L

a pandemia ha comportado un aluvión de cancelaciones y aplazamientos de las ferias en todos los sectores, incluido el nuestro. En este inicio de temporada, destacadas voces de eventos feriales de todo el mundo exponen en nuestra publicación su valiosa opinión sobre si los salones tienen futuro, y, de ser así, ¿qué fondo y qué forma deberían adoptar en esta nueva era para seguir siendo atractivos?

1Dieter Dohr – presidente de opti

Dieter Dohr, presidente de la junta de organización de ferias para oficios artesanales y medianas empresas (opti)
Dieter Dohr
Presidente de la junta de organización de ferias para oficios artesanales y medianas empresas (opti)
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

Los últimos meses han significado un estado de emergencia para todo el mundo, tanto a nivel profesional como personal. Nuestra industria, el negocio de las ferias comerciales, fue uno de los primeros sectores de la economía en verse enormemente afectado por los recortes.

Las ferias comerciales son plataformas para negocios y redes: expositores y visitantes intercambian cara a cara, tocan y sienten los productos. La implementación de esta idea básica tuvo que abandonarse de un día para otro. Es por eso que el mundo de las ferias comerciales no solo tomó nota de los cambios causados ​​por la pandemia de manera muy rápida y muy dolorosa, sino que se vio obligado a actuar en consecuencia.

Mientras tanto, la economía ha despertado de su estado de shock y gradualmente se están permitiendo nuevamente las ferias comerciales y, ahora que nos enfrentamos a una recesión, se necesitan nuevamente con urgencia. Los organizadores de ferias están adaptando sus conceptos para unir a las personas en un escenario seguro bajo un espíritu de confianza.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

Las ferias comerciales se están revitalizando con conceptos nuevos e híbridos. Y es así por las necesidades de nuestra economía, ya que sirven como motor para reiniciarla. Incluso lo hemos visto en las fases más dramáticas del confinamiento: interacción directa con productos, posibilidades que sirven de base a la creatividad espontánea, así como la comunicación entre personas a todos los niveles, es decir a nivel emocional y personal.

Pero las reuniones virtuales no pueden reemplazar a las presenciales, por lo que a corto/medio plazo no creo que vaya a suceder. Lo hemos visto de primera mano durante las numerosas reuniones virtuales que han tenido lugar en las últimas semanas y meses.

Opti fue en 2020 la última feria de la industria óptica celebrada hasta la fecha*. La feria fue un gran éxito tanto para los expositores como para los visitantes y ayudó a la industria a acelerar aún más los negocios. opti también será la primera feria comercial de 2021 donde el mercado se reúna personalmente. Ahí es donde la gente expande su red y experimenta nuevas tendencias. Es la primera feria comercial del año que proporciona a la industria un impulso muy necesario.

El equipo del proyecto sabe, gracias a numerosos debates con la industria que, entre otras cosas, existe una enorme acumulación de innovación. Las innovaciones y los desarrollos de productos esperan ser sacados de sus cajones y presentados al mercado y al mundo.

*(Todavia no se habia celebrado Date cuando fue contestado este cuestionario)

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

El daño económico causado por la cancelación de muchos eventos es inmenso. El concepto de “nueva realidad” en las ferias comerciales, tanto en términos de normas de higiene como del formato de la feria comercial en sí, requiere inversiones adicionales. Ambas necesidades hacen de 2020 un tour de force financiero. Sin embargo, estas son inversiones de futuro, y no hay forma de evitarlas si se pretende seguir adelante.

En los últimos años, como GHM y opti ya habíamos ampliado nuestra feria a través de formatos innovadores como Blogger Spectacle, nuestro opti marketplace o el opti showcase.

Ofrecer una estimación de las inversiones adicionales necesarias no sería nada serio en este momento. Pero siempre hemos trabajado duro en el futuro de nuestras ferias y seguiremos haciéndolo.

Entre nuestras ferias comerciales B2B, opti será el primer evento de nuestra cartera que se llevará a cabo y estamos ansiosos porque así sea.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

En interacción con los medios de comunicación y con nosotros, los expositores son comunicadores y portavoces muy importantes de la feria y contribuyen significativamente a la reputación del evento, incluso antes de que tenga lugar.

Debido a la situación actual, el estado de ánimo es diferente al de todos los años anteriores, por lo que estamos observando una actitud más moderada por parte de los expositores hacia opti.

Aunque también tenemos muchos expositores que apoyan activamente una feria en estos tiempos, porque saben que opti, especialmente después de la cancelación de Silmo, es la primera oportunidad para que el negocio vuelva a funcionar.

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

Seguirán existiendo las que tengan un buen concepto, pero también -y es un hecho- las que pueden afrontar económicamente las pérdidas de los últimos meses y las inversiones en formatos híbridos.

No obstante, las señales positivas de que las ferias continuarán siendo una parte importante de los mercados en el futuro ya provienen del mundo empresarial, incluido el ámbito de los visitantes. Varios estudios realizados en las últimas semanas han confirmado la gran importancia de la industria de ferias y eventos en el contexto económico general.

