Publicidad

Desde el comienzo del brote global de pandemia de COVID-19, Swiss Eyewear Group (SEG) se ha centrado en ayudar fabricando y entregando gafas protectoras de alta calidad a organizaciones que necesitan protección ocular adicional. SEG ha entregado cientos de miles de gafas a hospitales, socorristas, organizaciones gubernamentales, empresas de transporte público y organizaciones benéficas.

De cara a las próximas semanas se prevé que las tiendas minoristas puedan abrir de nuevo de forma progresiva, y la necesidad de protección pasará de los trabajadores de primera línea a todas las personas que volverán a ingresar lentamente a la fuerza laboral y tratarán de regresar a una rutina normal.

Muchos países recomendarán que los consumidores tomen precauciones adicionales para protegerse en los próximos meses. Ahí es donde los ópticos, que han establecido relaciones a largo plazo basadas en la confianza con sus clientes, pueden ofrecerles un excelente servicio al proporcionarles gafas protectoras.

Publicidad

“Durante estos tiempos difíciles, como SEG queremos apoyar a los ópticos y al público ofreciendo gafas protectoras de alta calidad -que cumplan con los estándares europeos y cuya calidad sea controlada a diario de forma rápida- para ofrecerlas a un precio muy atractivo y garantizar que esas gafas protectoras estén disponibles y sean asequibles para el público en general cuando se necesiten”, afirma Jerry Dreifuss, CEO de Swiss Eyewear Group.

Publicidad