El pasado 2018 vio la luz una nueva edición del Libro Blanco de La Visión. Una ocasión perfecta para que destacados profesionales del sector nos ofrezcan su visión sobre esta herramienta.

Mesa redonda publicada en la revista Optimoda edición 206 correspondiente al segundo trimestre 2019

1Agustín Ibáñez Montoya

Agustín Ibáñez Montoya
Key Account & Product Manager Healthcare Correos Express
Key Account & Product Manager Healthcare Correos Express
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

Desde mi trabajo en la División de Healthcare de Correos Express valoro altamente la funcionalidad del Libro Blanco de la Visión como compendio no sólo de datos estadísticos más o menos “fríos” sino como aglutinante de todo lo relativo al Sector Optico tanto en España como en el ámbito europeo pues cuenta con una visión amplísima y pormenorizada de las diversas campañas de Salud Visual llevadas a cabo en sectores de máximo interés como el Infantil, Laboral; asimismo están presentes las Asociaciones, Fundaciones, Organizaciones Colegiales y Empresariales que nos representan, la Docencia específica de nuestro sector y las Instituciones que las imparten, y, como no, alguna nueva incorporación de actualidad como es el caso del capítulo sobre la “Transformación Digital de las Empresas” escrito por mi compañero Carlos Rodríguez y por mí.

Sin ánimo de extenderme más de lo debido y a modo de anécdota comentar que en una visita a una óptica de Santander de reciente creación me comentaba el titular que precisamente estaba muy interesado en cómo afectaba el entorno digital a su día a día y mantuvimos una conversación muy interesante además de facilitarle algunas ideas y datos para su enfoque.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Tengo que ser muy sincero cuando le digo que el rigor que nos han exigido a todos los participantes hace bastante impensable que los datos y temas tratados sean o puedan ser considerados como “paja”. No obstante, y al tratarse de un resumen de la práctica totalidad de lo que acontece en nuestro sector no puede tratarse solamente como un estudio científico y debe llevar aparejado una redacción un poco más “novelada”.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? ¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Sí que es verdad que en esta edición ha habido un desfase de 5 años desde la anterior lo cual no es muy conveniente para la actualidad de los datos. Pienso que sería interesante volver a un esquema bianual para no producir un efecto de cierto exceso de datos y evitar, asimismo, la obsolescencia de los mismos.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Siendo uno de los autores presentes en el Libro, conjuntamente con mi compañero Carlos Rodriguez, que con tanto valor como yo hubiera podido contestar a este cuestionario, entenderá Ud. que soy un convencido y un usuario activo de los datos e informaciones presentes en el mismo.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Estoy absolutamente convencido de que acciones como la edición del Libro Blanco de la Visión dan visibilidad a nuestro sector y no podemos cejar en estos intentos lícitos y debidos. Su elaboración nos sitúa sin duda alguna, en el mapa de la Salud en España.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

Mi impresión es muy positiva pues son perfectamente complementarios. Mi opinión está en sintonía con la de mi compañero Carlos: todas las acciones en este sentido dan visibilidad a nuestro sector.

Sugiero estudiar la posibilidad de aglutinar los dos en uno en el ánimo de dar un mensaje más firme y unido sectorialmente.

2Rafael Ros

Rafael Ros
Director General Tecnologia Pro Informatica
Director General Tecnologia Pro Informática 
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

El Libro Blanco de la Visión nos sirve para tener una buena visión de las principales cifras y magnitudes que afectan a nuestro sector óptico.

Consideramos que es una herramienta de consulta muy válida que aglutina en una única publicación una gran cantidad de datos últiles sobre el sector óptico español.
De hecho, gran parte de los resúmenes se los trasladamos a nuestro personal en la Convención Anual porque los consideramos adecuados.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Considero que todas sus secciones pueden ser útiles en función de la información que se desea obtener y del perfil del lector de las mismas.

En nuestro caso, la parte de negocio es la más interesante, si bien entendemos que la parte técnico-profesional también puede ser muy útil para ópticos, universitarios o incluso para investigadores que deseen profundizar en las últimas tendencias y estudios.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? 

Sí que lo vemos últil. Es cierto que la recolección de los datos y el análisis de los mismos requiere un tiempo, lo cual implica que las cifras y sus conclusiones lleguen con algo de retraso, pero es comprensible. Aún así, los datos son útiles.

Cuando se habla de tendencias y evoluciones no es necesario tener los datos actualizados a última hora.

La perspectiva que el tiempo otorga sobre las magnitudes publicadas aporta reflexiones y conclusiones sosegadas, cosa que se agradece mucho en estos tiempos.

¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

El contenido es últil tal como viene y, como comentaba anteriormente, nosotros lo utilizamos en nuestros análisis.

Sería intersante que dicho contenido se trasladara a un formato electrónico, dado que sería más ágil e interactivo para trabajarlo.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Sin duda son datos que han confirmado nuestra visión del sector, en unos casos, y, en otros, nos han abierto nuevas formas de ver o entender a los ópticos y al propio sector.
Por ello, nos ha servido para tener una mayor comprensión de lo que pasa y nos ayuda a ser más certeros en nuestras decisiones.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Aunque el peso de nuestro sector no es muy importante a nivel nacional, no cabe duda que nos da mayor visibilidad.

Nos consta que desde Visión y Vida se hace un gran esfuerzo de divulgación y concienciación en temas de interés para nuestro sector y para la salud visual general, aunque a veces no tenga la repercusión que se desea.

