Publicidad

La vuelta al trabajo este mes de septiembre va a ser una de las más atípicas de los últimos años. La alerta sanitaria por COVID-19 generó un cambio radical en la forma de trabajar obligando a muchos españoles a quedarse en casa y convertir su hogar en una oficina. Esta situación, que presenta grandes retos para empresas y empleados, se agrava en el caso de las personas con problemas auditivos no diagnosticados, ya que puede acrecentar situaciones de baja productividad o la aparición de otras enfermedades como la depresión o el insomnio.

Según datos del primer estudio, desarrollado por la Asociación Nacional de Audioprotesistas (A.N.A) y la Asociación Europea de Fabricantes de Instrumentos Auditivos (EHIMA) con la colaboración de empresas como Oticon, especialista en la fabricación de audífonos, el 96% de los propietarios de audífonos en activo afirman que sus audífonos son útiles o muy útiles a la hora de poder desempeñar su trabajo.

La productividad laboral puede disminuir a causa de varios factores, entre los que se encuentran la imposibilidad de comunicación entre el equipo, la falta de comprensión, mala calidad del sueño o la aparición de enfermedades como la depresión

Y es que, según este mismo informe, realizado en España entre más de 15.000 hombres y mujeres de entre 14 y 74 años, estos dispositivos aumentan las posibilidades de que consigan un ascenso, el trabajo adecuado o un mayor salario. Concretamente, el 56% de los usuarios de audífonos piensa que las personas con pérdida auditiva no tratada tienen menos posibilidades de ser ascendidas en su empresa. Asimismo, los españoles consultados consideran en este mismo porcentaje que una pérdida de audición no tratada puede ser la principal causante a la hora de no conseguir el trabajo por el que se está solicitando y un 57% considera que la falta de uso de audífonos puede provocar el contar con un salario inferior.

Baja productividad laboral

La productividad laboral puede disminuir a causa de varios factores, entre los que se encuentran la imposibilidad de comunicación entre el equipo, la falta de comprensión, mala calidad del sueño, aparición de enfermedades como la depresión… Y es que, según los datos del estudio, el 32% de los usuarios de audífonos reconoce que son más productivos en el trabajo gracias a estos dispositivos. Además de mejorar la comunicación y la comprensión con las personas de su entorno, un aspecto importante para mantener una buena productividad en el trabajo es la calidad del sueño.

Publicidad

El insomnio está directamente relacionado con el desempeño profesional; y es que la falta de sueño puede suponer un escollo importante a la hora de realizar determinados trabajos, ya sean físicos o mentales, debido al cansancio y falta de atención que lleva aparejado. Según datos del informe el 58% de usuarios de audífonos reconoce que duerme bien, un 14% más que las personas que no utilizan estos dispositivos (44%); en consecuencia, se puede deducir que las personas que utilizan audífonos se sienten menos cansadas al finalizar el día (41%) y por lo tanto aumentan su productividad en el puesto de trabajo.

“Los trastornos de sueño no solo provocan cansancio y baja productividad laboral, sino que pueden ser el causante y agravante de muchos accidentes en el entorno profesional” explica Antonio Guirado, Sales & Marketing Manager de Oticon. “Para evitar situaciones adversas en el trabajo, es clave tratar la pérdida auditiva y mostrar que no es una limitación. Normalizar el uso de audífonos en el trabajo y en el día a día es uno de nuestros objetivos para que las personas con problemas auditivos puedan conectarse con el mundo e integrarse en las actividades del día a día de forma sencilla”.

La depresión es otro de los problemas de salud que puede traer consigo la pérdida auditiva sin tratamiento. Según datos del informe, el 29% de las personas con problemas auditivos piensa que la pérdida de audición podría estar relacionada con esta enfermedad. Un diagnóstico y tratamiento adecuado, así como el uso de audífonos, ayuda a combatir y prevenir esta afección. Y es que, el 64% de los españoles que utilizan audífonos creen que tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades como depresión que las personas que no utilizan estos dispositivos.

Asimismo, los usuarios con pérdida auditiva tratada afirman que la eficacia de comunicación, la capacidad de participar en actividades en grupo o la mejora de independencia son aspectos especialmente importantes en el ámbito laboral que se ven mejorados por el uso de audífonos.

Publicidad