El intercambio entre los organizadores de ferias y expositores, la industria y las asociaciones comerciales con respecto a una “nueva normalidad” es elevado.

Según una encuesta realizada por Gelszus Messe-Marktforschung, el 70% de los visitantes encuestados en toda Europa cree que la relevancia de las ferias comerciales volverá al menos al nivel anterior a la pandemia.

Incluso una cuarta parte espera que su importancia aumente. Alrededor del 70% de los encuestados desearía ver un nuevo comienzo en las ferias comerciales este año, y más del 50% incluso quisiera verlas comenzar a más tardar el 1 de septiembre.

Por tanto, la demanda de ferias es elevada. Para nosotros, esto es una confirmación de que las ferias, tal como las conocemos o de forma adaptada, son un formato elemental para el éxito empresarial.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

En mi opinión, las ferias tendrán la misma importancia en el futuro que en el pasado. No existe otro instrumento tan concentrado, tan informativo y tan efectivo para una industria como lo es una feria.

Aunque las ofertas digitales y las ferias comerciales se complementarán aún más en el futuro, las ferias comerciales y los eventos comerciales seguirán siendo un elemento importante en el marketing mix de casi todas las empresas con orientación B2B. Por tanto, la importancia de las ferias seguirá existiendo incluso con conceptos híbridos adaptados. También hay voces de expositores de la industria que confirman que las ferias comerciales serán más importantes que nunca después de este período.

Nikolaj Schnoor, CCO de Lindberg, uno de nuestros expositores más antiguos, ha afirmado recientemente que Alemania en particular es uno de los mercados más grandes y el más importante de Europa para la empresa y que van a volver a participar en la próxima edición de opti.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afecta a los eventos feriales?

Como acabo de mencionar, los eventos híbridos son una de las palabras de moda en estos días. Especialmente para las ferias comerciales, este es un tema importante en el que trabajar. Charlas especializadas o grupos de discusión, es decir, los temas de transferencia de conocimiento se pueden ofrecer muy bien de forma digital.

Para las presentaciones de productos, como las conocemos por una feria de pedidos como opti, se requiere mucho más que el sentido de la vista. Los minoristas quieren probar y tocar los productos antes de venderlos en sus tiendas.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

En mi opinión, un evento exclusivamente virtual rara vez servirá como una solución a largo plazo.

Por otro lado, es muy probable que los formatos híbridos sigan siendo la gran novedad en la creación de ferias comerciales modernas, por lo que aquí se deben tener en cuenta varios parámetros, como la orientación del evento, es decir, feria comercial o de consumo, así como los productos en oferta.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que supervivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

Primero: no vemos que las ferias mueran estos días por su falta de importancia o actualidad. Lo que vemos es que la Covid-19 está afectando a la industria MICE en su conjunto: conciertos, exposiciones, reuniones, todo ha tenido que ser cancelado o pospuesto. Por tanto, es muy difícil dar una respuesta general a esta pregunta.

Hay que tener en cuenta muchos factores que van más allá del tamaño y alcance de una feria. Las ferias comerciales pequeñas y locales tienen la ventaja de que los expositores y visitantes a menudo no tienen el obstáculo de viajar desde el otro extremo del mundo y, por lo tanto, son más flexibles. Por lo tanto, su reinicio será antes y se espera que se recuperen más rápido al nivel anterior a la crisis.

Las grandes ferias internacionales, por otro lado, se encuentran en una posición diferente, también en términos de recursos financieros o mano de obra. Con opti tenemos la gran ventaja de que hemos consolidado el evento en los últimos años como una feria con relevancia internacional y alcance correspondiente, pero también con un mercado central estable de donde proviene el 80% de nuestros visitantes.

Con opti ofrecemos la feria líder de la industria óptica en el mercado más importante de Europa: el mercado DACH formado por Alemania, Austria y Suiza. Las ventajas de este mercado central, es decir, el potencial monetario y la estructura de visitantes, crean confianza y brindan estabilidad en el incierto entorno global de 2020/2021.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?

Para algunos, el enfoque en las ofertas virtuales es adecuado, para otros es fundamental que el intercambio personal esté en el centro de atención. Creo que es importante que las empresas feriales tengan los ojos y los oídos cerca del sector para el que organizan la feria.

En mi opinión, la confianza también es un tema central en la relación entre todos los involucrados en la feria. Esta confianza, sobre la que se basa todo el negocio, se crea mejor a través de encuentros personales. Este ha sido el caso hasta ahora y será aún más importante en el futuro. Pero sobre todo deben generar un aspecto: confianza.

Logo opti 2021
La próxima edición tendrá lugar en Stuttgart del 8 al 10 de enero

2Morten Gammelmark – CEO de Copenhagen Specs

Morten Gammelmark, fundador y CEO de Copenhagen Specs & Barcelona Specs
Morten Gammelmark
Fundador y CEO de Copenhagen Specs & Barcelona Specs
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

Por supuesto que hemos tomado nota de ello. Hemos tenido que posponer/cancelar todas nuestras ferias internacionales a causa de la Covid-19.

La seguridad de nuestros expositores, visitantes, personal, proveedores, etc constituye nuestra máxima prioridad por lo que, por supuesto, hemos seguido todas las instrucciones de las autoridades sanitarias nacionales y locales.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

No, las ferias no están muertas en absoluto. Pero nos enfrentamos a una época difícil e insegura como muchas otras empresas en todo el mundo. Como nadie puede predecir cómo se desarrollará la pandemia en el futuro, es muy difícil adaptarse a esto, ya que nadie lo sabe. Pero estamos trabajando intensamente en diferentes soluciones para adaptarnos al “nuevo mundo”, por ejemplo Silmo Out of the Walls.

Y estamos trabajando también con fuerza en la primera edición de la feria independiente de gafas, Barcelona Specs, que acontecerá del 10 al 11 de abril de 2021. Creemos firmemente que la feria de Barcelona tiene potencial para convertirse en la nueva gran feria internacional esta próxima primavera. Nos hemos trasladado a un lugar más grande en Fira Barcelona, ​​por lo que dispondremos de más espacio para los expositores y podremos seguir todas las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

No, en absoluto. Solo podemos esperar que pronto regresemos a un mundo/vida más “normal”, para que podamos retomar lo que amamos: promover marcas independientes de gafas y llevarlas a las ópticas.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

¡Sí!

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

No, en realidad lo veo bajo un enfoque diferente. Considero que veremos más ferias locales, ya que la gente dudará ante la idea de hacer largos viajes. Y ahí es donde el concepto de feria Copenhagen Specs, que he desarrollado, es perfecto.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

Sí, en el negocio óptico se hará.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afecta a los eventos feriales?

Por supuesto, estamos al tanto de las nuevas tecnologías como es el caso de las ferias virtuales, etc., pero estamos en un negocio donde es muy importante sentir y ver de cerca los productos antes de efectuar un pedido.

Y también necesitas inspirarte para poder llevar a cabo la combinación de marcas que vas a tener en tu establecimiento. Por tanto, somos conscientes de todo lo mencionado anteriormente, pero es difícil hacer pedidos en una feria virtual, ya que no puedes tener los productos en tus propias manos.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

Espero que volvamos a como eran las cosas antes de la Covid-19. Creo que el modelo de feria en el negocio óptico anterior a la Covid-19 era muy bueno pero, por supuesto, hay que combinarlo con las tecnologías ya existentes.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que sobrevivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

Considero que todos sufriremos exactamente lo mismo. Todos tenemos diferentes puntos fuertes y mucho que ofrecer tanto a los expositores como a los visitantes. Pero, en este caso, estoy muy feliz de formar parte de la familia Silmo, así que haré Barcelona Specs junto con Silmo Paris.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?

Tenemos que vender muchos stands a los expositores y atraer muchos visitantes… jaja. No, en serio, la tarea principal en esta situación/crisis actual es asegurarnos de proporcionar el marco adecuado para que podamos cumplir con todas las medidas de salud, como la distancia social, etc., para asegurarnos de que nadie se infecte de la Covid-19.

Copenhagen Specs
Copenhagen Specs está convocada el 6 y 7 de marzo de 2021 y la edición de Barcelona para el 10 y 11 de abril.

3Eric Lenoir – director de Silmo París

Eric Lenoir director de Silmo Paris
Eric Lenoir
director de Silmo Paris
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

Obviamente, nos enfrentamos a los mismos problemas y las mismas consecuencias que los demás sectores económicos.

En cuanto a los cambios, creo que debemos recapacitar; en este momento, es más acertado hablar de una evolución que de una revolución durante los próximos meses.

Por supuesto, llevaremos a cabo una reflexión profunda sobre el futuro frente a tal evento planetario.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

No creo que se pueda hablar de un retroceso con respecto a los salones; siguen siendo una herramienta esencial para los encuentros y los intercambios y un espacio indispensable para los descubrimientos y los negocios. Esto no significa que no debamos cuestionarnos, pero todavía es demasiado pronto para sacar conclusiones.

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

Las consecuencias financieras son innegables, pero todavía no estamos en condiciones de evaluarlas. Nuestra actividad es próspera, así que no tenemos riesgos financieros de los que preocuparnos a corto plazo.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

Un gran salón es como un organismo vivo que evoluciona en función de su historia y su presente, teniendo en cuenta las expectativas y las necesidades de los expositores y de los visitantes.

La compleja gestión de varios miles de metros cuadrados de espacio de exposición y la llegada de varios miles de profesionales de todo el mundo siempre constituyen un desafío. Cada uno debe poner de su parte para que todo salga bien.

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

¿Drástica? No, para nada. Los salones de nuestro sector son sumamente provechosos y han demostrado su relevancia a lo largo del tiempo. No son lugares de paso banales, son muy útiles.

