Publicidad

Desde el COOOC (Colegio Oficial de Ópticos y Optometristas de Catalunya) nos llegan las siguientes recomendaciones relativas al incremento del uso de pantallas en estos días de confinamiento.

Estos días la mayor parte de nosotros no podemos salir de casa, por lo que se ha incrementado el uso de pantallas tanto en intensidad como en extensión. El incremento se produce tanto en dispositivos móviles como en ordenadores, sobremesa o portátiles y tabletas.

Desde el COOOC nos proponen unas sencillas recomendaciones para que nuestra visión no sufra y se mantenga saludable.

Mirar el móvil o tableta demasiado cerca obliga a un esfuerzo excesivo de convergencia y de enfoque de los ojos provocando tensiones visuales innecesarias. Hay que alargar la distancia de observación como mínimo a 35 cm. En cuanto a las pantallas de ordenador, la distancia visual óptima estaría en torno a los 40-50 cm para los portátiles y entre 60-70 cm para los de sobremesa.

Publicidad

En condiciones habituales la frecuencia de parpadeo es de 15 veces por minuto, frente a las pantallas, el parpadeo baja a 5 veces por minuto, lo que produce sequedad ocular y por tanto pérdida de calidad visual, incomodidad e irritaciones. Parpadear más y de forma completa es fundamental para mantener la hidratación ocular.

La pantalla de ordenador debe estar ligeramente inclinada (unos 20º) y por debajo de la altura de los ojos. La pantalla debe estar baja por tres razones:

  • La primera porque la musculatura que mueve los ojos está diseñada para converger cuando bajamos la vista al mirar de cerca
  • La segunda porque al bajar la vista la parte superior de los ojos queda cubierta por los párpados con lo que la lágrima se evapora menos.
  • Finalmente, porque si somos usuarios de lentes progresivas, no tendremos que levantar tanto la cabeza para mirar la pantalla.

Hay que mantener el estímulo de la visión periférica. Debemos evitar mirar pantallas a oscuras. Siempre que miremos el móvil, la tableta, el ordenador o la televisión conviene usar luz de ambiente.

Todas las pantallas, excepto las de tinta electrónica, son retroiluminadas. Eso implica cierto esfuerzo adicional de adaptación visual, si además se producen reflejos sobre su superficie, la visión es menos cómoda y de peor calidad.

Recuerda la norma 20/20/20: cada 20 minutos de actividad visual a distancias cortas, especialmente frente a las pantallas, hemos de descansar 20 segundos mirando a 20 pies (a partir de 6 metros, si el espacio es más pequeño miraremos por la ventana).Recomendaciones para el uso de pantallas

Publicidad