banner

16 de Agosto de 2018

banner
Salud Visual

Por: Francesc Almena

Cinco millones de españoles padecen el síndrome de ojo seco

16/4/2018

De ida a dicha: Mª Jesús González García, José Manuel Benítez Castillo, Shehzad Naroo y Antonio J. Mateo Orobia

Durante la primera jornada del 25 Congreso Internacional de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica – OPTOM 2018, tuvo lugar una sesión plenaria titulada ¿Qué no sabes y deberías saber sobre el ojo seco?, dedicada al síndrome del ojo seco, probablemente el tema más discutido en la comunidad óptico-optométrica, sobre todo por su prevalencia en la práctica clínica diaria que varía entre un 5 y un 50%, dependiendo de los criterios utilizados para su diagnóstico.

Se estima que más de cinco millones de españoles, un 11% de la población, sufren el síndrome del ojo seco (SOS), un trastorno ocular que causa malestar, problemas visuales e inestabilidad de la película lagrimal con daño potencial en la superficie ocular.


 


Los pacientes con SOS, mayoritariamente mujeres y población de mayor edad, padecen irritación, sensibilidad a la luz, sequedad, dolor, sensación de arenilla, fatiga ocular, problemas para leer y/o sensación de quemazón. Esta sintomatología dificulta la realización de actividades cotidianas y puede provocar una disminución de la productividad laboral así como causar estrés.


 


De hecho, son muchos los estudios que señalan que estos síntomas repercuten de manera importante en la función visual, el estilo de vida, el funcionamiento social y físico, la productividad laboral y la calidad de vida relacionada con la salud.


 


El ojo seco es una enfermedad multifactorial. Su prevalencia es mayor en mujeres en parte debido al factor hormonal y está considerada la enfermedad ocular más frecuente en edades avanzadas.


 


Entre las causas que provocan el síndrome de ojo seco se encuentra la cirugía ocular, así como la diabetes, las enfermedades tiroideas, el síndrome de Sjögren, la dermatitis seborreica, la atopía y las colagenopatías, y muchos fármacos orales: retinoides, antihipertensivos, antidepresivos, estrógenos, diuréticos, benzodiacepinas, etc.


 


En el caso del ojo seco evaporativo, hay causas intrínsecas y extrínsecas; las intrínsecas son estructurales, tales como anomalías de los párpados o de tipo funcional, como por ejemplo un mal funcionamiento de la glándula de Meibomio.


 


Las causas extrínsecas incluyen irregularidades de la superficie ocular, alergias o el uso de lentes de contacto o también el tabaco, que provoca un deterioro de la película lipídica de la película lagrimal precorneal, lo cual provoca síntomas de ojo seco, tales como sensación de arena o de ardor.


 


El índice de evaporación también aumenta con una apertura palpebral mayor (como sucede al mirar hacia arriba), un intervalo de parpadeo mayor, un aumento en el flujo de aire, una mayor temperatura o una reducción de la humedad ambiental.


 


Para abordar este tema estuvieron presentes en esta sesión plenaria cuatro grandes expertos nacionales e internacionales: Mª Jesús González García, profesora de pregrado de Óptica y Optometría de la Universidad de Valladolid; José Manuel Benítez Castillo, catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense de Madrid; Shehzad Naroo, profesor de la Universidad de Aston donde imparte la especialidad de polo anterior; y Antonio J. Mateo Orobia, médico especialista de la Unidad de Córnea y Superficie Ocular del Hospital Universitario Miguel Servet. 


Enlaces relacionados
optimoda TV

Optimoda TV

Fotogalerías

IC! Berlin colección verano 2018

Publicidad

Optimoda

C/ Numància, 73 7º B - 08029 BARCELONA | Tel: 93 444 81 92 | Fax: 93 124 02 18 |

[ Inicio ] [ Acceso Redactores ] [ estadísticas banners ] [ Publicidad ] [ Contacto ] [ Aviso Legal ] [icono rss]

banner
banner

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies