Óptica & Audiología Universitaria: extremar la protección solar en la visión también en invierno

Según cifras de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la nieve limpia puede reflejar hasta un 80% la radiación solar, que contiene radiación visible y ultravioleta. Esta última es la responsable de las quemaduras y el envejecimiento de la piel y es dañina para la vista. Por este motivo, es imprescindible proteger, de la radiación solar, tanto la piel, con cremas con protección FPS, como los ojos, con gafas de sol homologadas. De esta manera, estaremos protegidos de las radiaciones ultravioletas nocivas.

“Si nuestros ojos quedan expuestos a un exceso de radiación ultravioleta, podemos sufrir queratitis, una inflamación de la córnea, que es la primera barrera que evita que los rayos UV penetren hacia el cristalino o la retina”, afirma Alicia Escuer, directora técnica y de formación de Óptica & Audiología Universitaria.

“En invierno – continúa Escuer – aunque no tenemos un exceso de iluminación solar, la radiación ultravioleta sigue llegándonos, por eso es importante el uso de gafas de sol o máscaras de nieve, sobre todo si vamos a practicar deportes de invierno donde, además de recibir la radiación directamente del sol, hay un 80% de la luz reflejada en la nieve que también nos llega”.

Opciones

Existen muchas opciones de gafas de sol y máscaras de nieve que permiten practicar deporte al aire libre en entornos nevados sin tener que sufrir por la salud visual. No solo para esquiadores sino también para ciclistas, golfistas, corredores o, sencillamente, para dar un paseo al aire libre. Pero hay que saber seleccionar entre todas las opciones que existen, por lo que Alicia Escuer subraya unas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de adquirir gafas de sol.

Publicidad

La primera premisa es que las gafas de sol o máscaras de nieve garanticen la protección ultravioleta, por lo que es aconsejable adquirirlas en ópticas o centros especializados, donde nos acreditarán que las lentes tengan los filtros necesarios para la protección de nuestros ojos.

Filtro específico

Cada deporte o situación de luminosidad necesita un filtro específico para que los ojos puedan enfocar aquello que nos interesa. Por esto es importante adquirir gafas o máscaras con filtros especiales para alta montaña, o para deportes de agua o de nieve, en función del deporte que preferentemente vayamos a realizar, lo que nos permitirá ver con más detalle y contraste. Las lentes tienen que estar diseñadas para mejorar el color, pero no alterarlo, de manera que la visión sea más natural y cómoda para los ojos.

En los centros especializados se pueden encontrar estos filtros que mejoran el contraste y evitan el deslumbramiento, como las lentes polarizadas, que Escuer recomienda para conducir, para días grises o para pasear por la ciudad, o lentes que mejoran el color y el contraste para apreciar mejor los detalles, con protección anti-impacto para practicar algún deporte.

“A la hora de comprar unas gafas de sol, siempre hay que buscarlas con protección del 100% de los rayos UVA, UVB, UVC y de la luz azul hasta 400nm.”, concluye Escuer.

Publicidad
Artículo anteriorTree Spectacles: audacia e innovación en el color
Artículo siguienteAnne Igartiburu, embajadora de las ópticas Zeiss Vision Expert, volverá a dar las campanadas en TVE1 en Nochevieja