Publicidad

Ver con claridad, percibir cada detalle, concentrarse evitando la fatiga ocular: la mejor visión posible es un requisito fundamental en el deporte para obtener el máximo rendimiento, pero también para la seguridad y la diversión.

Para asegurarse de que cada uno de estos aspectos se cumpla correctamente, las gafas deportivas evil eye ofrecen lentes graduadas para todos sus modelos, ya sea con graduación directa en la montura, adaptador o clip-in interior.

Gracias a su apuesta por la innovación, ofrece lentes perfectamente optimizadas e individualizadas para la montura desde un único proveedor. Incluso con curvaturas en base 6, 8 y 10 y valores de corrección altos. Disponibles con lentes progresivas y monofocales: Panorama Sport.

Publicidad

Además, es posible graduar las lentes con la tecnología vario y LST propia de la marca, que intensifica los contrastes, armoniza las fluctuaciones de luz extrema asegurando una visión cómoda en todo momento e incrementando el poder de concentración.

El especial desarrollo de la lente se ha tenido en cuenta para cada modelo evil eye.

Producidas en el Silhouette International Lens Lab de la sede central de la empresa en Linz, evil eye es capaz de garantizar unos estándares máximos y un control de calidad constante. Siempre ofreciendo un amplio abanico de posibilidades en soluciones especiales

Y como es lógico, la filosofía evil eye también se extiende a un excelente servicio postventa.

Publicidad
Artículo anteriorEl diseñador Pierre Cardin fallece a los 98 años
Artículo siguienteEl sector óptico cierra 2020 muy preocupado por el deterioro de la salud visual de la sociedad