El consumidor en el epicentro de la estrategia de marca

Previamente a la llegada de la Covid-19 ya se avecinaba el cambio de paradigma en el que el consumidor se situaba en el centro de la escena.

Pero el consumidor post-pandémico ha acelerado esta transformación, y ya es definitivamente quien marca el rumbo que las empresas debemos seguir, no sólo por su innegable influencia en el mundo online, que en 2020 se incrementó en casi un 17%, sino también por cómo se relaciona con las marcas. Estamos ante un consumidor concienciado, exigente, y que adopta un rol proactivo a la hora de interactuar con las empresas.

Como consecuencia, los consumidores han cambiado y buscan en las marcas cosas diferentes a las que buscaban antes. Quieren sentirse cercanos, saber cuáles son sus propósitos, cuáles son sus valores y, sobre todo, quieren sentirse identificados con ellas y compartir sus creencias.

«Estamos ante un consumidor concienciado, exigente, y que adopta un rol proactivo»

Por ello, nos hemos tenido que adaptar a este nuevo paradigma y modular la manera en la que nos relacionamos con los consumidores. Es clave que el consumidor aprecie las marcas como distintas y únicas. Es importante salir de convencionalismos del mundo de la óptica, para dar un paso adelante y hablar de valores, construir conversaciones y generar experiencias.

Publicidad

Además, desde las marcas debemos creer firmemente en que tenemos la responsabilidad de contribuir a que la sociedad sea mejor en todos los aspectos, y para ello tenemos que escuchar a los consumidores. Nuestro propósito tiene que ser situar al consumidor en el centro de toda nuestra estrategia de marca.

Un ejemplo de situar al consumidor y sus problemas en el epicentro de la marca es la generación de conciencia sobre los malos hábitos relacionados con la salud ocular, cada vez más frecuentes, como es el caso del uso irresponsable de las pantallas. Esto es algo que se notó especialmente en el sector óptico durante la pandemia: pasar más tiempo en casa debido al teletrabajo, incrementó el tiempo de exposición a los dispositivos digitales, lo que ha provocado que la miopía se acelere.  Nuestros propósitos deben estar siempre enfocados en identificar qué necesidades tienen los consumidores.Cliente en una óptica

«Nuestros propósitos deben estar siempre enfocados en identificar qué necesidades tienen los consumidores»

Sin duda alguna, situar al consumidor en el centro de nuestras acciones e iniciativas nos permite generar en él un impacto real en su vida para hacer que ésta sea mucho más fácil. Como marca, todos nuestros esfuerzos deberían ir dirigidos a establecer, fomentar y cuidar un vínculo real, coherente, sincero y honesto que nos permita conectar con nuestros consumidores y con lo que realmente es importante para ellos.


Este artículo de opinión se publicó originalmente en la revista interactiva Optimoda Plus del mes de marzo. Puedes ver la edición completa a continuación.

Publicidad
Artículo anteriorLa renovada gama Crizal de Essilor protege las lentes de los reflejos, manchas o arañazos
Artículo siguienteTopcon presenta el nuevo analizador de lentes robotizado SOLOS