Publicidad

Fundación Multiópticas, organización que pretende mejorar la salud visual de personas y comunidades en situaciones desfavorecidas, ha anunciado su colaboración con la Clínica Universidad de Navarra (CUN) en un nuevo proyecto científico que se ha iniciado en estos días.

La nueva línea de trabajo volverá a coordinarse desde el Laboratorio de Oftalmología Experimental de la Universidad de Navarra, y busca analizar si los cambios de hábitos durante la pandemia han derivado en un aumento significativamente mayor de las dioptrías de los jóvenes, comparándolos con los de otros años anteriores a la pandemia.

En los meses de verano, los jóvenes de entre 18 y 25 años que cumplan el perfil del estudio (más de 0,75 dioptrías de miopía y 3 visitas de graduación en los últimos 5 años, principalmente) podrán participar en la investigación gracias a la principal red de ópticas de España. De manera totalmente anonimizada y tras cumplimentar el cuestionario respectivo, se estudiarán diversos hábitos y exposiciones de los individuos, así como graduaciones y cambios percibidos pre y post confinamiento.

El continuo incremento de esta anomalía visual, siendo el defecto visual más extendido en todo el mundo y sobre todo en el estadio de miopía magna (> 6D), y su relación con graves enfermedades oculares como el glaucoma, la catarata, el desprendimiento de retina o la maculopatía miópica, ha motivado a ser considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de sus 5 prioridades en la prevención mundial de la ceguera en los próximos años. El organismo internacional, de hecho, estima que para 2050 una de cada dos personas en todo el mundo será miope.

Publicidad

“El cansancio visual o el empeoramiento de algunas anomalías, sobre todo la miopía, fue una tónica general que las más de 500 ópticas de Multiópticas vivieron tras el confinamiento y no ha cesado en el último año y medio. Gracias a la participación de los jóvenes voluntarios, ponemos a disposición del equipo de investigadores datos reales que contribuyan a conocer aún más esta pandemia silenciosa que alcanza ya a cerca de 1 de cada 5 niños menores de 18 años y cuya prevalencia se ha multiplicado por 3 en Europa en las últimas décadas”, ha comentado Carlos Crespo, director general de Multiópticas.

Actualmente, se conocen muchos de los factores genéticos y ambientales que podrían contribuir en el origen o desarrollo de la miopía, aunque se desconoce el grado en que cada uno influye en cada paciente. Por ello, intentar conocer los principales factores que modulan el origen y desarrollo de esta enfermedad visual es fundamental, sobre todo en edades tempranas.

Investigaciones previas del Laboratorio demuestran que, entre los factores ambientales, el descenso de actividades al aire libre es uno de los que más influye en el crecimiento de su prevalencia. Junto con esa disminución, se ha experimentado un considerable aumento de las actividades de visión de cerca entre jóvenes durante los últimos años, y en mayor medida durante el confinamiento.

“La colaboración Fundación MultiópticasClínica Universidad de Navarra es vital para poder realizar investigación de calidad y, en este sentido, la vocación investigadora y el cuidado de la salud visual de la Fundación hacen que sean el mejor compañero de viaje en busca de la excelencia. Estamos muy agradecidos y continuaremos trabajando con la misma energía para llevar a buen puerto esta nueva investigación”, ha explicado el doctor Alfredo García Layana, director del Departamento de Oftalmología y del Laboratorio de Oftalmología Experimental.

“Apoyamos la investigación para proteger las miradas del futuro. El compromiso con la mejora de la salud visual de las personas forma parte de nuestro ADN como Fundación; confiamos en que esta nueva línea de trabajo del proyecto La ceguera de hoy y de mañana contribuya a alumbrar resultados relevantes para la comunidad científica para así ayudar a los niños del hoy y del mañana”, ha manifestado Salomé Suárez, directora de Relaciones Corporativas y responsable de Fundación Multiópticas.

Se espera que, tras la recogida de datos y su análisis, las principales conclusiones del estudio puedan ser conocidas a finales de 2021 o principios de 2022.

Publicidad
Artículo anteriorCecop y Cercle Optique firman una alianza estratégica para entrar en el mercado francés
Artículo siguienteEl 52% de los jóvenes Zetas tiene problemas visuales y en el 67% de los casos lo detectaron ellos mismos