Publicidad

El Día internacional de concienciación sobre el ruido es una campaña que tiene lugar cada año el último miércoles de abril desde 1996. “La Federación AICE, así como todas sus asociaciones autonómicas, nos unimos a este cometido, pues la audición es una parte muy importante de la salud pública”, subrayan.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) facilita datos muy alarmantes al respecto de la salud auditiva, como que para 2050 una de cada 4 personas tendrá problemas de audición, mientras que actualmente los datos son una de cada 5.

Las cifras son preocupantes: ocho millones de europeos sufren de insomnio por culpa del ruido ambiental. Los impactos en la salud se notan en los 43.000 ingresos hospitalarios asociados a la contaminación acústica. Esta puede provocar hipertensión y problemas cardiovasculares que arrojarían 10.000 muertes prematuras por efectos de la acústica urbana que en muchas ocasiones desconocemos.

El ruido es un gran factor de riesgo respecto a la pérdida auditiva. Por ejemplo, los niveles medios de presión acústica (NPA) en clubes nocturnos, discotecas, bares, gimnasios y locales deportivos en vivo pueden oscilar entre 100 y 112 decibelios (dB) NPA; los niveles en los conciertos de música pueden ser aún más altos.

Publicidad

Para proteger nuestra audición, nunca deberíamos escuchar diariamente más de 15 minutos a 100 dB. Además, la OMS recomienda un máximo de 1 hora de música al día en nuestros reproductores individuales y según estudios entre los jóvenes, estos triplican (hasta 3 horas diarias asiduamente).

“Es necesaria la conciencia social e individual sobre prácticas saludables. No solo debemos comer sano sino también cuidar nuestra audición, como por ejemplo usar cascos en lugar de auriculares y no estar expuestos durante largos periodos de tiempo a cantidades elevadas de decibelios”, destacan desde la Federación AICE.

Los implantados cocleares hacen un llamamiento a la sociedad y al gobierno con leyes más restrictivas en relación a la contaminación acústica de las ciudades, tanto en términos laborales, tráfico, recintos de ocio cerrados, terrazas, apelando además al respeto por el descanso nocturno.

Publicidad
Artículo anteriorGrupo Prats elige Costa Rica para instalar su primera planta de producción de lentes oftálmicas en Latinoamérica
Artículo siguienteLa Orto-k sigue creciendo con el apoyo de la topografía Oculus y las lentes de contacto Seefree y Seefree Lite