Claves del nuevo liderazgo

Hay una gran diferencia entre ser jefe y ser líder. La diferencia es que uno está enfocado a resultados tangibles y el otro está enfocado a resultados intangibles.

“Un buen líder no nace, lo que hace con su experiencia vital es lo que lo convierte en líder” 

Ser líder no es fácil

Lo primero es entender que, a diferencia de lo que muchas personas creen, los grandes líderes no nacen, se hacen y se forman a lo largo del tiempo y con experiencia. Un líder se autodescubre.

La atracción y retención de talento es importante, pero son los líderes quienes contribuyen a formar grandes equipos en una empresa. El crecimiento de las compañías se sostiene en el desarrollo de estrategias de calidad desde la motivación organizacional hasta operaciones, pero ¿quién implementa esas estrategias? ¿Quién guía a los equipos? Un buen líder es la persona que está detrás de quienes lo hacen posible desde un lugar emocional e impulsor. 

Publicidad

“Erróneamente se vincula la palabra líder al de mayor jerarquía en el organigrama, mientras que un líder no siempre es el que lleva el título, sino cualquier persona de la empresa involucrada en un proyecto y que guía a sus compañeros hacia el éxito del mismo”.

El liderazgo que se necesita hoy en día tiene que conjugar habilidades emocionales y organizacionales. Las compañías esperan que alguien les saque del atolladero en el que la pandemia les ha metido. No se puede hacer desde la forma tradicional de liderar que corresponde más bien con la forma de mandar o ejecutar, por uno mismo o por otros.

Claves del nuevo liderazgo

El liderazgo ha de tener dos componentes, innovación y operatividad. La innovación 

evoluciona hacia el apoyo e integración del cambio estricto y externo, impuesto por las circunstancias ya irreversibles, un cambio fundamentado en:

  • Las nuevas tecnologías, que han instaurado el teletrabajo, la AI o la robótica.
  • La compresión de los mercados que, siendo abiertos, se han geolocalizado de nuevo cerca de los sites operacionales. Supply chain.
  • La experiencia de empleado, ya que confluyen la entrada en el mundo laboral de una fuerza millenial y un hachazo a los mayores de 45 años. Inclusión y diversidad.
  • La necesidad de unas políticas y estrategias empresariales dinámicas y evolutivas. Sostenibilidad y valor social.

“El liderazgo ha de tener dos componentes, innovación y operatividad”

La operatividad recae sobre las acciones del líder dentro de la compañía, en la que debe encajarse la inteligencia emocional con la operacional, expresadas en 4 características:

Visión 360

¿Qué genera valor en la compañía, en las operaciones y en las personas? ¿cómo la oriento hacia la próxima oportunidad? Esa visión debe transmitirla, generar pertenencia, ser crítica, generar una perspectiva sostenible en el tiempo.

Honestidad

Entendida desde la exposición de su emocionalidad. Se entiende así quién es transparente con su vulnerabilidad, con su compasión ya que es la única forma de crear una corriente de profunda e implacable confianza entre las personas. Para ello, si es necesario, sabrá modelar su comportamiento para ganarse el respeto y el corazón de los demás.

Valentía

Para atrapar la oportunidad, por difícil que sea. Navegando en la incertidumbre, pero marcando esa confianza y esa revisión de los riesgos tanto de pérdidas como de ganancias. Valor para hacer el bien más difícil. Incansable a los errores, testeando y repitiendo. Siendo un pilar sólido.

Flexibilidad

El líder se adapta al mundo y no al revés. La humildad y la aceptación de la situación llevan al líder a aferrarse a su intención, al propósito desde dónde puede seguir motivando, apoyando y potenciando a los demás. Lo que permite generar planes, ideas, objetivos, acomodados al momento.

Esto debe hacerse en compañía. El líder actual, innovador, presente debe ser capaz de generar liderazgos a su alrededor, del mismo valor. Solo desde la creación de este ecosistema las compañías del futuro pueden ofrecer lo que necesitamos: un compromiso más allá de las personas.


Este articulo se publicó en la revista interactiva Optimoda Plus del mes de mayo 2021. Puedes acceder a la revista completa en el enlace o clicando sobre la imagen.

Publicidad
Artículo anteriorEnrique Convalia, presidente de ANEOP
Artículo siguienteOptimoda Plus Julio 2021