Vivimos en un mundo complejo con exceso de información y donde las noticias que prosperan, en ocasiones, no son las más interesantes, sino las divulgadas por ciertos medios y/o las más polémicas. De hecho, la opinión pública y la publicada, no siempre son coincidentes.

Sería intersante buscar más visibilidad para los ópticos, si bien es complicado. Quizá se podrían enfocar las nuevas noticias desde el punto de vista del beneficio que supone para el ciudadano, en vez de la defensa de los intereses de nuestro sector.

Solemos ver noticias basadas en estudios que sí consiguen llegar al público. Así pues, como asociados de Visión y Vida, sugerimos una mejora para futuras ediciones. Se trata de, además de publicar el libro, incorporar los datos a una web para los socios. De este modo, se podría consultar y se le daría más visibilidad y continuidad al gran esfuerzo que supone este estudio.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

En nuestro caso tenemos un óptico en plantilla, que habla de tú a tú con nuestros clientes ópticos, y que es nuestro Director de Atención al Cliente. Él es un usuario directo de este Libro Blanco de la Salud Visual, el cual le resulta interesante porque le ayuda en su trabajo.
Además, como es una publicación complementaria con datos de valor, es útil para todo el personal de Temática.

Los datos y conslusiones que surgen del mismo ayudan a la comprensión general de lo que pasa en nuestra sociedad, que cada vez va teniendo más necesidad de correción visual por los entornos en los que nos movemos y las tecnologías que utilizamos.

3Pedro Rubio Hidalgo

Pedro Rubio Hidalgo
Managing Director Iberia&Greece Safilo. Presidente AEO
Managing director Iberia&Greece Safilo. Presidente AEO  
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

El Libro Blanco de la Visión es una obra ambiciosa y muy útil a nivel empresarial, ya que permite estudiar la evolución y proyección del sector de forma completa. Para poder tomar decisiones es necesario conocer el contexto y, por supuesto, las tendencias del mercado. La información que aporta el Libro permite conocer los segmentos en los que se observa mayor crecimiento, por ejemplo.

Además, es una herramienta que recoge los actores en la organización del sector, como la educación, asociaciones, agrupaciones empresariales, por lo que es un referente a la hora de ser consultado con fines informativos. Y, lo que no es menos importante, pone de manifiesto que somos un sector con intereses comunes para alcanzar una buena visión en la sociedad, lo que nos une y pone en valor como profesionales.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Como nuevo presidente de AEO, la obra es un punto de referencia para mí, ya que se ve el gran trabajo e investigación que hay detrás: con muchísima documentación, páneles, estadísticas y estudios de las empresas, que pueden acceder fácilmente a los datos presentados. Al recoger tal cantidad de información, la obra es fundamental para poder tomar decisiones fundamentales de negocio.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? 

Para poder recoger, analizar y explicar tal cantidad de datos es necesario que el período tenga una cierta amplitud, ya que las decisiones estratégicas a medio y largo plazo empresariales no se pueden tomar sobre lapsos de tiempo cortos, ya que serían estadísticamente irrelevantes.

Por supuesto que es fundamental tener información actualizada para ser eficientes operativamente, pero en las reuniones trimestrales de AEO se comparten y analizan todas las sectoriales para que nuestros socios tengan todos los datos con la mayor inmediatez. De esta forma, comprobamos el pulso del mercado y podemos tomar y modificar decisiones.

¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Como ya he comentado, las empresas socias de FEDAO reciben información actualizada frecuentemente.

Actualmente, estamos estudiando la posibilidad de editar el Libro cada tres años, pero no menos, ya que tal magnitud de cifras y estudios necesitan analizarse conjuntamente en períodos de tiempo que permitan medir la evolución del sector para ser pertinentes.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Muchas decisiones estratégicas en Safilo se fundamentan en los datos recogidos en el Libro, sobre todo a medio y largo plazo, ya que aportan un buen marco del entorno y contexto del sector.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

El Libro Blanco de la Visión nos permite interactuar con las instituciones públicas y los diferentes Ministerios. Además, en la obra se analiza y compara el sector con otros países europeos, lo que es una referencia fundamental de cómo influyen las decisiones políticas en el sector en nuestro país y en nuestro entorno.

Además, su vocación internacional nos permite intercambiar datos con otros países e interactuar con ellos en beneficio de la sociedad.

Hay que tener en cuenta que es una obra única, ya que no se realizan otras en el sector y, que además, tengan la misma envergardura y utilidad.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

Como sector, es fundamental establecer estrategias comunes que reviertan en la salud visual del conjunto de los españoles. Por ello, la colaboración a la hora de publicar conjuntamente obras o realizar acciones en común que sean útiles para este fin me parece un acierto. El Libro Blanco de la salud visual es imprescindible también para el sector y complementa perfectamente al Libro Blanco de la Visión.

4Elisenda Ibáñez

Elisenda Ibáñez
Óptico-Optometrista MBA. Postgrado en marketing digital
Óptico-Optometrista MBA. Postgrado en marketing digital  
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

Obviamente el Libro Blanco de la Visión en España sirve, a muchas personas y por descontado a mí, como empresaria y como óptico-optometrista, para conocer el pulso del mercado de la óptica en nuestro país.

Además, es una herramienta muy útil para todo el sector, fuente de referencia informativa para los medios de comunicación desde hace muchos años.