Probablemente haya que hacer cambios y ajustes. Todas las crisis son beneficiosas en este aspecto, ya que obligan a plantearse las preguntas adecuadas y a tratar de aportar las mejores respuestas.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

En realidad, no existe otro medio para entrar en contacto con un mercado, con los actores de un mercado. Los eventos presenciales, llámense showrooms, salones, ferias o congresos, son referentes esenciales para construir relaciones a largo plazo.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afectan a los eventos feriales?

Se trata de herramientas y medios complementarios que deben desarrollarse y utilizarse, sin dejar de lado los eventos presenciales. Son dos pilares de una misma estructura.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

¡No hay que ser rígido y encerrarse en verdades absolutas! Nadie es dueño de la verdad. Las instancias presenciales y a distancia probablemente coexistan y permitan crear soluciones híbridas interesantes. Evidentemente, el confinamiento permitió confirmar algo: las herramientas digitales son formidables aliados, siempre que se dominen.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que sobrevivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

Por el momento, no hay ganadores ni perdedores. Se han aplazado muchos eventos. Es demasiado pronto y, sobre todo, arriesgado, tratar de definir el rumbo para el futuro frente a una crisis mundial cuyo desenlace aún no se conoce.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?

Ser coherentes con sus valores, estar al servicio de su sector, prever las expectativas y necesidades lo antes posible, aportar respuestas adecuadas… Esto es válido tanto para antes como para después de la Covid-19. Esta realidad no ha cambiado.

Silmo París ha convocado diversas micro ferias por la geografía francesa en 2020.

4Bosse Magnusson – gerente de Optikmässan

Bosse Magnusson, gerente de BraMässor
Bosse Magnusson
Gerente de Optikmässan
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

La industria ferial es uno de los negocios que ha pasado de cien a cero; en nuestro caso, BraMässor ha pospuesto 7 exposiciones hasta finales de 2020 o hasta 2021.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

Si le hace esta pregunta a un expositor, seguramente obtendrá una respuesta positiva. En los países nórdicos nunca se han organizado más ferias comerciales que ahora, más pequeñas y segmentadas. En general, vemos que las empresas disminuyen su fuerza de ventas y utilizan la exposición para encontrar nuevos clientes.

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

Depende de lo lejos que se quiera llegar o de lo lejos que se sienta que se debe ir. Se puede hacer mucho simplemente siendo inteligente e informativo. Hasta ahora no hemos efectuado cálculos.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

No, lamentablemente no. Tendremos que motivarlos aún más de lo que lo hacemos hoy y hacer el trabajo por ellos. Es difícil de entender por qué es así, ya que los expositores han hecho un gran esfuerzo y una gran inversión en la exposición.

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

No estoy en condiciones de ver lo que sucederá en otras partes del mundo. Sin embargo, creo que la industria óptica querrá y necesitará lugares de encuentro físicos también en el futuro.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

Satisfarán una necesidad.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afecta a los eventos feriales?

No hay una sola respuesta a esta pregunta. Será diferente en diferentes mercados y sectores. Pero ya afecta a las exposiciones y seguirá haciéndolo.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

Es una pregunta complicada de responder porque nadie conoce todas las respuestas. Mi experiencia es que si quieres crear una exposición digital donde las personas se reúnan y vean diferentes productos y poder mantener una conversación de negocios, el organizador debe hacer un gran esfuerzo.

Esto también se aplica al expositor que deberá dedicar al menos tanto tiempo de preparación como antes para una exposición física. Si bien todos dan por sentado que lo digital es rápido y fácil, será una sorpresa para todos los que se adentren en el mundo de las exposiciones digitales.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que supervivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

El número uno sobrevivirá conjuntamente con los eventos locales que generan negocios para sus expositores y visitantes.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?

Actualiza tu programa y sé proactivo. Se necesita conocer mejor al visitante, ya que los organizadores tienden a centrarse demasiado en los expositores.

5Ambra Nobre Sinkoc – Directora ejecutiva de Abióptica 

Ambra Nobre Sinkoc, directora ejecutiva de Abióptica – Asociación brasileña de Industrias Ópticas
Ambra Nobre Sinkoc
Directora ejecutiva de Abióptica – Asociación brasileña de Industrias Ópticas
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

En este sentido, aquí en Brasil tenemos todas las actividades suspendidas. Había una fecha indicativa de regreso para finales de julio, pero aún no ha sido confirmada por funcionarios gubernamentales.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

Las ferias no están muertas. Como modelo de negocio, una feria se justifica en que es el gran entorno el que promueve el contacto entre las personas y la exposición de productos y tecnologías.

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

Es demasiado pronto para saberlo. Pero creo que el evento suele ser un espacio con más oportunidades para que las marcas ofrezcan experiencias de vida a sus clientes. La información pura y simple se puede obtener a través de Internet, por lo que para atraer la atención del público es importante innovar.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

En nuestro caso, siempre ha habido un trabajo muy eficaz a la hora de atraer visitantes. Como nuestro evento tiene un perfil profesional, el público objetivo es más específico.

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

No creo que vaya a pasar, pero en cualquier caso es demasiado pronto para predecir.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

Es muy pronto para especular qué modelo debería adoptarse.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afecta a los eventos feriales?

