Publicidad

Los días 19, 20 y 21 de mayo de 2022 el Hospital Gregorio Marañón de Madrid acogió el XXIX Congreso de la Sociedad Española de Estrabología y Oftalmología Pediátrica, en su Pabellón Docente. Hoya Lens Iberia estuvo presente en el encuentro con un stand de MiYOSMART, su lente oftálmica contra la miopía infantil. Centenares de profesionales de múltiples países pudieron acercarse al stand de Hoya para testar la lente y recoger información de su eficacia en la población pediátrica y del aval científico que la sustenta.

Los oftalmólogos pediátricos son actores determinantes en el diagnóstico de este problema refractivo, pues una detección precoz podría ayudar en su gestión y evitar, así, enfermedades visuales derivadas más graves. La lente de desenfoque periférico MiYOSMART fue diseñada para actuar a través de la tecnología DIMS, segura y no invasiva. La lente corrige el defecto visual en toda su superficie e integra un área circular de tratamiento que reduce la progresión de la miopía en un 60% de promedio.

En palabras de Carolina Rodríguez, Eye Care Business Manager de Hoya Lens Iberia“Los médicos oftalmólogos deben ser conocedores de los últimos avances en soluciones ópticas, y en este caso en particular, es muy importante que los oftalmólogos pediátricos puedan contar con lentes oftálmicas con eficacia científicamente probadas para gestionar la miopía de los más pequeños”.

Semana de la Concienciación de la miopía

El congreso se celebraba unos días antes de dar comienzo a la Semana de la Concienciación de la Miopía en todo el mundo. “Desde Hoya Vision Care, y en línea con la campaña promovida por Brien Holden Vision Institute, nos hacemos eco de este movimiento en nuestras redes sociales y alzamos la voz, como profesionales de la visión, con el objetivo de llegar al máximo de población posible y recomendarles pautas a seguir para evitar la aparición de la miopía o, en otros casos, para ralentizar su progresión”, subrayan.

Publicidad

La campaña #MAW2022 del BHVI propone el movimiento frecuente de ojos como principal actividad para evitar que 5.000 millones de personas sean miopes en los próximos 30 años, según las estimaciones de los expertos. El instituto también recomienda disminuir el uso de pantallas digitales, pasar más tiempo al aire libre y una revisión periódica de la visión.

La Organización australiana declaraba en su web que “el cambio comienza con una voz colectiva de los profesionales de la salud visual y de los socios de la industria, para concienciar y conseguir que los padres y los niños acudan a las consultas para informarse correctamente sobre la miopía y realizar sus revisiones oportunas”.

Publicidad