Publicidad

La Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (FEDAO) y la asociación de utilidad pública Visión y Vida han presentado en rueda de prensa virtual el Libro Blanco de la Visión. Edición especial COVID-19. Se trata de la obra referente para entender el desarrollo de este sector, ya que ofrece los principales factores y sus correspondientes magnitudes de la óptica en España. Esta quinta edición, por primera vez, se edita en formato digital para analizar cómo la pandemia ha afectado a este sector sanitario de atención primaria.

En el acto, en el que han participado Inés Mateu, presidenta de FEDAO, Salvador Alsina, presidente de Visión y Vida, y Elisenda Ibáñez, coordinadora, se han explicado los datos económicos de mayor interés, al tiempo que se han recordado las consecuencias que la pandemia del COVID-19 está teniendo en nuestra visión, reclamando al Gobierno poner en marcha ayudas a la compra de equipamientos ópticos, como el Bonus Vista italiano, para evitar la ya conocida como “pobreza visual”.

La realidad es que, a pesar de que la óptica esté considerado sector esencial, el hecho de haber estado cerca de cien días cerrados, sin clientela y con la obligación de atender únicamente servicios de primera necesidad y urgencias ha pasado factura al sector óptico. Por ello, “cierra el año con un decrecimiento en valor del 18,06 %, lo que supone una pérdida de 318,5 millones de euros. Es decir, cada una de las ópticas de España han perdido, en promedio, 33.600 €”, tal y como explica Elisenda Ibáñez, coordinadora.

Resultado económico por segmento de producto:

Lentes oftálmicas: analizando los principales segmentos de producto de la óptica se observa cómo el mercado se ha mantenido este año gracias a las lentes oftálmicas. De cada euro vendido en la óptica, 55 céntimos corresponden a este producto sanitario. A pesar de su resistencia, el COVID-19 le cuesta a este segmento 114 millones de euros tras su decrecimiento del -12,59 %, relativo a los 1,7 millones de lentes que no se vendieron respecto a 2019. Así, su precio medio se incrementa en un 3,3 % llegando a los 72,28 € porque el ciudadano está optando por adquirir lentes oftálmicas con tratamientos de mayor calidad, como filtros de pantalla o protección UV.

Publicidad

Monturas para graduado: las monturas para graduado tienen un peso en venta del 20,79 %. Las monturas y las lentes oftálmicas juntas facturan el 76,1 % de los ingresos totales del sector. En general, las ópticas han dejado de ingresar 60 millones de euros en gafas para graduado, representado en una caída del 16,81 % o 700.000 unidades vendidas menos. Su precio medio se reduce al 1,6% llegando a los 73,62 €.

Lentes de contacto: las lentes de contacto tienen un peso del 13,25 % respecto al total del sector, manteniéndose estable en esa cifra durante el último trienio. Así, este segmento que crece año tras año con la incorporación de nuevos usuarios a esta categoría de producto, decrece cerca del 17 %, dejando de vender más de 1.200.000 unidades. El precio medio del producto se ha incrementado ligeramente (0,6 %), rompiendo así la tendencia de caída del año 2018 y 2019. Con todo ello, llegan al valor de 34,53 €.

Productos de mantenimiento de las lentes de contacto: este pequeño segmento tiene un peso del 1,51% respecto al total del sector. Estos productos muestran un decrecimiento anual del 20,24 % -superior a la media del sector- debido a las nuevas categorías de lentes de sustitución diaria que no necesitan ningún acondicionamiento para poder reutilizarlas.

Gafas de sol: las gafas de sol representan el 8,1 % de las ventas de producto (-4,2 %) y 7,63 % respecto al total del sector en 2020. A pesar de vivir este periodo tan convulso, el precio medio ha aumentado un 3% llegando a los 62,66 €. El hecho de no ser considerado producto de primera necesidad y las restricciones a la movilidad vividas durante el año le han hecho vivir una caída en ventas del 45,67 % (cerca de 100 millones de euros). Además, hay que tener en cuenta que el sector óptico únicamente vende el 16,9 % de las gafas de sol de España y el top manta es el encargado del 30 % de las unidades.

Servicios ópticos: los servicios profesionales representan el 10,1 % del peso global del mercado. Así, han sabido extraer aprendizajes de esta crisis, instaurando el protocolo de servicio de atención de usuarios por medio de cita previa, mejorando el tiempo de atención en gabinete. Tanto es así que su caída es más reducida que la generalizada del sector (-11,44 %, alcanzando el resultado global de 9,7 millones de euros).

Las ventas del sector: comparativo mes a mes

Estudiando la tendencia de ventas por meses tiene en este año un dato claramente significativo: los ingresos sufrieron una gran caída en los meses de marzo, abril y mayo de 2020, periodo que corresponde al Estado de Alarma. Por ejemplo, el 44 % de las ventas de gafas de sol se realizaron entre junio y agosto.

Sin embargo, se puede destacar cómo los meses de febrero, junio, agosto y diciembre de 2020 muestran unas ventas superiores a los mismos periodos en 2019, a pesar del decrecimiento general de este año de 18,05%.

Los productos de mayor crecimiento del periodo:

Las lentes oftálmicas progresivas representan algo más de una tercera parte de las unidades de lentes vendidas y representa la solución ideal para solucionar la entrada en la presbicia de los baby boomers. Su precio medio se incrementa ligeramente llegado a los 169,62 €. Hay que destacar que las restricciones a la movilidad han incrementado los problemas visuales en España. Aquellos que optaron por corregirlos están eligiendo lentes con filtro UV, filtro azul y tratamientos antirreflejante para poder sobrellevar mejor su jornada ante pantallas.