Aún no sabemos qué se puede adoptar ni a qué coste porque todo el desarrollo empresarial natural está interrumpido.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

Creo que son temporales, pero los eventos pospandémicos deberían incorporar más integración y conectividad.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que supervivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

Entiendo que este puede ser el camino, pero es muy pronto para imaginar algún formato.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?

Creo que los eventos más orientados al público profesional tendrán más posibilidades de seguir realizándose. Es muy pronto para conocer las ferias que seguirán existiendo.

6Fran Pennella – vicepresidente de eventos Vision Expo

Fran Pennella, vicepresidente de eventos de Vision Expo para Reed Exhibitions
Fran Pennella
Vicepresidente de eventos de Vision Expo para Reed Exhibitions
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

Absolutamente. El mundo entero ha cambiado para afrontar los desafíos de la Covid-19, y la comunidad óptica no es una excepción.

Durante los últimos meses, el equipo de Vision Expo de Reed Exhibitions y The Vision Council trabajaron juntos para preparar y planificar Vision Expo West mientras seguían de cerca la pandemia de la covid-19 y su impacto en los miembros de la comunidad óptica.

Con la salud y el bienestar de todos los asistentes al evento como principal preocupación de los organizadores del evento, Vision Expo, junto con el Venetian Resort, desarrolló un plan detallado para garantizar la seguridad de todos los que planeaban asistir.

A pesar de estos esfuerzos y un gran interés de la industria por participar, finalmente se tomó la decisión de cancelar Vision Expo West 2020 como resultado del anuncio del gobernador de Nevada, Steve Sisolak, a finales de junio de que Nevada “permanecerá en la Fase 2 de los planes de reapertura hasta el final de julio debido a las tendencias actuales de la infección por coronavirus”.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

La importancia de permanecer conectados como una comunidad de la visión se ha reforzado durante la crisis de la covid-19. Si bien estamos decepcionados por no poder organizar un programa presencial, seguimos comprometidos con servir a la industria.

En este momento, comprendemos la necesidad y el deseo de la comunidad de volver al negocio. Para satisfacer esta necesidad urgente, hemos implementado una serie integral de ofertas virtuales para unir a la comunidad óptica entre nuestros eventos físicos bajo el paraguas de Vision Connects. 

Algunas de estas ofertas incluyen nuestro programa Virtual Connections, que vincula a nuestros expositores con los asistentes; la serie Virtual EYE2EYE, una serie de paneles virtuales y conversaciones interactivas inspiradas en la serie educativa EYE2EYE de Vision Expo; y la serie Virtual Vision que se lanzará próximamente.

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

Para ofrecer un valor aún mayor a la industria y desarrollar aún más ofertas virtuales innovadoras, Vision Expo está lanzando una sólida plataforma digital dedicada a unir a la comunidad óptica y permitir que los negocios continúen y prosperen. La plataforma incluirá educación de CE, permitirá el establecimiento de citas directas, exhibiciones virtuales de productos, abastecimiento de productos y servicios, y mucho más. El anuncio sobre la nueva plataforma virtual de Vision Expo, sus ofertas específicas y socios se compartirá en los próximos meses.

Si bien la programación virtual ha permitido que la comunidad permanezca unida, esta programación no pretende reemplazar los eventos en persona. Más bien, está diseñada para ofrecer soluciones y fomentar nuevos negocios para la comunidad de la visión entre el desarrollo de nuestros eventos físicos.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

Sin duda, habrá un aumento de los gastos para los organizadores del evento; hasta qué punto, todavía lo estamos determinando.

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

En este 2020 sí que está habiendo una drástica reducción de ferias. Sin embargo, las ferias se recuperarán en el futuro, ya que son fundamentales para que innumerables industrias lancen, desarrollen y hagan crecer su negocio.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

La tecnología ha permitido que la comunidad de la visión se mantenga conectada y continúe haciendo negocios durante la pandemia.

Las reuniones virtuales complementan las reuniones en persona, pero no son un reemplazo completo de las reuniones en persona, y esperamos reunirnos nuevamente una vez sea seguro hacerlo.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afecta a los eventos feriales?

Si bien esperamos reunirnos en persona una vez que sea seguro hacerlo y las pautas de salud pública nos permitan realizar eventos de manera segura, en última instancia, brindar oportunidades para que la comunidad de la visión se una, se conecte y realice negocios de forma segura es nuestra máxima prioridad.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

Es por ello que hemos ofrecido programación virtual de forma continuada durante la crisis y también estamos planeando el lanzamiento de una sólida plataforma digital dedicada a unir a la comunidad óptica y permitir que los negocios continúen y prosperen durante todo el año. Estamos siendo ágiles y flexibles para afrontar los desafíos de la pandemia.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que supervivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

Si bien la pandemia sigue siendo un problema mundial, los eventos están a merced de las pautas y regulaciones de salud pública específicas de la ubicación del evento.

En última instancia, los eventos que pueden proporcionar valor a los asistentes en un entorno seguro seguirán teniendo éxito.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?