Es necesario destacar que en él se resume todo el esfuerzo de investigación en el ámbito de la visión, promovido por FEDAO y realizado por Visión y Vida junto a sus socios que participan realizando pruebas visuales a distintos colectivos. También aúna en una sola obra tanto la organización del sector, el ámbito de la educación profesional y universitaria y las asociaciones y agrupaciones profesionales y empresariales que lo componen.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Como autora del Libro, creo que hay información de valor para todas las personas que necesiten datos económicos, de salud o de prevención en referencia al sector de la óptica en España; y su situación comparativa con otros países, fruto de un análisis profundo y preciso de los estudios y paneles de los que disponemos en FEDAO. Por descontado, la recopilación de datos, análisis de los mismos, síntesis y publicación nos desgranan una información muy valiosa para las empresas, tanto fabricantes como del retail, para la administración, para las instituciones, para nuestros patrocinadores, y, por supuesto, nos abre muchas de las puertas a las que necesitamos acudir para encontrar respuestas que favorezcan la salud visual de los españoles.

Mi respuesta es clara: hay mucho grano, poca paja y muchas ganas de ser un referente útil para quien precise información.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? 

Evidentemente, hoy en día, la información debe fluir más rápidamente para que sea útil y eficiente. Esta fluidez necesaria la reciben nuestros asociados a través de comunicaciones internas, puesto que es relevante en su día a día.

El Libro Blanco de la Visión en España pretende recopilar esta información y ponerla en manos de la sociedad cada cierto tiempo e incluyendo mucha más información que los meros resultados económicos de cada sector en cada periodo. Además, para que esta información pueda explicar las tendencias, necesita de cierto recorrido de tiempo que permita darnos esta orientación.

¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Las empresas asociadas a FEDAO reciben información con mayor frecuencia, como comentaba.

A nivel general, creemos que hay que editar esta obra en periodos más cortos, y así lo acordaron las empresas asociadas en la última asamblea general de 2018, para poner esta información que manejamos en manos de muchas más personas. No contemplamos una frecuencia anual porque es inviable y no tiene lógica, pero sí realizarla en un periodo de 3 años, por ejemplo.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Cada vez que inicio el trabajo de redacción y edición del Libro Blanco de la Visión en España, me reafirmo en la importancia de medir todos los parámetros que atañen a la evolución de una empresa, de analizarlos, de cuestionarlos. Además, es muy importante marcarse los objetivos de gestión necesarios en cada periodo, para contrastar si los estamos alcanzando y para analizar que disponemos de los recursos necesarios para el éxito de nuestra empresa, en este caso Com2be, Comunicación y Public Affairs y de aplicarlos del mismo modo a todas las empresas que nos confían parte de su gestión. Esta metodología aplicada en la propia gestión comercial me demuestra la utilidad de esta obra.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Que el mercado de la salud visual no sea nadie, afirmación con la que no estoy nada de acuerdo, es responsabilidad de cada uno de los actores que intervenimos en él. De eso se trata, de hacernos visibles, sumando juntos, y entre todos. Sea desde las ópticas, desde las empresas, desde las asociaciones, desde los colegios profesionales, cada uno de forma individual y de forma conjunta, tenemos la responsabilidad de que la sociedad otorgue a la visión y a su cuidado la importancia que tiene. Tenemos el deber de ser altavoz, de explicar, de formar, de esforzarnos para que se escuche nuestra voz. Esta es la misión que tiene Visión y Vida, con su lema “Tu visión es tu vida, y la de los tuyos”. Informar, animar a realizarse revisiones visuales frecuentes, a adelantarse al deterioro de la salud visual por desconocimiento, que es el principal objetivo de la asociación.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

Evidentemente, cuantas más publicaciones acerca del sector de la óptica y de la salud visual estén a disposición de la sociedad en general, y muy especialmente como referente para los medios de comunicación, las instituciones, etc., más sencillo será que todos entendamos el trabajo del óptico-optometrista en asegurar la calidad de la visión de las personas.

5Jordi Fontcuberta

Jordi Fontcuberta
Consejero Delegado General Óptica
Consejero Delegado General Óptica  
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

El Libro Blanco de la Visión es una buena radiografia del sector óptico en España, considerado en su conjunto, tal como también existe en otros sectores. Es, por tanto, una excelente carta de presentación de nuestra industria ante todos las instituciones, estamentos, empresas, medios de comunicación…que estén interesados en nuestro sector o a los que nos queramos aproximar para obtener su colaboración/apoyo a nuestro fines.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

En mi opinión, en el Libro Blanco de la Visión hay una amplia información que cubre los principales aspectos del sector. A traves de su índice, cada lector puede acercarse directamente a aquella información que sea más de su interés.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? ¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Lo ideal sería que el Libro Blanco de la Visión pudiera editarse con mayor frecuencia. Mientras esto no sea posible, sería interesante que se publicaran períodicamente actualizaciones numéricas relativas a las principales cifras del sector.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

En nuestra empresa utilizamos el Libro Blanco de la Visión como una fuente adicional de información para el mejor conocimiento del sector y, por tanto, de utilidad en la toma de decisiones.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

En mi opinión, creo que con acciones como la publicación del Libro Blanco de la Visión somos cada vez más visibles ante los medios, las instituciones y la opinión pública.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

Los dos Libros Blancos se complementan muy bien y amplian en su conjunto la visión del sector. El Libro Blanco de la Salud Visual, como su nombre indica, profundiza más en todos los aspectos de la Salud Visual en España.

