Publicidad

El primer fabricante de gafas mundial indaga sobre la gestión del grupo de distribución durante el coronavirus. La compañía galoitaliana dice que GrandVision no ha brindado información voluntariamente.

Según informa la web de noticias económicas Bloomberg, El gigante del eyewear, producto de la fusión de la francesa Essilor y la italiana Luxottica, ha iniciado procedimientos legales en los Países Bajos para obtener información sobre como han sido gestionados los negocios de una de sus recientes adquisiciones durante el coronavirus, el grupo holandés GrandVision.

Según un comunicado de la compañía galoitaliana de este pasado sábado, GrandVision «incumplió sus obligaciones» en virtud de un acuerdo que las dos empresas firmaron. A pesar de las «solicitudes repetidas«, Grandvision no ha proporcionado información de forma voluntaria, lo que ha provocado el inicio de los procedimientos legales.

GrandVision, cuya dirección respaldó la venta, firmó un acuerdo en virtud del cual ambas compañías se comprometieron a trabajar juntas para conseguir la aprobación de la adquisición

GrandVision por su parte, dice no estar de acuerdo con la demanda y tiene plena confianza en que las reclamaciones serán rechazadas en los tribunales, “continuamos trabajando parala aprobación regulatoria y el cierre del acuerdo”, comunicaron.

Publicidad

La oferta de adquisición de EssilorLuxottica por 7.300 millones de euros por el grupo de distribución de gafas holandés, se enfrenta a una revisión antimonopolio europea que puede dar lugar a un periodo de concesiones para ambas compañías.

GrandVision considera que es poco probable que alcance los objetivos previstos de crecimiento a medio plazo y dio una perspectiva negativa sobre la reapertura de las tiendas en medio de la pandemia de por la Covid-19, alimentando la especulación de que EssilorLuxottica podría tratar de renegociar el precio de compra.

La Unión Europea ha dado a las compañías hasta el 27 de agosto para decidir sobre el acuerdo después de extender un plazo anterior. La UE exige que EssilorLuxottica venda tiendas en Italia, Francia o los Países Bajos para asegurar la adquisición.

A causa de la pandemia, el grupo franco-italiano no se ha comprometido a vender establecimientos, y parece que el acuerdo propuesto aún podría bloquearse.

Publicidad