Los eventos que ofrecen un valor significativo a los asistentes, independientemente de si son virtuales o presenciales, seguirán teniendo éxito.

Vision expo East 2021
Vision Expo está convocada del

7Ana RodríguezDirectora de Expoóptica

Ana Rodríguez, directora de Expoóptica
Ana Rodríguez
Directora de Expoóptica
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

Es indiscutible que a todos, tanto a nivel personal como en el ámbito profesional, de cualquier sector, la pandemia ha afectado de algún modo. Las ferias se han visto afectadas, lógicamente, y desde luego ahora es el momento de plantearse una evolución del modelo, pero por supuesto siempre defendiendo la parte presencial que, sin duda, es irremplazable. No cabe duda de que siempre tenemos que estar abiertos a iniciativas que complementen esta parte física, tal y como estamos ya haciendo en IFEMA con formatos híbridos.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

En absoluto. Ahora más que nunca las ferias son un gran instrumento al servicio de los sectores; son grandes plataformas de promoción nacional e internacional para las empresas.

Juntos tenemos la responsabilidad de celebrar las ferias, porque este año es fundamental mostrar a las comunidades profesionales internacionales nuestra fortaleza como país proveedor irremplazable, defender y fortalecer las bondades de nuestros productos y servicios.

Además, los eventos presenciales son insustituibles. Desde la parte emocional, de contacto y humana, hasta el sentimiento de orgullo y pertenencia a una comunidad.

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

IFEMA tiene activados todos sus protocolos para su reapertura a los profesionales cumpliendo con la normativa oficial y con los requisitos necesarios para garantizar la seguridad y ganar la confianza del mercado. Todo ello orientado a configurar un espacio seguro y  perfectamente adaptado a la situación actual.

Incorporando las directrices generales, que permiten un aumento del aforo de hasta el 75%, IFEMA tiene previsto un protocolo de medidas dirigidas a mantener la distancia de seguridad interpersonal que establece la norma, durante todo el recorrido que realiza un asistente a una feria, desde su llegada, registro y acceso hasta su marcha. En este sentido, se establecerán itinerarios para dirigir la circulación de los asistentes y evitar aglomeraciones en determinadas zonas, tanto en el interior como en el exterior, y prevenir de este modo el contacto entre ellos.

Para reforzar estas medidas, establecerá el uso diferenciado para la entrada y la salida, con objeto de reducir el riesgo de formación de aglomeraciones. Además, será obligado para todos los asistentes y participantes el uso de mascarilla durante toda la estancia en nuestras instalaciones. Del mismo modo, se mantendrán otras actuaciones, como desinfección periódica, uso de gel hidroalcóholico, y eliminación de todo tipo de material y procesos que faciliten cualquier riesgo de contaminación. Como medidas adicionales, IFEMA está trabajando en la implantación de tecnología punta para la detección de temperatura, el control de accesos y aforos, y el prerregistro, arcos de desinfección,  así como mapas de calor para evitar aglomeraciones, entre otras medidas de información y asistencia.

Precisamente, todos estos protocolos en los que IFEMA viene trabajando y destinando un presupuesto de inversiones han sido recientemente reconocidas por la Comunidad de Madrid y el World Travel & Tourism Council (WTTC), organismos que avalan las medidas extraordinarias implementadas por IFEMA para garantizar la seguridad, la salud y la  movilidad de los participantes a sus ferias, congresos y eventos, así como la difusión de esta información entre toda la comunidad del sector, mediante los certificados Garantía Madrid y sello Safe Travels.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

Así debería ser. Las ferias ponemos todos nuestros esfuerzos por atraer visitantes, destinamos fuertes inversiones en los programas de invitados nacionales e internacionales, publicidad, comunicación. Pero es fundamental la tarea de los expositores para atraer a sus clientes y contactos.

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

Somos conscientes de que con la incertidumbre actual todos los escenarios son posibles; en cualquier caso, desde IFEMA estamos trabajando en el convencimiento de la óptima celebración de las ferias a partir del último trimestre del año. Y además, estoy convencida de que los participantes se sentirán satisfechos, optimistas, positivos, activos, dinámicos, y expectantes por el número de nuevas oportunidades comerciales que se habrán generado, pero sobre todo orgullosos de haber contribuido a ser parte de la reconstrucción de las relaciones comerciales. La realidad es que no hemos de comparar estas ediciones con las anteriores por su carácter extraordinario y único. Lo que queremos es acompañar a las empresas en su proceso de decisión, que minimicen los riesgos de inversión, adecuando los plazos de confirmación, fomentando stands modulares o libres gestionados directamente con IFEMA, la devolución 100% en caso de cancelación del evento…..

Con la situación actual, nadie tiene ninguna certeza del futuro. Pero está claro que tenemos que ser lo suficientemente ágiles y flexibles para gestionar con habilidad cualquiera. Desde mi punto de vista lo importante no son las cifras ni la cantidad, sino la calidad y la eficacia comercial del formato.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

Desde luego. Participar en una feria es una de las herramientas de marketing más completas y rentables al alcance de las empresas. Multiplica las oportunidades de conseguir grandes objetivos en poco tiempo, tanto comerciales, de comunicación, impactos, tiempo y agenda, ya que suponen una convocatoria masiva de un sector.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afecta a los eventos feriales?