6Alfons Bielsa

Alfons Bielsa
Óptico-optometrista colegiado
Óptico-optometrista colegiado  
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

Muy útil como radiografía del sector. Reúne una valiosa información que nos interesa tanto comercial como profesionalmente.

Me facilita entender mejor el escenario del crimen (pese a la relativa frescura de los datos) respecto a cómo se mueve la óptica en España y hacia dónde vamos.

Me ayuda a tomar consciencia, si cabe, del entorno en que te mueves, para adaptarme lo mejor posible a los nuevos tiempos sin perder la esencia ni el alma.

La información referente a los datos estadísticos del sector, tanto para España como para Europa en su conjunto es muy interesante y te permite ser consciente, por ejemplo, de la burbuja que estamos viviendo, con cada vez más ópticas y menos clientes para cada una de éstas.

Los estudios centrados en la visión infantil y el fracaso escolar, la pandemia de la miopia, y la visión de los conductores relacionada con la accidentalidad son muy interesantes no sólo para refrescar conocimientos, sino para generar curiosidad profesional al respecto y darnos a conocer de puertas hacia fuera como profesionales de la visión, sin nigún tipo de complejo.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Sin duda hay más mucho más grano que paja, por lo que el pan es de buena calidad. Quizás un poco denso pero perfectamente digerible y sabroso, aunque no sea precisamente del día, y la levadura no lo fresca que quizás querríamos( me refiero a los datos estadísticos).

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? ¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Entiendo que es complejo obtener datos recientes, y la inversión económica en este tipo de publicaciones es notoria, lo que frena probablemente su periodicidad. Un libro blanco de este tipo comporta un trabajo de recopilación de datos extenso y contrastado. Me imagino que a veces las fuentes no siempre manan. Quizás tendría que ser una publicación periódica, aunque fuera bianual, pero no tan distanciada respecto al anterior Libro Blanco, datado 6 años antes.

El formato no me parece mal, teniendo en cuenta que circula por muchas manos y que en cierta manera, es un referente de la identidad del sector. Se tiene que ver y notar.

Aunque, quizás una versión “light” de bolsillo y con los datos más significativos podría llegar más al profesional. De hecho, el libro presenta muchas gráficas que, a no ser que te interese algún dato concreto pasan por la retina rápido y apenas te entretienes con ellas, pero está bien que estén ahí.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Afianza mi voluntad de avanzar y reinventarme a mi mismo, en un sector en muchas ocasiones prostituido por los bajos precios y la oferta desmesurada. Estamos en unos tiempo que, paradójicamente, pese a estar más reconocidos que nunca, en una parte de la profesión se va en sentido contrario. La vertiente más profesional sanitaria es la que justifica nuestra función como agentes sanitarios en atención visual primaria, y ésta es nuestra verdadera fortaleza y no el bajo coste.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Pienso que realmente no somos tan invisibles, ni tampoco tengo claro que sea el Libro Blanco lo que revierta la situación, aunque pueda ayudar a tener visibilidad a nivel institucional.

Sólo hay que buscar en Google la palabra optico optometrista y encontraremos decenas de miles de referencias, con el pabellón bien alto, y que reflejan la actividad continuada de los colegios profesionales para estar en el candelero y ser referentes en en el tema.

De todas formas, la pedagogía es esencial a todos los niveles, día a día, empezando por nuestro gabinete. Mediante la participación activa en los colegios profesionales, aprovechando los recursos, las campañas que se proponen, y la formación, avanzaremos. Por otra parte las asociaciones del sector, profesionales y empresariales juegan un papel importante en hacer llegar también el mensaje adecuado a la sociedad, y en ocasiones la empresa olvida al profesional de la visión pensando más en cómo regalar un jamón ibérico de recebo con los progresivos.

La excelente percepción mediática y social de nuestra profesión va en aumento, pese a todo. Estamos en un momento donde el reconocimiento del óptico optometrista hace diez años era impensable.

Una gran parte de personas depositan una confianza total es su óptico optometrista. En hospitales y centros de salud en general, hay un gran número de opticos optometristas ejerciendo, colaborando con el oftalmólogo y favoreciendo la mejor atención al usuario. No en vano la reciente campaña sobre la miopia, a través de la 1º Milla mundial de la Miopia, realizada en nuestra comunidad ha tenido casi 20 millones de impactos. La prevención y el control de la miopía, pueden convertirse en el leif-motiv de la profesión en un futuro muy cercano.

Hay que hacer ver y notar e los medios el qué, quién, y el cómo de una profesión imprescindible y que en definitiva da herramientas para permitir ver mejor a todo el mundo, tengan o no poder.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

En cierta manera, como soy cómplice del Libro Blanco de la Salud Visual, tengo un alto riesgo de no ser objetivo, por formar parte del comité editorial.

Pienso que es totalmente complementario al Libro Blanco de la Visión, centrándose especialmente en la vertiente sanitaria, sin olvidar datos estadíticos que también interesan al sector y a la administración.

Los datos del estudio sobre la salud visual y los hábitos de la población son interesantes para nosotros como ópticos optometristas, y cualquiera que por interés lea el libro. Los artículos incluidos representan para nosotros un listado abierto de oportunidades de futuro que como profesionales de la visión no podemos obviar y en cierta manera estimula el futuro y la adquisición constante de conocimientos.

