Niño con gafas
Un examen visual periódico es imprescindible para detectar problemas visuales en los más jóvenes
Publicidad

ECOORM (Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de la Región de Murcia), nos recuerda que el óptico puede ayudarnos a prevenir y detectar problemas visuales y a velar por la salud visual de los más jóvenes.

Llega el mes de septiembre y con él la vuelta al cole de los más pequeños de la casa. El comienzo del nuevo curso está cargado de nuevos retos para nuestros jóvenes estudiantes y por ello es de suma importancia cuidar de su salud visual.

El rendimiento escolar puede estar afectado por errores refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) mal corregidos o por disfunciones visuales que deben ser detectadas a través de un examen visual completo.

El óptico optometrista es el profesional cualificado en detectar estas disfunciones visuales, las cuales incluyen:

  • Problemas de enfoque que no permiten al alumno cambiar rápidamente el foco de visión de la pizarra al libro o viceversa.
  • Dificultad para usar ambos ojos al mismo tiempo, lo que obliga a realizar un excesivo esfuerzo y obstaculiza el proceso de información visual.
  • Dificultad para controlar los movimientos de los ojos, problema que se manifiesta en dificultades en la lectura, en la comprensión lectora o el uso del dedo para leer.
  • Por otro lado, hay que tener en cuenta que actualmente los niños están más sometidos al trabajo en visión cercana y a la tecnología, y pasan menos tiempo al aire libre. Se ha demostrado que estos factores influyen considerablemente en la aparición y progresión de la miopía.
Publicidad

La miopía es una causa importante de disminución de visión en todo el mundo y es una de las prioridades de la OMS en su intento de evitar su imparable progresión desde la infancia.

Numerosos estudios han demostrado que el incremento en la cantidad de miopía incide directamente en un mayor riesgo de presentar enfermedades que dan lugar a la discapacidad visual, e incluso a la ceguera. Por ello es importante realizar exámenes visuales periódicos a los niños.

El óptico-optometrista está capacitado para actuar en la prevención de la progresión de la miopía gracias a diversas técnicas como la adaptación de lentes de contacto específicas para este fin.

Ayúdemos a los más jovenes a empezar el curso con buen píe acudiendo a un óptico optometrista de confianza para realizarles un examen visual completo.

Recomendamos visitar la web informativa del COORM para Padres, Alumnos y Profesores www.visionyeducacion.com

Publicidad