Es enriquecedor para nuestro negocio. Nos permite ser más ágiles, más flexibles, ofrecer mejores servicios.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

Seguramente haya acciones que han venido para quedarse y otras dejen de tener sentido. Muchas iniciativas digitales, por ejemplo, pueden convivir perfectamente con la parte presencial y servir de complemento.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que supervivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

Las ferias son un reflejo de los sectores, y por lo tanto, veremos diferentes evoluciones y recuperaciones en función del comportamiento de cada uno.

En cualquier caso, permíteme referirme de un modo más positivo por lo mucho que pueden contribuir los salones no solo en la generación de negocio para las empresas, sino también en el importante impacto que generan en las ciudades.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?

Responder a las necesidades de los sectores, estar a su lado, pero además, en nuestro caso, ponemos a su disposición una experiencia y “know how” de 40 años en la organización de ferias, además de contar con un eficiente y cualificado equipo humano, y ofrecer uno de los mejores recintos de Europa.

Como comentaba antes, las ferias son ahora mismo más necesarias que nunca. Forman parte de los sectores y tienen un compromiso y una responsabilidad sectorial y social.

Expoóptica está convocada en Madrid del 16 al 18 de abril

8Giovanni Vitaloni – Presidente de Mido y Anfao

Giovanni Vitaloni, presidente de Mido y Anfao
Giovanni Vitaloni
Presidente de Mido y Anfao
Estas últimas semanas han significado una aceleración y cambios en muchos aspectos de nuestro mundo. ¿Los Salones y Ferias han tomado nota?

Las ferias han tomado nota claramente de estos cambios y aceleraciones y muchas de hecho se han vuelto virtuales en 2020, para al menos intentar mantener vivo su sector de referencia y trasladar su proximidad a los expositores y visitantes habituales.

Lo virtual, en muchos sectores como el de las gafas no puede sustituir al 100% a la feria física. Las ferias representan un momento importante para mostrar el trabajo de todo un año, para que los operadores del sector puedan tocar y apreciar el producto. El momento de las ferias también representa un importante oportunidad de encuentro y networking que tanto estimula el virtuoso mecanismo del desarrollo.

Las ferias ya arrastraban un cierto declive antes de la pandemia. ¿Qué va a suceder a partir de ahora? ¿las ferias han muerto?  ¡Vivan las ferias!

En lo que a nosotros respecta, nuestro evento en los últimos 5 años solo ha experimentado crecimientos, nunca un descenso. La última Mido celebrada en febrero de 2019 fue un gran éxito, con un crecimiento que supuso la asistencia de casi 60.000 operadores profesionales de 159 países. Antes del estallido de la crisis en febrero de este año, las adhesiones habían alcanzado los altos niveles esperados también en previsión de las celebraciones del 50 aniversario.

Sin embargo, es posible que algunos sectores sufran en el futuro, pero no creo que el nuestro sea uno de ellos. Las realidades más débiles que no pueden ser digitales pueden no sobrevivir, las que pueden convertirse en digitales sí, las grandes unirán lo físico y lo digital. Otros, estoy pensando en el sector agroalimentario, siempre necesitarán de lo presencial.

El sistema de exhibición, en realidad, representa la oportunidad real y concreta para el sistema productivo y para las exportaciones. Es por ello que en Italia se han puesto en marcha una serie de iniciativas encaminadas a facilitar la financiación de las empresas que invierten en la participación en ferias, implicando también al sector bancario en el reinicio de las pequeñas y medianas empresas que representan la columna vertebral del sistema industrial nacional.

Adaptar las ferias a una época post Covid va a tener un coste económico innegable. ¿Tienen alguna estimación ya al respecto?

La pandemia nos está enseñando cuales son los mejores procedimientos a adoptar para garantizar la máxima seguridad a todos los operadores y participantes en los eventos. Adoptar estas medidas, recorridos funcionales con entradas y salidas bien separadas, higienización continua de espacios, geles y mascarillas disponibles, termocanner para controlar la temperatura corporal, no solo supondrá mayores costes sino también menos expositores, para poder mantener la distancia sugerida por institutos de investigación.

Por el momento no tenemos una estimación del impacto económico pero para Mido en febrero de 2021, cuando se definan y apliquen las regulaciones, se podrán concretar con mayor precisión.

Incluso estas condiciones, sin embargo, llevan a pensar en una creciente atención más a la calidad que a la cantidad.

Independientemente de estos efectos directos, no podemos pasar por alto los mayores costes asociados a la gestión de las secuelas de la pandemia: la incapacidad de los agentes para contactar con los clientes, la adaptación al trabajo remoto para el personal de oficina, la implementación de procedimientos de seguridad y medidas de protección para los empleados, la adaptación del lugar de trabajo, así como la implementación de nuevas formas de presentación de productos, que van desde vitrinas digitales hasta producción de nuevas muestras a enviar con mayores costos logísticos. Todo esto representa un coste que aún no hemos cuantificado pero que tendremos que tener en cuenta.

