Publicidad

La óptica y cooperante, Myrian Portela Varela, en representación de la Fundación Cione Ruta de la luz y el presidente de la Fundación Dentistas Sobre Ruedas, Alfonso Jaume Campomar, han formalizado su colaboración mediante la firma de un convenio para seguir brindando servicios ópticos al “Proyecto Adama” de cooperación internacional en Senegal donde DSR, formada por dentistas, profesionales de la salud y educadores, coordina proyectos que contribuyen a mejorar la salud de aquellas personas que no disponen de los recursos suficientes para acceder a unos servicios sanitarios dignos.

“Todo empezó cuando supe de la participación de una de mis vecinas, Maria Cánaves, de la Óptica Bellavista en el Puerto de Pollença, en un proyecto de cooperación en Burundi a través de una fundación de Madrid. Ella me puso en contacto con la gerente de Cione Ruta de la Luz con quien sintonizamos perfectamente. Coordinamos una primera misión con el envío de dos de sus cooperantes y a partir de allí la relación ha ido consolidándose cada vez más”, informa Alfonso Jaume Campomar.

El presidente de Cione Ruta de la Luz, Francisco Ismael Garcia Paya comenta: “Para la Fundación Cione Ruta de la Luz, en este preciso momento, resulta fundamental buscar sinergias que nos permitan continuar con nuestra labor a nivel internacional, precisamente en el año en el que cumplimos dos décadas realizando proyectos de Ayuda Humanitaria en el ámbito de la Salud Visual, mejorando la calidad de vida de colectivos en situación de vulnerabilidad a nivel mundial”.

Publicidad

Desde el inicio de su colaboración en el 2015, los voluntarios ópticos de la Fundación Cione Ruta de la Luz han devuelto la salud visual a 1.248 pacientes y realizado 892 gafas, sólo en este proyecto de Senegal, a las que, además, hay que añadir 100 gafas premontadas (de graduación estándar) entregadas y 100 gafas de sol, en la última expedición en 2019.

Además de eso, la colaboración entre ambas entidades comprenderá no sólo la donación de material sino también la creación de un laboratorio por parte de DSR para que los ópticos cooperantes de FCRDL puedan elaborar las gafas “in situ”.

Publicidad