Alain Afflelou Igualada junto al pueblo saharaui

Alain Afflelou Igualada
Alain Afflelou Igualada
Publicidad

Por cuarto año consecutivo, Alain Afflelou Igualada ha renovado su colaboración con con ACAPS Anoia. A través de esta asociación solidaria, se facilita a los niños saharauis, procedentes de campamentos de refugiados, la oportunidad de efectuar una revisión visual y facilitarles medios de corrección y gafas de sol. En esta ocasión, se ha atendido a seis niños de entre los 8 y 13 años.

Los niños, que se encuentran en acogida en la localidad de Igualada en la provincia de Barcelona, y provienen de distintas regiones del Sahara. Carles Cuñado, franquiciado de la óptica, se muestra orgulloso y emocionado de colaborar un año más en este proyecto, ofreciendo su ayuda y su atención.

La acogida de niños saharauis en la ciudad se realiza desde hace 24 años. Este año, los menores han llegado en el mes de junio y tienen prevista su estancia en la capital de la comarca de la Anoia hasta finales de agosto, con el ánimo de alejarlos del difícil entorno en el que viven y de las extremas condiciones climatológicas a las que se exponen durante el periodo estival en el Sahara.

Alain Afflelou Igualada inició su colaboración en 2015, cuando uno de los niños visitó la óptica y se hizo patente la necesidad de ayudarles y mejorar su calidad de vida.

Publicidad

A partir de ese momento, cada verano, se realiza a los niños saharauis una revisión visual completa para comprobar su graduación y detectar posibles patologías. Tras la revisión, la óptica proporciona a los niños gafas de sol y a todos aquellos con problemas de visión, les entrega gafas graduadas. 

Según los expertos ópticos, un 30% de los niños revisados en España necesitan corrección visual. En esta ocasión, algunos de los niños saharauis que se están revisando la vista tienen graduaciones muy altas en miopía y astigmatismo, llegando incluso a tres dioptrías.

El establecimiento también colabora con otras organizaciones para mejorar la salud visual de personas en riesgo de exclusión en la zona, especialmente con personas mayores, niños y colectivos vulnerables.

La iniciativa nace de nuestra responsabilidad como expertos en salud visual y de nuestro compromiso con la sociedad. Estamos muy concienciados con este tipo de proyectos, ya que la salud es un derecho al que no se le puede poner barreras. Por ello nos hemos comprometido a mejorar la visión y calidad de vida de los niños saharauis que vienen año tras año” comenta Carles Cuñado.

Publicidad