Publicidad

Fundación Multiópticas ha graduado la vista a 60 niños y jóvenes de entre 5 y 18 años, junto con Mensajeros de la Paz, socio estratégico de la institución y con quien colaboran desde hace más de cinco años.

Los menores atendidos pertenecen a distintos programas de integración, adaptación y apoyo que la entidad fundada por el Padre Ángel desarrolla en la ciudad de Madrid, en concreto en Villaverde Alto, barrio del extrarradio de la capital. Las jornadas de graduación han tenido lugar durante las tardes de los días 16 y 17 de febrero. En total, se han entregado 35 gafas de graduado y 65 de sol, escogiendo los niños junto con sus familias sus monturas favoritas de entre la colección de temporada.

“Estas jornadas han supuesto un gran avance para la integración de esta infancia y sus familias. Mejorar su salud visual, acceder a ver bien, es una necesidad tan básica que tal vez es el primer paso para su plena inclusión en nuestra sociedad. La generosidad que una vez nos regala la Fundación Multiópticas y especialmente sus voluntarios nos llena de gratitud y nos invita a actuar con su ejemplo. Ojalá entre todos contribuyamos a erradicar la pobreza, y en especial la pobreza visual”, ha comentado el Padre Ángel, fundador y presidente de Mensajeros de la Paz.

Publicidad

“Nos ha hecho mucha ilusión volver a retomar Mirada Solidaria y trabajar de nuevo con Mensajeros de la Paz, un aliado que en realidad es un referente para cualquier proyecto que pretenda mejorar la sociedad. Quiero agradecer expresamente al Padre Ángel haber estado aquí estos días, dando ejemplo con su entrega y entusiasmo. Es la primera acción de este año y pronto esperamos poder recorrer ciudades de España para que nuestra aportación llegue a la infancia vulnerable de distintas localidades. La labor de Mensajeros con estos niños y sus familias es admirable y estamos encantados de contribuir a mejorar su salud visual”, ha explicado Salomé Suárez, directora de Relaciones Corporativas de Multiópticas y responsable de Fundación Multiópticas.

La pobreza visual es una realidad que en España golpea a más de 761.000 niños, que con necesidades de gafas o lentillas no tienen acceso a los equipamientos ópticos por falta de recursos. Según un reciente estudio de Visión y Vida en la Comunidad de Madrid el 6,76% de los menores de 18 se encuentran en estas circunstancias.

Esta ha sido la primera acción de Mirada Solidaria que Fundación Multiópticas organiza en 2022. A través de este proyecto, la Fundación pretende llevar a la práctica su nuevo posicionamiento Protegiendo las miradas del futuro, campañas para graduar la vista y donar gafas y material a los más de 20.000 niños que viven en situación de riesgo familiar o en programas de hogares de acogida en nuestro país. Junto con Mensajeros de la Paz, Aldeas Infantiles SOS y Soñar Despierto, el compromiso es llegar a esta infancia y juventud vulnerable en los próximos cursos.

La dinámica de las dos jornadas ha sido semejante. Durante ambas tardes, cada niño o joven pasaba por la sala de atención, donde ópticos profesionales revisaban su vista. Para ello, la Fundación ha llevado a la sede del despacho todo el material necesario para su correcta evaluación. Una vez concluido el reconocimiento, en la sala anexa, los niños y jóvenes elegían las monturas de temporada que más les gustaba o encajaba con su estilo, bajo la atenta recomendación de los profesionales y voluntarios Marina Vidal, Roberto Araguas y Celia Pidal.

De cada atención se elabora una ficha con la gafa escogida. Esa petición se envía a la central y en unas tres semanas se recibe el pedido. “Esta es la manera de proceder habitual en cualquier óptica y lo hacemos así para que los tutelados vean que las gafas y la atención recibida es la misma que si entran a cualquiera de nuestros centros”, ha resumido Suárez. De las 60 revisiones realizadas, 35 necesitaron gafas de graduado, escogiendo su montura en directo.

La actividad principal de Mensajeros de la Paz radica en atender las necesidades básicas y urgentes de personal en situación de pobreza y vulnerabilidad social, para garantizar su salud y bienestar. “En la actualidad trabajamos en distintos puntos de España, atendiendo a unas 12.000 personas al año gracias a más de 200 voluntarios y numerosas empresas e instituciones que nos respaldan”, ha aclarado el Padre Ángel.

La salud visual infantil: un problema en auge

Según la Organización Mundial de la Salud, hasta el 80% de los casos de ceguera en el mundo podrían evitarse, sobre todo aquellos que se detectan en países desarrollados. El razonamiento se basa en que existe tratamiento para el 60% de las causas de ceguera y hasta el 20% puede prevenirse.

“Aunque esté normalizado el acceso a la salud visual o el hecho de comprarse unas gafas para corregir un problema ocular, nuestra experiencia nos ha demostrado que muchas personas, sobre todo niños en situación de vulnerabilidad, no pueden tener una correcta salud visual no por desconocimiento, sino por falta de recursos y abundancia de necesidades”, ha mostrado Sánchez.

Durante los próximos meses, Fundación Multiópticas recorrerá el territorio nacional para en los distintos centros de sus aliados a los menores que lo necesiten. Este programa de ayuda, Mirada Solidaria, surgió en 2011 y desde entonces se han atendido a más de 15.000 personas, gracias a la colaboración desinteresada de los voluntarios de la Cooperativa.

Publicidad