora somos capaces de llevar aún más lejos nuestra vocación de servicio hacia nuestros pacientes”, afirma Alejandro Montero.

La razón última para contar con la tecnología Zeiss que permite a Ondarreta llevar a cabo el Análisis Visual del Siglo XXI es que “nuestro protocolo de trabajo se basa en contar con toda la información posible sobre el sistema visual de nuestros pacientes para adaptarles la lente oftálmica, de contacto, o iniciar la terapia visual que mejor resuelva su problema”, añade.

Y añade que, gracias a esta información, “se llega a mejorar las adaptaciones hasta en un 75%”, y lo que es más importante aún, los ópticos de la cadena pueden derivar al oftalmólogo, o al especialista médico adecuado, el 5% de los casos que recibe cualquier óptica en los que un problema visual es sólo el síntoma de una patología más grave. “Gafas vendemos todos, servicios, muy pocos. Esta es nuestra apuesta”, concluye Montero.

Publicidad