Publicidad

El pasado 3 de Abril, en colaboración con la ONG Remar de Sevilla, ópticos voluntarios de la iniciativa ‘Ver para Crecer’ revisaron la vista de un centenar de personas en situación de riesgo. Cerca de su cuarto aniversario, el proyecto solidario ha examinado a casi 3.000 personas y entregado cerca de 2.000 gafas nuevas en nuestro país. 

Con esta reciente acción, el proyecto Ver para Crecer se reafirma en el propósito de acercar la salud visual a personas en riesgo de exclusión social en España, a través de la iniciativa filantrópica Vision For Life de Essilor y de la Fundación Cione Ruta de la Luz, llegando a las treinta misiones ópticas desde su puesta en marcha en 2015.

Ver para Crecer recetó 75 gafas durante la acción solidaria en Sevilla
Ver para Crecer recetó 75 gafas durante la acción solidaria en Sevilla

En todo este tiempo, unos doscientos ópticos optometristas voluntarios de todo el territorio nacional han revisado la vista a casi 3.000 personas, y entregado en torno a 2.000 gafas nuevas, a personas con escasos recursos en dieciocho ciudades españolas.

Ver para Crecer apoya, en cada una de estas acciones a organizaciones locales y facilita a los beneficiarios, una gafa graduada nueva adaptada a sus gustos y necesidades de manera gratuita.

Publicidad

José Luis Masía, coordinador de Remar Sevilla, afirmaba ayer que “hemos seleccionado al centenar de beneficiarios teniendo en cuenta su situación, y su salud visual. Las gafas les van a permitir dar un salto cualitativo a estas personas, y a los niños ver mejor en clase, además de aportar un alivio económico a sus familias que podrán dedicar sus escasos recursos a otras necesidades”, Masía calificó la labor de los ópticos voluntarios de “extraordinaria”. “No hay mayor realización y gratificación que ayudar al prójimo. Es el principio con el que nació Remar, y eso es lo que han conseguido los ópticos con esta acción”, concluía.

Durante la jornada los ópticos voluntarios recetaron 75 gafas, que los beneficiarios recibirán en el plazo de un mes. A uno de ellos, una persona de 74 años, con el ojo izquierdo estrábico y con una catarata en el derecho, se le derivó a una visita urgente al oftalmólogo. En la espera se le recetó una gafa para paliar su defecto refractivo, “con la que va a pasar de sólo percibir luces, a mejorar en torno a un 25%”, valoraron los voluntarios.

El grupo de voluntarias en la acción de Ver para Crecer en Sevilla
El grupo de voluntarias en la acción de Ver para Crecer en Sevilla

En otra de las actuaciones se detectó un caso de estrabismo a un niño de seis años, que podrá ser tratado por el oftalmólogo. Para el responsable de la Ruta de la Luz, Adrián Bilbao “ayudar a las personas que tenemos cerca es una labor maravillosa, y especialmente en el caso de los niños, a quienes una visión óptima puede cambiar su futuro”.

Publicidad