Publicidad

La asociación de utilidad pública Visión y Vida mantiene su campaña de concienciación sobre protección solar y visión de la mano de sus cerca de 6.000 asociados, que representan al 60% de los establecimientos sanitarios de óptica de España. En este caso, comienzan recordando la importancia de proteger los ojos de los menores de la radiación UVB y UVA.

La realidad es que, según una encuesta promovida por la entidad, sigue habiendo mucho desconocimiento en la materia. Así, solo una de cada dos personas considera imprescindible proteger los ojos del sol. En el caso de los adultos, el 52,4% lo cree y en el de los menores de edad solo el 48,8%.

Sin embargo, estudios demuestran que debido a la transparencia de su cristalino, la radiación UVA, la más dañina, entra en su retina de una manera más fuerte. Es más, antes de haber cumplido los 18 años, un niño ya habrá recibido el 80% de la radiación solar que recibirá en toda su vida.

“Nos preocupa que, aunque las familias ya van asumiendo la importancia de proteger la piel del sol, aún no hemos comprendido que el ojo también necesita esa protección. Por eso necesitamos hacer llegar mensajes de concienciación que nos ayuden a hacer un cuidado preventivo de la visión del menor. Si no, veremos a largo plazo muchas patologías oculares que podrían haberse evitado”, explica Salvador Alsina, presidente de Visión y Vida.

Publicidad

El sector es consciente de que sigue existiendo una parte de la sociedad que opta por establecimientos no regulados y el top manta para adquirir sus gafas de sol, pero en el caso de los niños, creen que simplemente existe un amplio desconocimiento sobre la existencia de gafas específicas para ellos. “Acudir a los establecimientos sanitarios de óptica les puede ayudar a que les asesoren, además de permitirles ver una amplia gama de modelos de gafas de sol, adaptadas a su medida. Así los propios menores podrán elegir las que más les gusten, algo importante si queremos que las usen. Para eso, tiene que ser un modelo que también les guste a ellos”, explica Alsina.

Según estos datos de la entidad, el 42,5% de los menores no usó gafas de sol antes de los cinco años de edad, aunque lo más común es comenzar en la adolescencia. Así fue para el 25,7% de los jóvenes de España.

“En un año en el que la pandemia ha cambiado nuestros hábitos de vida y lo que más queremos es disfrutar del ocio de exterior, creemos imprescindible activar esta sensibilidad de las familias y que, si vamos a pasar tiempo en playa o montaña, comprendan la importancia y necesidad de proteger los ojos de sus hijos de la radiación solar”, explica Alsina.

Porque, según los expertos, el ciudadano tiene que ser consciente de que cada año se quedan tres millones de personas ciegas en el mundo debido a la radiación solar y el sol es el principal responsable de la aparición de cataratas. Del mismo modo, problemas como las conjuntivitis o la fotoqueratitis son muy frecuentes durante el verano debido al impacto del sol en los ojos sin protección. Si la persona, o en este caso el menor, no se protege de la radiación puede sufrir patologías en el futuro tan importantes como la degeneración macular, un envejecimiento prematuro de los tejidos del ojo que puede terminar conduciendo a la ceguera.

Así, la asociación recuerda que “solo tenemos dos ojos para toda una vida y, por eso, es imprescindible cuidarlos y protegerlos en todas las etapas y momentos que vivimos”, concluye Alsina.

Publicidad
Artículo anteriorArranca el segundo plazo de ICEX Next 2021, que cuenta con nueve millones de euros esta edición
Artículo siguienteAcuaiss Dual Gel: lágrima gel con 0,30% de ácido hialurónico para pacientes de Orto-K