Publicidad

evil eye, la marca austríaca especializada en el diseño y producción de gafas deportivas, y el alpinista español Alex Txikon aúnan fuerzas para superar un nuevo reto deportivo: la expedición Manaslu – EKI. Txikon tiene el objetivo de ascender y coronar el Manaslu, el octavo pico más alto del mundo (8.163m. Nepal).

Autor: Phelipe Eizagirre/Alex Txikon

Una expedición con un trasfondo solidario y sostenible, en colaboración con la Fundación EKI, que tiene el objetivo de entregar bombillas solares entre las familias de la región del Makalu, recientemente afectada por un seísmo. De conseguir hacer cima en el Manaslu, sería un gran hito deportivo para Txikon y el mundo del alpinismo: nadie antes ha conseguido hacerlo en una expedición puramente invernal.

Para esta ocasión, Alex Txikon y su equipo han escogido tres modelos de gafas deportivas evil eye: zolid pro, trail eye pro y la máscara slyght. Todos ellos ofrecen las prestaciones técnicas y las opciones de personalización más avanzadas, diseñadas para ofrecer los mejores resultados en la práctica de deportes tan exigentes como el alpinismo. Unas gafas deportivas de alto rendimiento que destacan por su plena adaptación ante las condiciones climatológicas más adversas y al propio usuario, ofreciendo una protección óptima en todo momento.

Y es que todo atleta no solo se exige asimismo estar en la mejor forma física, sino que también es indispensable que disponga del mejor equipamiento para practicar deporte con seguridad, disfrutar de la experiencia y seguir superándose día a día.

Publicidad

Todos los modelos de evil eye están hechos del robusto y flexible material PPX, patentado por la marca austríaca. Esto se traduce en un modelo sumamente ligero, que asegura la mayor comodidad y se ajusta al usuario, sin resbalar, independientemente de los niveles de transpiración y temperatura.

Esta es la segunda vez que Alex Txikon y su equipo confían en evil eye para la protección de sus ojos en los retos deportivos más extremos. La primera vez fue el año pasado, en la expedición Road to Himalayas, que llevó al alpinista de la Antártida al Everest.

Publicidad
Artículo anteriorHoya digitaliza el sector de la óptica a través de su plataforma Excelentes, by Hoya
Artículo siguienteMykita sube la persiana en Nueva York