Pienso que también refeleja una realidad, y puede ser bueno para la administración y para cualquier persona interesada en el tema, puesto que en cierta manera reafirma nuestras atribuciones y competencias, de manera discreta y efectiva. El título del libro está bien claro.

7Sergi Noguera

Sergi Noguera
Director en España Eschenbach Optik
Director en España Eschenbach Optik
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

El Libro Blanco de la Visión es un retrato de la realidad del sector y una herramienta imprescindible para dar a conocer el sector de la óptica ante todo tipo de instituciones. Así pues, considero que no es importante para qué me sirve a mí particularmente, sino cuál es su utilidad para el sector en su conjunto.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Considero que el Libro Blanco aporta una enorme cantidad de datos e información sobre el sector de la óptica, que permite a cualquier persona o institución hacerse una idea muy fiel de la situación de la óptica en España.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? 

Estando de acuerdo en que sería deseable que la publicación del Libro Blanco estuviera más cerca en el tiempo de la obtención de los datos que contiene, considero útil su formato físico que es una sólida herramienta que perdura en el tiempo hasta la siguiente edición.

¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

El libro blanco, como herramienta institucional con una vigencia de dos o tres años, ha de estar actualizado, pero no necesita ser esclavo de la inmediatez. Para tener datos de forma siempre actualizada, las distintas asociaciones que constituyen FEDAO (AEO, AECO y AECOP) elaboran regularmente estadísticas que están a disposición de sus asociados.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Como he indicado anteriormente, creo que la función principal del Libro Blanco es la de ofrecer un retrato del sector para ponerlo en valor ante instituciones como Ministerios, Direcciones Generales, etc. Así pues, no creo que el objetivo del Libro Blanco sea ser utilizado para la toma de decisiones en el día a día de las empresas del sector.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Efectivamente, el Libro Blanco es una magnífica herramienta para poner en valor el sector de la óptica ante la sociedad y las instituciones del país.

8Ramón Noguera

Ramón Noguera
Presidente honorifico de FEDAO
Presidente honorifico de FEDAO
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

El Libro Blanco de la Visión tiene versátiles usos, adicionalmente a su argumento natural como es el de la información de todo un sector.

El documentar las distintas facetas de nuestro tejido empresarial parece fácil cuando lo lees, pero de compleja realización cuando lo elaboras; personalmente he estado implicado en las primeras cuatro ediciones de 2003 al 2013 y fueron muchas horas del equipo de redacción, recabando datos a nivel nacional e internacional; en varias ocasiones se tuvo que utilizar la experiencia y el sentido común de muchos años del equipo en el campo óptico para estimar datos, que no eran de fácil interpretación y llegar a un consenso antes de su publicación.

Como presidente de FEDAO, me fue de muchísima utilidad para abrir puertas en la administración: se enviaba a todos los ayuntamientos con más de 25.000 habitantes así como a todos los ministerios, sindicatos, organismos oficiales etc.etc. También era útil para sensibilizar a los medios de comunicación en sus presentaciones: se hacían dos, Barcelona y Madrid, acudiendo prensa, radio y TV.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Esto sería discutible, depende de quién lo lea y lo que busque; es preferible pecar por exceso que por defecto, son muchos los datos recopilados, los sectores tocados y las opiniones profesionales solicitadas.

Al visitar a los políticos, mi experiencia me ha enseñado que tenía que marcar con un punto de libro o nota adjunta; el lugar y pagina que realmente nos interesaba que viera y comentarlo con su secretaria o ayudante; si no se les facilita de modo ágil los datos comentados en la reunión es muy probable que todo quede en el baúl de los recuerdos.
La carga de profundidad no es que repase el libro, es que cuando tenga que resolver un problema vinculado con su responsabilidad política versus la visión recuerde que FEDAO representa a todo un colectivo vinculado con la óptica.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? ¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Es evidente que los datos cuanto más recientes, más interesantes; pensemos que el Libro Blanco es del 2018, pero basado en datos de 2017 y presentado el 28 de noviembre de 2018.

Si sacrificar hojas de opinión significara poder editar con más agilidad estaría totalmente de acuerdo, pero esto seria otro concepto de información para el sector, que seguro demanda, pero no debería llamarse Libro Blanco; para esta filosofía las empresas tendrían que comprometerse a pasar los datos en el primer trimestre y publicar este nuevo formato cada 2 años.

El Libro Blanco tiene otros objetivos y horizontes, lo dejaría para cada cuatro años y con un formato de fácil lectura. En el 2018 se han editado 2 Libros Blancos: FEDAO y Visión y Vida el de la Visión en España con 355 páginas y El Consejo el de La Salud Visual en España con 199 páginas, esto hace un total de 554 páginas de información sectorial; deberíamos replantearnos si estos formatos con las redes sociales actuales deberían cambiar.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Esta para mi es una pregunta curiosa: es evidente que como FEDAO yo no tenía mi propia empresa, pero me era de mucha utilidad mientras se elaboraba. Teníamos que contactar con los directores generales de las empresas líderes en ventas o en opinión, absorbiendo insitu muchísima información. Cuando se publicaba el Libro Blanco, este marcaba los ejes a seguir en las presentaciones que se hacían periódicamente al Comité Ejecutivo de FEDAO, así como los objetivos que se sugerían a nuestros asociados en la asamblea anual para el próximo ejercicio.

Antes de estas presentaciones el Libro Blanco era mi libro de cabecera en el que fundamentaba estas exposiciones.

