La importancia del uso responsable de las pantallas durante el confinamiento

Recomendaciones para un uso saludable de pantallas durante el confinamiento
Recomendaciones para un uso saludable de pantallas durante el confinamiento
Publicidad

El uso de todo tipo de pantallas en la sociedad actual es muy intensivo y durante el confinamiento se ha multiplicado. La mayoría de las personas pasa muchas horas al día delante de una pantalla superando con creces el tiempo máximo recomendado de dos horas al día.

En 2014 el Col·legi Oficial d’Òptics Optometristes de Catalunya (COOOC) ya detectó que los menores de 30 años pasaban más de 10 horas diarias ante pantallas. En segundo lugar de esta clasificación se encontraban las personas de entre 31 y 45 años con 9,3 horas al día, y en tercera las personas de 46 a 60 años con 8,3 horas. En último lugar las personas mayores de 60 años con 3,8 horas delante de un monitor. En las condiciones actuales de confinamiento estas cifras se habrán visto notoriamente incrementadas.

El Síndrome Visual Informático (SVI), causado por pasar muchas horas delante de una pantalla, puede provocar muchas molestias como fatiga visual, sequedad, picor, visión borrosa, enrojecimiento, lagrimeo o visión doble. En España, el 70% de la población padece SVI.

En opinión del presidente del COOOC, Alfons Bielsa “Las pantallas obligan a los ojos a hacer un esfuerzo constante en unas condiciones extremas que muchas veces se traduce en una sobrecarga”.

En España, el 70% de la población padece Síndrome Visual Informático

Publicidad

El exceso de uso de dispositivos electrónicos puede poner de manifiesto problemas de graduación visual que habían pasado desapercibidos. Según Bielsa “podemos no notar la necesidad de llevar gafas al hacer otras actividades, pero el esfuerzo adicional que supone mirar una pantalla sin corrección óptica provocará más síntomas de fatiga ocular. Pasar muchas horas delante de una pantalla también puede causar la aparición o la progresión del problema visual a largo plazo.”

Además de incrementar o desvelar problemas visuales, el exceso de pantallas puede generar otros problemas, como el insomnio. La mayoría de pantallas LED emiten un pico de frecuencia en el espectro de la luz azul que provoca cambios en los ciclos circadianos del sueño y que podrían interferir en el descanso nocturno. Por ello es importante no utilizar pantallas antes de ir a dormir.

Uso correcto de las pantallas

Todos los dispositivos electrónicos son parecidos, ya que tienen pantallas que se retroiluminan, que miramos desde una distancia muy corta y en los que fijamos la visión mucho tiempo.

Para conseguir reducir el SVI, hay que conseguir reducir el tiempo de exposición ante las pantallas, pero también entran en juego más factores como la distancia, la luz y el parpadeo.

En los móviles y tabletas, la distancia es primordial, ya que el tamaño de pantalla y de la letra es reducida y provoca que nos acerquemos involuntariamente.

Los reflejos en la pantalla también dificultan la visualización de textos y de imágenes y pueden provocar estrés visual. Además, las pantallas con demasiado contraste o brillo también generan una mayor tensión para el sistema visual.

Cuando pasamos muchas horas delante de una pantalla el parpadeo disminuye y, en consecuencia, también la secreción lagrimal. Según Bielsa “Mirar a una pantalla causa una mirada fija que aumenta mucho la evaporación de la lágrima, causando sequedad ocular, picor y escozor”.

En estas circunstancias, el parpadeo se reduce en más de un 50%. En una situación normal las personas parpadeamos hasta 25 veces por minuto. Esta frecuencia ante una pantalla puede reducirse hasta solo 5 veces por minuto.

Cinco consejos del COOOC para el uso de las pantallas 

El uso de pantallas es ineludible hoy en día, y más en las circunstancias actuales, sin poder salir de casa y con el aumento del teletrabajo. Por estos motivos, deberíamos seguir los siguientes consejos para reducir el SVI.

Consejos uso pantallas
Consejos del COOOC ante el excesivo uso de pantallas
Regla del 20-20-20

Apartar la mirada durante 20 segundos cada 20 minutos enfocando a una distancia de 20 pies equivalente a seis metros. El Colegio Catalán creó la aplicación OKVision, disponible para ordenadores, que recuerda hacer estos descansos, da consejos de salud visual y ofrece ejercicios visuales.

Iluminación

Evitar los reflejos en la pantalla, especialmente de luces superiores o ventanas. Podemos utilizar un filtro antireflejante en la pantalla. Existen aplicaciones de filtros amarillos que minimicen los riesgos.

Postura

La ergonomía es básica para conseguir un buen rendimiento visual.

Posición de la pantalla

El monitor tiene que estar por debajo de la altura de los ojos. O la parte superior del monitor a la altura de nuestros ojos.

Parpadeo

Forzar el parpadeo voluntario o mantener cerrados los ojos 20 segundos de tanto en tanto. Evitar ambientes muy secos por calefacción o aire acondicionado.

Vuelta a los clásicos 

Para mantenernos entretenidos y alejarnos un poco de las pantallas, el COOOC ha creado su propia versión del juego de la oca, el Juego de la Ocasa (de Ocasa a Ocasa y tiro porque estoy en casa). Esta propuesta pretende amenizar estos días que estamos en casa y, al mismo tiempo, ofrecer consejos y ejercicios de salud visual. El juego puede descargarse en el siguiente enlace.

Publicidad