Publicidad

El día 14 de noviembre se ha celebrado el Día mundial de la Diabetes. Hay en España más de cinco millones de personas que la padecen, de los cuales poco más de dos millones sin diagnosticar. Cerca del 50% de las personas con diabetes padecen retinopatía diabética.

El óptico optometrista como profesional de atención visual primaria muy accesible por la multitud de puntos de atención en todo el estado, es un verdadero aliado en la detección precoz de la diabetes.

Una sencilla revisión realizada por un óptico optometrista puede ser decisiva para la detección y temprano tratamiento de esta enfermedad que muchas veces no es detectada por el propio paciente. En todo caso, el paciente con diabetes deberá realizar las revisiones oftalmológicas que le sean prescritas.

Las revisiones periódicas no solamente son útiles para detectar las complicaciones oculares propias de las personas con diabetes diagnosticada sino también para detectar signos de la propia enfermedad a pacientes no diagnosticados

Enfermedad silente

La diabetes ha sido denominada la enfermedad silente por su avance silencioso, sin síntomas en la mayoría de los casos. Sin embargo, el óptico puede y debe detectar signos que alerten de la posibilidad de esta enfermedad. De hecho, muchos de los primeros signos de diabetes pueden ser descubiertos, y de hecho se detectan, en los exámenes oculares rutinarios.

Publicidad

Las revisiones periódicas no solamente son útiles para detectar las complicaciones oculares propias de las personas con diabetes diagnosticada – como la retinopatía diabética, cataratas, edema macular, glaucoma o desprendimiento de retina – sino también para detectar signos de la propia enfermedad a pacientes no diagnosticados.

Detección temprana

El óptico se convierte en un verdadero aliado en la detección temprana de la enfermedad o sus complicaciones visuales e inmediatamente le remitirá al médico de atención primaria o al oftalmólogo, competentes para el definitivo diagnóstico y tratamiento, según la naturaleza de lo detectado y en cumplimiento de la necesaria colaboración entre profesionales sanitarios.

Contamos en España con una extensa red de profesionales óptico optometristas, con las garantías, conocimientos e instrumental necesario, que vienen realizando esta función protectora y que, a buen seguro, cualquier ciudadano tiene a una distancia escasa de su domicilio.

ANEOP cuenta con una extensísima red de profesionales óptico optometristas colegiados y de profesionalidad garantizada, con establecimientos sanitarios de óptica abiertos al público en todas las Comunidades Autónomas, a disposición de las personas con diabetes -o que pudieran tenerla- . Pueden elegir el profesional más cercano consultando nuestra web (http://www.aneop.com/mapadesocios/)”, concluyen desde ANEOP.

Publicidad
Artículo anterior¿A cuántos ruidos se expone el oído durante la jornada laboral?
Artículo siguienteLa Fundación Alain Afflelou entrega 5.000 gafas graduadas a niños de entre 5 y 7 años