Sin embargo, no cabe duda que los datos aparecidos en el Libro Blanco remueven planteamientos: he vivido en primera persona comentarios de empresarios que al no coincidir sus beneficios o cuotas de mercado con los publicados, tenían que buscar argumentos para el próximo ejercicio, por las vías de la innovación, investigación o nuevos planes de márqueting . Esta es la razón por que mientras elaborábamos la indagación éramos muy reservados con los datos que se nos facilitaban confidencialmente.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

No estoy de acuerdo con la contundencia de la pregunta: durante los 18 años de vida de FEDAO, se han hecho muchísimas cosas, es cierto que no tenemos la visibilidad que nuestro sector se merece, pero creo que estamos en la línea adecuada, teniendo presencia en ámbitos que no nos consideraban antaño.

El Libro Blanco fue fundamental para que la Dirección General de Tráfico nos tuviera en cuenta y saliéramos en todas las pantallas de las autopistas de España. Cuando se comunicó por TV que se nos subía el IVA, actuamos con rapidez y discreción, aprovechando las relaciones que teníamos en 4 ministerios, que ya sabían de la importancia de la visión y lo que esta medida podría representar para la sociedad, logrando para nuestros pacientes y clientes que mantuvieran el IVA reducido y todo ello aprovechando las relaciones que se nos abrían con la administración, entre las cuales también estaba el Libro Blanco.
A tu pregunta si debe seguir siendo útil el Libro Blanco para revertir esta situación de semitransparencia para mí es un si.

No olvidemos que somos un colectivo pequeño, pero no podemos dejar de estar presentes en todo aquello que represente visión: las nuevas tecnologías precisan de una muy buena visión, y este concepto, tenemos la obligación de transmitirlo e insistir a la administración de la importancia de cuidar a un colectivo que es especialista en este apartado; quizás seamos pocos pero imprescindibles para las nuevas generaciones y los argumentos tecnológicos que tendrán a su alcance.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

En una anterior pregunta ya he hecho referencia a esta cuestión: personalmente pienso que en las ediciones anteriores era un formato que cubría las dos facetas con mucha dignidad, fluidez y con bastante menos peso litográfico. Vinculando en un mismo libro al Consejo General de Colegios de Ópticos Optometristas a Visión y Vida y a FEDAO, particularmente me daba una sensación de unidad, de un colectivo muy compacto y esto se transmitía cuando se facilitaba el libro a las administraciones, fueran sanitarias, empresariales o industriales. El actual diseño pienso que es más por una decisión de imagen que de necesidad estrategica.

9Salvador Alsina

Salvador Alsina
Presidente Visión y Vida
Presidente Visión y Vida
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

Una de las principales carencias en nuestro sector es la falta de datos fiables sobre volúmenes de mercado, empresas, empleados y un largo etcétera.
Evidentemente sabemos que existen estudios de mercado, pero por razones económicas no son accesibles a la mayoría de elementos de este sector.

El Libro Blanco de la Visión viene a cubrir estas carencias para que cualquiera, por un precio módico pueda tener una información fiable sobre la realidad del sector óptico, una perspectiva histórica de la evolución de los últimos años y una comparativa con los principales países de nuestro entorno. Se incluye también información sobre las asociaciones, universidades o escuelas de formación profesional así como de los principales estudios realizados por Visión y Vida sobre el estado de la salud visual en España.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Entiendo que hay granos de diferentes especies, pero en absoluto paja. Nuestro Libro Blanco es una referencia para el sector. No solo se entrega a todos nuestros socios, sino que también se pone a la venta y la cifra de ventas conseguida es una demostración de su interés. Evidentemente no todo el contenido es válido para todos, pero cualquier persona relacionada con el sector óptico necesitará en algún momento consultarlo. Y no solo eso, el Libro Blanco de la Visión es al mismo tiempo la tarjeta de presentación ante la administración (estatal y autonómica) en todas las ocasiones en las que debemos reunirnos con ella. Sea el Ministerio de Sanidad, el de Educación, la Dirección General de Tráfico o la de Tributos o la Agencia española del medicamento entre otros.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? ¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Los datos que se presentan en el Libro Blanco de la Visión en ningún caso pueden considerarse obsoletos, dado que si lo fuesen ni su presentación ni su difusión produciría el efecto mediático conseguido. Si comparamos con datos oficiales (por ejemplo del INE sobre salud visual o importaciones y exportaciones) nos damos cuenta de que el Libro Blanco es una herramienta de información imprescindible y actual.

Naturalmente, los socios de AEO, AECO, AECOP, FEDAO o VISIÓN y VIDA tienen información actualizada de modo trimestral y cualquiera que requiera más información sobre el sector no tiene más que afiliarse a cualquiera de las asociaciones mencionadas.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Teniendo en cuanta que soy partícipe de su confección y he aportado algunos de los datos que contiene, son mis conocimientos del sector más los contenidos del Libro Blanco los que me ayudan en la toma de decisiones. Pero es evidente que al sector en general, los contenidos tanto de tipo estadístico como los resúmenes de estudios realizados ayudan a tener un conocimiento de dónde venimos y hacia dónde vamos y por tanto facilitan la toma de decisiones.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Un sector como el nuestro que factura anualmente una cifra que ronda los 2.000 millones de euros en España, cifra a la que habría de añadir las exportaciones; que da empleo a más de 30.000 personas y que cuida de la salud visual de más de 27 millones de usuarios de compensación óptica, no es invisible, es pequeño en todo caso en comparación con otros. Y la prueba fehaciente de que el sector es pequeño pero absolutamente visible y además estratégico por pertenecer al ámbito sanitario la tenemos en las dos ocasiones en las que se ha pretendido aumentar el IVA. En la primera ocasión se mantuvieron los productos sanitarios ópticos en el IVA reducido, cuando ya se había informado de lo contrario y en la segunda se revirtió el incremento del IVA de las monturas, que una interpretación errónea había incrementado. Insisto, el sector es pequeño pero no invisible, sino todo lo contrario y el trabajo coordinado entre Asociaciones y Colegios Profesionales hace que sea tenido en cuenta cuando la administración toma decisiones que le afectan.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

