Publicidad

El gobierno de coalición de Pedro Sánchez ha incluido a los establecimientos ópticos entre los autorizados a abrir sus consultas y gabinetes tras la puesta en marcha de un restrictivo plan nacional para evitar la propagación de la pandemia por coronavirus.

No obstante, todas las ópticas integradas en centros comerciales no podrán abrir sus puertas al estar dentro de recintos afectados por el cierre preventivo de quince días decretado por el gobierno. Además, una gran parte de los establecimientos no ofrecerán sus servicios por recomendación de los Colegios Oficiales o por decisión propia de los titulares.

Por ejemplo, el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Catalunya valora como más adecuada la propuesta de las autoridades sanitarias en Catalunya de un cierre preventivo que garantice la seguridad de los pacientes y de los profesionales ópticos, por lo que recomienda a sus colegiados el cierre ofreciendo alternativas para los casos urgentes, como redes sociales, teléfonos de urgencia, etc. El COOOC también ha cerrado su sede, pero continúa ofreciendo sus servicios a los colegiados catalanes gracias al teletrabajo. (Enlace al comunicado del COOOC).

Por su parte, el Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía en un comunicado publicado en su página web, deja a la elección de sus colegiados la decisión de abrir sus establecimientos, así como el horario o el personal disponible para ello. No obstante, remarca la necesidad de cuidar de la salud de sus colegiados, y les insta a seguir con rigor las máximas medidas sanitarias ya comunicadas con anterioridad.(Enlace al comunicado del COOOA).

Publicidad

Desde el COOCYL (Colegio de Castilla y León), transmiten a sus colegiados que la resolución publicada en el BOE especifica que no hay obligación de cierre, pero tampoco obligación de apertura.

Como catalanes y andaluces, priorizan “la protección del óptico frente al virus, y por extensión, de la sociedad” pero muestran su convicción de que algunos servicios por parte de los profesionales ópticos son importantes y necesarias en estos momentos, por lo que “no podemos recomendar el cierre y a la vez recomendar dar servicios de urgencia a la sociedad.”

En su interpretación del texto publicado en el BOE, el Colegio Castellano-leonés cree que los ópticos “deben dejar de lado su vertiente comercial y centrarse en la faceta de servicio sanitario.” 

El comunicado continúa, como en las webs de los colegios catalán y andaluz, con una serie de recomendaciones para aquellos profesionales que opten por continuar con el servicio a sus clientes. (Enlace al comunicado del COOCYL).

El resto de los Colegios Oficiales no mencionados, así como el CGCOO han sido preguntados por sus opiniones y recomendaciones vía correo electrónico, al no haber hecho pública ninguna información en sus webs al respecto en el momento de escribir esta noticia. Esperamos sus respuestas.

Publicidad