El futuro: ¿lo escribimos o simplemente lo esperamos?

El sector de la óptica vive hoy en día un momento de grandes transformaciones. Un punto de inflexión que nos acerca a nuestro futuro y nos permite definir cómo vamos a encarar los próximos grandes retos que tenemos ante nosotros.

Los grandes retos del futuro cercano para el mundo de la óptica

De nuestro esfuerzo conjunto dependerá que seamos capaces de convertir estos retos en oportunidades para todos los que trabajamos cuidando de la salud visual.

En primer lugar, el aumento de la edad media de la población en los países más desarrollados unido a las nuevas tendencias del “envejecimiento saludable” ponen de manifiesto la importancia no sólo de cumplir años sino de hacerlo con la máxima salud y vitalidad posible. Y es aquí donde tenemos el desafío de concienciar a la población sobre el impacto que la visión tiene en su calidad de vida.

Otro de los temas que agendaremos en los próximos años es el aumento de la miopía, lo que ya se califica de pandemia desde reconocidas voces del ámbito sanitario. Y es que no en balde hablamos de un problema que afectará en 2050 a 5.000 millones de personas alrededor del mundo, casi la mitad de la población mundial, según la Academia Americana de Oftalmología. Más allá de las investigaciones que ahondan en las causas, lo que tenemos claro es que es nuestra responsabilidad como profesionales de la visión ofrecer soluciones a los usuarios que les permitan mantener el mejor rendimiento visual y la máxima protección.

Publicidad

También los nuevos hábitos visuales están teniendo un papel transformador en nuestra industria y obligándonos a ofrecer nuestra mejor versión en innovación y desarrollo. Avances como los tratamientos que nos protegen selectivamente de la luz azul o las lentes con protección en masa son hoy herramientas fundamentales hoy para llevar nuestra labor más allá de la mera corrección visual, hacia la protección y la prevención. Este camino afortunadamente no tiene retorno.

Pedro Cascales opinion

Essilor, la responsabilidad del líder

Desde Essilor nos sentimos orgullosos y agradecidos por la confianza de los ópticos-optometristas en nuestro trabajo, que a día de hoy nos ha permitido consolidar nuestro liderazgo en el sector. Por eso, creemos que la confianza y el liderazgo deben tener una contrapartida por nuestra parte: el compromiso y el esfuerzo de ser capaces de hacer crecer el sector.

Este proyecto entronca directamente con uno de los pilares fundamentales de nuestra compañía: el trabajo conjunto con los ópticos para generar valor en el sector a través de cuatro ámbitos fundamentales.

La innovación es el primero de ellos, porque en Essilor creemos firmemente en ofrecer mejores herramientas a los ópticos para cuidar de la salud visual de todos los usuarios. Esta apuesta constante por la innovación que nos acompaña desde los inicios de nuestra historia, supone generar valor para un sector que lucha contra la comoditización y a través de productos que ofrecen calidad y refuerzan la imagen de los profesionales.

En segundo lugar, el desarrollo de nuevos servicios que permitan a los ópticos diferenciar su negocio y ser reconocidos como garantes de la salud visual a través de servicios de valor añadido para el usuario, como por ejemplo Essilor Diagnóstico que permite tratar la visión desde un punto de vista integral.

Construimos una misión corporativa en la que de verdad creemos y que compartimos con nuestros colaboradores en todas partes del mundo: mejorar vidas, mejorando la visión

Muy ligado con lo anterior, nuestro foco está puesto en ayudar a nuestros partners a generar experiencias de compra diferenciales para sus clientes. Desde Essilor ponemos al servicio de los ópticos todo nuestro trabajo en investigación, empezando por el conocimiento de los consumidores y el desarrollo de nuevos protocolos de venta que satisfagan sus demandas. Un ejemplo de esto es Vision-R, el nuevo sistema de refracción que nos ayuda a rediseñar la experiencia en el gabinete, el gran “olvidado” de la óptica cuando hablamos de la experiencia del cliente.

Por último, pero no menos importante, construimos una misión corporativa en la que de verdad creemos y que compartimos con nuestros colaboradores en todas partes del mundo: mejorar vidas, mejorando la visión. Esta bandera que levantamos con orgullo es un paraguas compartido bajo el que tanto nosotros, como los ópticos-optometristas con los que trabajamos llevamos a cabo nuestra labor. Prueba de ello es la exitosa campaña de concienciación que hemos llevado a cabo en España con la iniciativa “La Seguridad vial empieza por una buena visión”, promovida junto al Real Automóvil Club de España (RACE) y Cepsa, unido al acuerdo global de Essilor con la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Además, en el apartado de la misión corporativa es donde cobra especial relevancia el nacimiento de EssilorLuxottica. Una nueva etapa que nos permitirá, a largo plazo, generar un impacto positivo en la calidad de vida de los usuarios gracias a la combinación de conocimientos para generar productos y servicios innovadores que satisfagan sus necesidades. Con 2.500 millones de personas en el mundo que no llevan la corrección visual adecuada, el conocimiento combinado de ambas compañías va a suponer un impulso para todo nuestro sector. Esta situación ofrece nuevas oportunidades a través de las cuales podremos seguir trabajando para generar conciencia de la importancia real del cuidado de la visión, y cómo esto puede influir en la calidad de vida de los usuarios.

2019, la excelencia allana el camino hacia un futuro de éxito

A lo largo de nuestros años de historia, hemos trabajado con las ópticas en el lanzamiento de nuevos productos, hemos desarrollado junto a nuestros partners protocolos de venta específicos y de probada efectividad, hemos compartido opiniones y visiones de nuestro sector que nos han permitido aprender unos de otros.

Para 2019, además de estos compromisos, desde Essilor creemos en la importancia de trabajar en la experiencia de compra de los consumidores dentro de las ópticas de nuestro país. Hagamos, trabajando juntos como siempre lo hemos hecho, que los usuarios sepan que tanto para cuidar su salud visual como para disfrutar realmente adquiriendo sus nuevas gafas, las puertas de las ópticas están abiertas para ellos.

Publicidad