El sector óptico puede abordarse desde diferentes perspectivas y las aportaciones de los Colegios Profesionales y de su Consejo General en particular son fundamentales para establecer las necesidades profesionales del Óptico-Optometrista. De hecho ambos libros se complementan y de ahí que se hiciese una presentación conjunta a los medios. Mi opinión es que cualquier profesional involucrado en este sector debe disponer de ambos libros.

10Alberto Cubillas

Alberto Cubillas
Director General Carl Zeiss Vision España
Director General Carl Zeiss Vision España  
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

Hoy por hoy es una referencia más en nuestro sector, que nos da a todos una panorámica general desde distintas perspectivas.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Yo creo que es un libro institucional en el que participan las principales asociaciones y organismos y que se dirige a distintos públicos; desde las diferentes empresas que conformamos el sector, ópticos independientes, estudiantes de óptica-optometría, administraciones relacionadas con el mundo de la visión tanto a nivel nacional como extranjero e incluso en último término la sociedad en su conjunto. Por eso cada grupo encontrará en el Libro Blanco información relevante para sus intereses y otra menos interesante que puede encajar a otros lectores.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? 

Lo que sería interesante es contar efectivamente con ediciones más periódicas que facilitaran una información más reciente y por tanto más útil para nuestro día a día. Debería plantearse una publicación anual del Libro Blanco de la Visión.

¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Supongo que entonces no sería un libro blanco sino un estudio de mercado con información más actualizada pero menos artículos divulgativos o generales. Podría ser interesante desde el punto de vista comercial sobre todo por su facilidad de acceso y su bajo coste.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

De momento no pero en el futuro quién sabe…

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Es un recurso más para posicionar la visión en el lugar que corresponde dentro de la sociedad. Efectivamente puede ser una herramienta muy relevante para evidenciar situaciones relacionadas con nuestro sector ante los medios de comunicación o determinados colectivos.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

Pues ha sido una sorpresa con un formato muy interesante ya que aporta datos y tendencias de consumo fuera estrictamente de los datos comerciales del sector. En este sentido nos está sirviendo como inspiración para diferentes departamentos de la empresa, ya que al final todos debemos llegar al consumidor y todo el conocimiento que podamos conseguir sobre su comportamiento nos interesa.

11Inés Mateu

Inés Mateu
Presidenta FEDAO
Presidenta FEDAO  
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

El Libro Blanco de la Visión es la única obra que muestra cuál es la situación real del mercado de la óptica en España. Sus datos, sus estimaciones y su información relativa no solo a empresas y producto, sino al estado de la salud visual en España, lo convierte en referente sectorial. Con él, tanto empresas como profesionales pueden estudiar las tendencias, el desarrollo del sector, las proyecciones futuras y los errores del pasado para lograr desarrollar su negocio en la medida que lo deseen.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Hay mucho grano. Obviamente, los datos son los que son, pero el análisis que desarrolla tiene mucho trabajo detrás y puede ayudar a establecer quién es quién, dónde estamos y a dónde vamos. Las cifras, sin la inteligencia que se les aporta, pueden perder mucho valor.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? 

Claro, este libro no intenta ser una noticia de última hora o una editorial. Intenta establecer una foto móvil del sector, estudiando una franja temporal válida para la toma de decisiones. En el sector, no se trata solo de seguir las tendencias, se trata de estudiar en el corto-medio-largo plazo cómo nos desarrollamos.

¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

La unión de tantos datos y la cohesión de tantos agentes implicados para poder extraerlos impide otro formato más ágil. Nuestro único objetivo es, quizá, publicar una edición en 3 años, en lugar de los cinco actuales. No podemos ir más allá. Si queremos datos anuales, tenemos los cierres fiscales de los principales “players”. Si queremos tendencias, tenemos otras fuentes de datos que ya son públicas. El Libro Blanco está concebido como es ahora mismo.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Como presidenta de FEDAO todos los datos que aquí mostramos son útiles y válidos, sobre todo para analizar cuál es la situación real de nuestros representados. En nuestras filas aglutinamos a las asociaciones AEO, AECO, AECOP e independientes y para ofrecer un buen servicio y asesoría es imprescindible conocerlos bien, entender sus “dolores”, sus oportunidades, las amenazas, etc. Como siempre decimos, nuestra labor es “ayudar a que caminemos juntos” y para eso necesitamos datos fiables donde apoyar nuestra ruta.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

El Libro Blanco ha demostrado que el sector de la óptica y de la salud visual en España sí que es importante. Si buscamos en Google el libro veremos que ha sido utilizado en infinidad de ocasiones como fuente o referencia de artículos. En FEDAO recibimos varias solicitudes al mes de información o entrevista. A veces el sector se cree más pequeño de lo que realmente somos y yo siempre recuerdo un detalle: además de empresas, somos suministradores de bienes de primera necesidad y la salud debe estar por encima de todo negocio. Nosotros lo sabemos y los medios también. Hay que seguir trabajando, pero hemos avanzado mucho.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

Que es una obra muy valiosa del Consejo General de Colegios de Ópticos y Optometristas que proyecta información muy útil e irremplazable sobre el sector de la salud visual en España. Creo que ambos libros conviven, coexisten y se complementan. Es muy importante que el profesional y la empresa siempre vayan de la mano. De nuevo, lo importante es dar servicio al ciudadano en el ámbito de la salud visual.