En el ámbito de las monturas para graduado observamos cómo las monturas de acetato siguen representando más del 50% de las ventas del segmento, aunque se observa un leve decrecimiento en favor de las de metal. Las monturas al aire o taladradas suponen el 9,2% de las ventas.

Relación entre lentes oftálmicas y monturas para graduado: este año se ha visto cómo la reposición de lente sin necesidad de renovar la montura ha sido mucho más frecuente. Así, si desde 2018 se vendían 2,63 lentes por cada montura, ahora esta cifra aumenta hasta los 2,71. Además, el precio medio de la gafa completa (montura + lente) se mantiene (+0,08%) llegando a los 218,19 €.

En el segmento de lentes de contacto vemos cómo dos de cada tres lentes vendidas son esféricas, válidas para la corrección de miopía o hipermetropía. Las lentes tóricas o para el astigmatismo crecen ligeramente, llegando a representar el 21,5%. Las lentes multifocales o para la presbicia incrementan sus ventas en unidades, llegando a representar el 9,7%. Las lentes cosméticas decrecen en 1,3%, que se puede asociar a las restricciones de movilidad y la falta de necesidad de cuidar la estética de nuestro cuerpo.

Si analizamos el tipo de gafas de sol más vendidas en España, vemos cómo la de pasta o acetato es la preferida para dos de cada tres personas, con una ligera subida desde 2019. Así, las gafas metálicas también aumentan a costa de las gafas en las que metal y acetato se combinan.

El mercado español VS el mercado europeo:

En este Libro Blanco de la Visión se muestran las dificultades competitivas a las que se enfrentan las ópticas en España. Por ejemplo, debemos partir de la base de que el PIB per cápita en Alemania supera los 40.000 € y en España no llega a los 23.700 €. Además, el volumen de negocio del sector en cada país presenta enormes diferencias: de los 6.500 millones de euros de Alemania a los 580 millones de euros de Portugal. Así, concluimos que el mercado alemán es cuatro veces superior al español, el francés el triple y el italiano el doble.

Si estudiamos las diferencias en cuanto a cada una de las ópticas, vemos cómo los ingresos por óptica en Francia y Alemania son 3,5 veces superiores a los de una óptica española. En Portugal, estos ingresos se multiplican por 2,5 y en Italia son el doble de las ventas de una óptica en España, en promedio.

Además, podemos saber que, mientras un alemán gasta 78,3 € / año en la óptica, igual que el francés; el portugués gasta 56,4 € y el español solo 32,5 €. Esto se debe al hecho de que, en el resto de países, cada óptica atiende a un promedio de 50% más de personas.

El sector profesional óptico en España:

España (47 millones de ciudadanos) es uno de los países de Europa con una mayor representatividad de establecimientos sanitarios de óptica por número de habitantes. Tenemos más ópticas que en Italia (60 millones-9.310 ópticas) y se aproxima mucho al número de ópticas alemanas (83 millones – 12.000 ópticas), que casi nos duplica en población. Así, cerramos 2020 con 10.039 ópticas en el país, un 0,24 % menos que en año previo en el que se habían creado 386 nuevos establecimientos.

Del mismo modo, contamos con una red de profesionales ópticos-optometristas de primer nivel al servicio de los ciudadanos. El número de colegiados no hace más que aumentar y llegamos a un 2020 con 18.495 profesionales en España, un 2,54 % más que en el año previo, lo que se traduce en 459 nuevos ópticos-optometristas.

Respecto a la distribución de los establecimientos sanitarios de óptica por el territorio de España, vemos cómo Andalucía es líder con el 18,68 % de las ópticas, seguida por Madrid (14,47 %), Cataluña (13,87 %) y Comunidad Valenciana (13,16 %). Las comunidades autónomas con menos ópticas son Melilla (0,08%), Ceuta (0,15 %), La Rioja (0,60 %) y Navarra (0,89 %).

Cualquier núcleo de población de más de 15.000 personas tiene un establecimiento sanitario de óptica. Así, cada óptico-optometrista de España atiende, de media, a 2.607 personas y cada óptica a 4.684 personas. Murcia tiene una representatividad mayor de ópticas y de profesionales optometristas, siendo la que menor número de personas atiende por unidad: 1.901 personas por óptico y 3.698 personas por óptica. Por su parte, Melilla es la región en la que el número de profesionales y establecimientos sanitarios de óptica es menor que el promedio, atendiendo cada establecimiento a 10.811 personas y cada profesional a 5.087 personas.

Atendiendo a su estructura organizativa y de compras, vemos cómo los grupos son los que mayor representatividad tienen, siendo el 54,5 % del total y gestionando el 47,6 %. Le siguen las cadenas y franquicias, que representan el 32,5 % del total y un 41,2 % de las ventas. Finalmente encontramos a las ópticas independientes, que representan el 13 % del total y suministran el 11,2 % de las ventas. Destacamos el hecho de que es el segmento de independientes el que menos ha perdido con la crisis, siendo su decrecimiento del 9,08 % en lugar del 22,17 % de cadenas (situadas muchas veces en centros comerciales) o 16,61 % de grupos.

LINK AL ESTUDIO

Publicidad
Artículo anteriorLa nueva campaña de Varilux, Ver Sin Límites llega a la TV
Artículo siguienteKarl Lagerfeld introduce Ikonik Metallic