Publicidad

Coincidiendo con el Día Mundial del Reciclaje, que se celebra el próximo domingo 17 de mayo, Alain Afflelou ha renovado su compromiso con el programa de lucha contra la ceguera que mantiene con LIONS Clubs Internacional a través del reciclaje de gafas desde ya hace más de cinco años.

Según datos de la OMS, aproximadamente el 90% de las discapacidades visuales se concentran en países con ingresos bajos, patologías que, de tomarse las medidas necesarias, podrían corregirse o evitarse. Desde la Fundación Alain Afflelou la compañía apuesta por el reciclaje para impulsar una iniciativa con la que ya ha conseguido dar una segunda vida a más de 16.000 pares de gafas y proveer de este producto sanitario esencial a personas sin recursos.

Alain Afflelou recoge en sus más de 325 establecimientos las gafas que sus clientes ya no utilizan

Cuando unas gafas entran en desuso, por un cambio de graduación por ejemplo, no se consideran un residuo. Si están en buen estado, pueden cambiar la vida de otras personas con problemas de visión que, por su situación económica o social, no pueden acceder a un tratamiento óptico adecuado.

“Pequeños gestos pueden suponer un gran cambio. Al reciclar un par de gafas, además de proteger el medioambiente al evitar la generación de residuos, podemos mejorar la calidad de vida de una persona y hacer posible su derecho a ver bien”, indica Eva Ivars, vicepresidenta de la Fundación Alain Afflelou y directora general de Afflelou España.

Publicidad

¿Cómo se recicla un par de gafas?

Alain Afflelou recoge en sus más de 325 establecimientos las gafas que sus clientes ya no utilizan. Estas donaciones se envían al Centro de Reciclaje Melvin Jones en San Vicente del Raspeig (Alicante), uno de los tres puntos de recogida que Lions Clubs International -organización que opera a nivel mundial en diferentes causas solidarias- tiene en Europa.

Allí, las gafas se limpian y se clasifican según sus características y graduaciones y, una vez procesadas, se ponen a disposición de equipos locales. Estos se encargan de distribuirlas para diferentes causas humanitarias, principalmente en países de África y América del Sur.

Publicidad