12Javier Cañamero

Javier Cañamero
Presidente Honorífico de Visión y Vida
Presidente Honorífico de Visión y Vida
¿Para qué le sirve el Libro Blanco de la Visión?

Previamente a saber para qué sirve, conviene conocer con qué idea nació. El proyecto parte de Visión y Vida con el apoyo económico de la Federación de Asociaciones del Sector Óptico (FEDAO) y el Consejo General de Colegios de Óptica y Optometría (CGCOO). El Libro Blanco de la Visión en España pretende aportar a los profesionales del sector de la visión, sea cual sea su campo de actividad, datos y cifras objetivas. Y contrastadas en todo lo posible.

Debe pensarse que en el momento inicial (2003) no existía nada de este tipo fuera de los números que proporcionaban las empresas de estudios de mercado y que como es muy legítimo cobraban. En nuestro sector hasta entonces las empresas medias y pequeñas iban en clara desventaja con las grandes a la hora de tomar decisiones estratégicas. En El Libro Blanco los datos son proporcionados de forma anónima por las empresas y conjuntados y tabulados ante notario. Siendo así plenamente aceptados. Esta forma de conseguir y volcar las cifras sectoriales del mercado se ha demostrado muy válida.

Es importante resaltar que un segundo objetivo del Libro, tanto o más importante que el primero, es ayudar a los medios de comunicación y las Administraciones Públicas a valorar adecuadamente las cifras y los criterios del propio sector. Puedo asegurar que cuando íbamos a entrevistarnos con personalidades de ministerios para lograr cualquiera de nuestros objetivos sectoriales, el Libro Blanco siempre nos acompañaba y era valorado.

¿Entiende que en el mismo hay más paja que grano o al revés?

Es evidente que puede considerarse que existen ambas cosas. La proporción lo valorará cada lector.

Indudablemente para las empresas sectoriales los datos del mercado es el grano y del resto les sobra casi todo.

Pero no debe olvidarse que para las Administraciones y sobre todo para los medios de comunicación, los artículos y opiniones sobre nuestro propio sector son impagables por lo que les informa y orienta. Les permite tener una mirada global para sus artículos o programas radiofónicos. Debe tenerse en cuenta que el periodista, como es lógico, no entiende de todo y esta panorámica sobre la Óptica y su mercado que se proporciona en el Libro lo agradecen por la evidente utilidad para ellos.

Teniendo en cuenta que las cifras y datos que aporta padecen cierta obsolescencia cuando las mismas llegan a los lectores, ¿encuentra útil su formato? ¿Entiende que un contenido más ágil, ajustado y limitado proporcionaría datos más recientes y actuales y con ello aumentaría su interés?

Entiendo que la queja sobre la posible obsolescencia de los datos es razonable. Las diversas ediciones se hacen cada varios años y por tanto con cierta rapidez pierden vigencia.

Lo ideal sería realizar una edición anual. Sin embargo existe el problema económico que lo dificulta.

Tal vez una solución podría ser que el Libro se editara con la periodicidad actual pero que cada seis o doce meses por ejemplo se editara un fascículo ligero, solo con los datos económicos básicos.

¿Algún dato que contiene el Libro le ha servido a usted para tomar alguna decisión en su empresa u óptica?

Las grandes empresas tienen a su disposición una variedad de fuentes de información, la mayoría de pago, para sus análisis estratégicos de mercado.

Sin embargo para las empresas medias y pequeñas, las cifras que proporciona el Libro Blanco son fundamentales para tomar el pulso a su entorno profesional y toma de decisiones. Así lo entiendo al menos.

Ante los medios que realmente tienen poder en España, nuestro sector no es nadie. Somos prácticamente invisibles. ¿Puede ser útil el Libro Blanco, utilizándolo adecuadamente, para revertir esta situación?

Es evidente que nuestro sector es económicamente pequeño en comparación con otros relacionados con la salud, como el médico o el farmacéutico.

Sin embargo en los diversos ministerios con quienes hemos dialogado, nuestro sector es valorado y a ello ha contribuido sin ningún lugar a dudas, disponer del Libro Blanco.

En esta última edición, al Libro Blanco de la Visión le ha acompañado, por primera vez, el Libro Blanco de la Salud Visual. ¿Cuál es su impresión sobre el mismo?

La aparición del Libro Blanco de la Salud Visual editado por el CGCOO me parece interesante porque complementa el de la Visión en España.

Debe quedar claro cuál es el campo de actuación de cada uno de ellos. Es necesario que quede bien delimitados los objetivos de ambos. Sería un error confundir a los destinatarios finales.

Otra idea en positivo podría ser que Visión y Vida y el CGCOO se pusieran de acuerdo en el futuro para editar un gran Libro que abarcara el conjunto.