Publicidad

La detección del glaucoma en sus estadios iniciales es fundamental, ya que se trata de una enfermedad ocular degenerativa, actualmente sin solución, por lo que la prevención es clave. Los equipos Visuplan 500 y Visuscout 100 de Zeiss permiten su rápida detección.

El próximo 12 de marzo, Dia Mundial del Glaucoma, es fundamental informar y sensibilizar a todo el mundo sobre lo importante que es prevenir y diagnosticar precozmente esta patología degenerativa, así como la prevención de hasta 60 enfermedades oculares que pueden resultar en ceguera irreversible.

Desde Zeiss aconsejan que, para detectar a tiempo el glaucoma, es fundamental realizar una revisión anual de la vista. Para ello es necesario acudir a un centro óptico o al oftalmólogo, donde incluyan las pruebas capaces de detectar esta patología.

Este consejo se convierte en imprescindible para aquellas personas que forman parte de grupos de riesgo, como los mayores de 40 años, personas con miopías altas, ángulos iridocorneales estrechos o presión intraocular anormal. También son mucho más vulnerables personas que padezcan diabetes o hipertensión.

Publicidad

Un 90% de los casos de glaucoma y de patologías degenerativas de la visión se pueden prevenir

Visuplan 550 y Visiscout 100 de Zeiss

La compañia propone una batería de pruebas rápidas, no invasivas y sin dolor, destinadas a descubrir a pacientes con glaucoma, mediante el uso de sus equipos.

Con el tonómetro sin contacto Visuplan 500, el óptico optometrista puede medir la tensión intraocular, sin necesidad de contacto ni de ningún tipo de anestesia. Estas características facilitan un examen visual extremadamente sencillo, a diferencia del efectuado mediante la tonometría de Goldmann.

Cientos de pacientes en España han detectado precozmente un glaucoma con equipos de Zeiss

La medición se realiza mediante un suave soplo de aire y su manejo es intuitivo e integrado de manera óptima en las revisiones generales.

Por su parte, Visuscout 100 es un retinógrafo no midriático, sin dilatación de la pupila. Captura las imágenes de la retina en color y sin rojos, de manera instantánea, con un campo de visión de 40 grados.

El equipo cumple con la norma ISO 10940 y todos sus requisitos para retinógrafos no midriátricos. Su manejo es también sencillo para el profesional y cómodo para el paciente.

Publicidad