De la labor pre-feria de los expositores para atraer a visitantes siempre se ha hablado, pero no siempre se ha llevado a cabo. ¿Creen que a partir de ahora van a poner un mayor énfasis?

Como toda crisis global, la provocada por la Covid-19 es un incentivo para que nos reinventemos y encontremos nuevas fórmulas y propuestas para hacer de Mido una feria aún más contemporánea y acorde con los tiempos, interceptando las nuevas necesidades de compradores y expositores de el futuro.

En cuanto a los visitantes, Mido siempre ha sido muy atractivo con sus siete áreas expositivas que incluyen todo lo relacionado con el sector de las gafas: Fashion District, Lenses, Design Lab, More !, Lab Academy, FAiR East y Tech, además de los numerosos momentos de estudio dedicados al sector en el espacio Otticlub.

A diferencia de otras ferias, hemos invertido mucho en comunicación: no solo en medios clásicos sino también en digital con presencia constante en perfiles sociales, desarrollando y renovando la app, diseñada para asegurar una experiencia ferial completa.

En este difícil momento, habernos centrado mucho en las herramientas digitales es fundamental. También tendremos que trabajar en la posibilidad de organizar reuniones específicas.

¿Prevé que se reduzca drásticamente el número de ferias de nuestro sector a escala mundial tras esta crisis?

No prevemos una reducción de las ferias del sector para 2021. Confirmar el papel de estos eventos como escaparate imprescindible y oportunidad de intercambio es fundamental para seguir ofreciendo a las empresas una ventana de encuentro y una gran oportunidad de internacionalización.

En este contexto, el estrecho diálogo entre los organizadores de los eventos, MAECI e ICE, puntos de referencia para la identificación y perfilado de compradores internacionales, se vuelve fundamental.

¿Seguirán siendo Ferias y Salones, las fórmulas magistrales de promocionar e informar a los mercados?

Por supuesto, la feria sigue siendo un momento único para conocer a todos los operadores de la cadena de suministro. Desde el productor de materias primas hasta el del producto terminado, desde el diseñador hasta el creativo, desde los representantes del mundo de la moda hasta los proveedores de maquinaria. Todos juntos bajo un mismo techo. Por supuesto, este formato, insustituible en mi opinión, tendrá que ser reforzado y apoyado por otras iniciativas digitales y online.

Las nuevas tecnologías, las nuevas formas de relacionarnos, de comerciar, ¿cómo afecta a los eventos feriales?

Creo que los sistemas expositivos insertarán tecnología digital en el componente físico de las exposiciones, permitiendo así una continuidad durante todo el año y una posibilidad, para quienes no puedan estar presentes. Innovación, digitalización y sostenibilidad son los aspectos clave para las empresas. En febrero ya habíamos activado la plataforma Mido4U para expositores asiáticos que no pudieron llegar a nuestro país, que luego ampliamos a todos los expositores de Mido 2020.

Aquí los compradores encontrarán una selección previa de los mejores productos de gafas, en un espacio de encuentro entre oferta y demanda, en el que potenciar las colecciones de diferentes productores del mundo.

Una vez la pandemia haya pasado a la historia, ¿qué modelo se mantendrá o incluso se impondrá respecto al modelo presencial convencional. ¿Las ferias virtuales han venido para quedarse o son una solución pasajera? ¿La solución pasa por un modelo híbrido entre presencial y virtual, como algunas ferias ya están proponiendo?

Creo que algunos serán temporales. Sin duda, sin embargo, no se puede ignorar el llamado “phygital”. El futuro verá ferias comerciales de forma híbrida, virtual y física.

¿Serán los eventos súper especializados, los dedicados a bienes de equipo o los que se abran también al público usuario final, los que supervivirán? ¿Quién cree que van a sufrir más tras esta crisis, las ferias más pequeñas, locales, o las grandes ferias internacionales?

Creo que tanto la feria hiperespecializada como la dirigida al consumidor final podrán sobrevivir, por distintas razones obviamente pero que les permitirán mantenerse a flote. En mi opinión, las principales ferias internacionales serán las que más sufrirán, que verán limitaciones de espacio, altos costes de ajuste de salud, menor número de visitantes debido a admisiones limitadas, dificultades en los viajes internacionales.

¿Qué tienen que hacer, vender, ofrecer, los eventos feriales para no morir en el intento?
Mido 2021
La próxima edición de Mido del 6 al 8 de febrero

Creo que nunca deben perder de vista el objetivo primordial, que es acercar oferta y demanda, siguiendo las necesidades del momento. Por tanto, debemos adaptarnos a lo que sucede a nuestro alrededor, adoptar las herramientas adecuadas para que esto suceda. Pero lo principal es no perder nunca de vista el objetivo, de lo contrario la misión se pierde.