Publicidad

El domingo 20 de enero se disputó en Barcelona la Miopmilla, la primera carrera del mundo destinada a concienciar sobre la prevalencia de la miopía entre niños y jóvenes. La carrera, organizada por el COOOC, junto con la FOOT y la asociación Visión y Vida reunió a miopes de todas las edades.

La ganadora de esta primera milla mundial en categoria femenina, ha sido Yasmine Fonseca, seguida de Marina Castañé y Judith Pedrós. En categoria masculina el ganador fue Andrés Rabal seguido de Gabriel Gordillo y Jordi Corbera.

Miopmilla Barcelona
La ganadora fue Yasmine Fonseca (dcha), seguida de Marina Castañé (centro) y Judith Pedrós (izqda.)

El ganador de la categoría masculina, Andrés Rabal, operado en dos ocasiones de cirugía refractiva y afectado por un desprendimiento de retina, destacó que “le ha parecido muy interesante esta carrera, ya que es imprescindible que la gente se revise anualmente, previniendo posibles problemas visuales y asegurando que su visión está preparada para actos de la vida diaria tan importantes como conducir, donde la visión es fundamental”.

El ganador de la MiopMilla, Andrés Rabal (centro) , Gabriel Gordillo (dcha) (2º) y Jordi Corbera (3º)

Esta primera Miopmilla ha logrado reunir a profesionales de la visión, que han revisado la salud visual de los corredores, dado que era imprescindible acreditar el estado miópico durante el registro, a académicos en la materia y a autoridades con el fin de dar a conocer la importancia de cuidar la visión desde la infancia, poniendo en marcha acciones preventivas que redunden en una mejor salud visual en la etapa adulta.

Primer objetivo: sensibilizar a la población 

Publicidad

Uno de los objetivos de organizar la primera Miopmilla es sensibilizar a la población sobre la miopía que afecta ya a seis de cada diez universitarios en España.

La FOOT y el COOOC han realizado una encuesta de opinión entre los jóvenes para conocer cuál es el estado de su visión y descubrir cuánto saben de salud visual, así como analizar su estilo de vida y cómo este puede interferir en su salud visual. “Hemos detectado que a casi ocho de cada diez miopes les ha aumentado su graduación en los últimos dos años y, a uno de cada tres, más de una dioptría. Lo más destacado es que cerca del 40% de ellos tenían más de 20 años, una edad en la que se espera que la miopía comience a estabilizarse”, explica Joan Gispets, decano de la Facultad.

Joan Gispets, decano de la FOOT en la entrega de premios de la Miopmilla

 “Creemos imprescindible mejorar los sistemas de alerta y cuidado preventivo de la salud visual, ya que solo dos de cada diez ciudadanos han acudido a una revisión anual. Quizá por ello, ocho de cada diez jóvenes afirma que detectó sus problemas de miopía por sí mismo, al verse incapaz de leer la pizarra o carteles en la calle”, explica Alfons Bielsa, presidente del COOOC.

Cifras alarmantes

La miopía, considerada ya como una pandemia global por la OMS, llega a afectar a cerca del 95% de los jóvenes en Asia. “Sabemos que es imprescindible tomar medidas en España para frenar esta amenaza”, explica Lluís Bielsa, vicepresidente del COOOC, “empezamos a entender cuáles son algunas de las causas y algunas de las mismas pueden atajarse, como el uso excesivo de dispositivos informáticos y pantallas. Actualmente, más de la mitad de los jóvenes tiene móvil desde antes de los 12 años y más del 95% lo mira en la cama, con la luz apagada, antes de dormir”, concluye.

De acuerdo con los expertos, es muy importante limitar el uso de dispositivos electrónicos en espacios oscuros, dado que la incidencia de la luz azul en la retina puede ser más perjudicial, por lo que se recomienda mantener siempre una luz ambiente y evitar utilizar los móviles o tablets justo antes de dormir, dado que se pueden ver afectados los ciclos circadianos, dificultando el sueño.

Miopmilla Barcelona
Alfons Bielsa, presidente del COOOC, a punto de dar inicio a la Miopmilla

“Realmente el problema está por venir: los más jóvenes son mucho más miopes y desde más jóvenes”, explica el decano de la FOOT, “si no ponemos medidas, veremos cómo habrá un alto porcentaje de adultos que supere las 6 dioptrías de miopía, multiplicando las posibilidades de sufrir patologías de retina. Es imprescindible frenar esta situación, en un momento en que la esperanza de vida va en aumento por las consecuencias sociales, económicas y de calidad de vida”.

Para luchar contra esta pandemia, el COOOC quiere poner en marcha un estudio sobre la miopía y las técnicas para detener su crecimiento. “Para ello, por cada registrado en la Miopmilla donaremos 10€ a la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa para la puesta en marcha de este análisis que puede ayudarnos a saber cómo podemos atajar la amenaza. Además, apoyaremos a la universidad para que reciba los fondos necesarios para garantizar la viabilidad de esta investigación”, explica Lluis Bielsa.

Lluís Bielsa, vicepresidente del COOOC

Tanto es así que la UPC no solo se ha comprometido a la puesta en marcha de este estudio, sino que ha animado a todos los estudiantes de esta universidad a correr la Miopmilla.

“España se ve ante una generación que no destina ni una hora al día para la realización de actividades deportivas en el exterior, mientras que ocho de cada diez usan su móvil más de dos horas al día. Esto no es solo un peligro para la visión, sino que lo es para la salud en general, por lo que queremos promover una vida activa entre los estudiantes. La miopía se ha estudiado muchos años, pero aún hay mucha desinformación sobre los sistemas de control de su crecimiento, cuando entidades como el Brien Holden Institute llevan años anunciando que, si logramos detener el desarrollo de la miopía en la mitad de los pacientes, lograríamos evitar el 90% de los casos de riesgo en el futuro”, concluye Gispets.

Ver galeria de fotos

Publicidad