Q

ue nuestro sector -como otros tantos, por otra parte- ostenta una gran dependencia de China no constituye una sorpresa para nadie. Por ello, la crisis sanitaria desatada en el país asiático por el coronavirus genera una gran incertidumbre. Para arrojar luz, hemos dado voz a destacados representantes de nuestro sector.

Mesa redonda publicada en la revista Optimoda edición 209 correspondiente al primer trimestre 2020

1Arturo Saloni

Arturo Saloni
Director Comercial y Producto – Diago Distribuciones Opticas S.L.
Director Comercial y Producto – Diago Distribuciones Opticas S.L.
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Actualmente, existe una restricción de movimientos poblacionales por parte de las autoridades chinas lo cual dificulta la incorporación de los trabajadores a sus puestos de trabajo. Es evidente, pues, que exista una alteración en su producción industrial que puede llegar a afectar al suministro de productos a Europa en unas semanas si se prolonga esta situación.
No obstante, desde DIAGO siempre hemos creido y apostado por la diversificación de las producciones industriales con el claro objetivo de reducir el riesgo de falta de aprovisionamiento sea por el motivo que sea. Esta estrategia nos permite gestionar este tipo de situaciones con gran tranquilidad y poder seguir avanzando hacia nuestros objetivos empresariales adaptándonos a los proveedores disponibles. Por otro lado, estamos en contacto directo con nuestros proveedores para conocer las condiciones reales del país, el estado concreto de nuestras producciones y cuáles son las previsiones para las próximas semanas.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

Hoy en día Asia es el proveedor con más peso en nuestro sector, pues un gran porcentaje de las producciones ópticas se originan allí. Así pues, todas aquellas empresas que tengan centralizada su producción en un solo proveedor, afectado por este problema de salud pública, pueda sufrir demoras de servicio. Ahora bien, también entiendo que el propio proveedor debe intentar poner todos los medios a su alcance para minimizar las posibles alteraciones de producción para poder normalizar la situación y repercutir lo mínimo posible a sus clientes.

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad?
¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

Como ya he mencionado previamente, en DIAGO somos fieles defensores de la importancia de la diversificación. En concreto, nosotros apostamos por seleccionar aquellos productos de cada proveedor, que puedan satisfacer plenamente a nuestro target de clientes y que nos permita trabajar con fluidez, sin tener en cuenta su origen. A pesar de esto, sí que deberíamos empezar a tener en cuenta un nuevo input: la incidencia global. Por lo tanto, en este momento donde el cambio climático también es una realidad más que demostrada, quizás sería un buen momento para empezar a valorar otras estrategias comerciales con productos de proximidad para reducir la contaminación.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

Es posible que, por cuestiones obvias, si está situación excepcional se prolonga durante muchas semanas con las restricciones laborales actuales, se consumirán las reservas de stock de las que disponen las industrias y se podría generar cierto desabastecimiento, aunque actualmente no hay datos que nos indiquen de una crisis real por falta de reposición de producto.
Además, desde mi punto de vista, creo firmemente que, una vez se ajuste la operativa diaria a las cuestiones sanitarias, la sociedad china demostrará, una vez más, su capacidad de superación e implicación en todos sus procesos industriales y se normalizará la situación en la mayor brevedad posible.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

Afirmo con rotundidad que muchos consumidores se han planteado muy seriamente derivar sus compras hacia productos con otra procedencia, siendo esta conducta otra forma más de racismo. Si me baso en las estadísticas actuales disponibles, la incidencia de la gripe en Cataluña es 120 veces mayor que la del coronavirus en China, con una mortalidad similar, y no por ello se descarta o menosprecia la producción industrial de esta comunidad autónoma. Estamos delante de un virus desconocido hasta hace poco, hecho que puede generar lógicamente una alarma social, y las autoridades sanitarias han de actuar en consecuencia, pero, como sociedad, no debemos aceptar cambiar nuestro día a día ni rechazar ningún producto sea cuál sea su origen.

2Martín Bravo Blasco

Martín Bravo Blasco
Director Comercial. LaSedeOptica s.l
Director Comercial. LaSedeOptica s.l
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Nos afecta en cierta medida, pero CentroStyle es una empresa muy especial, dirigida por personas que tienen la gran capacidad de buscar siempre el positivismo en situaciones complejas. Desde la dirección de la empresa ven una gran oportunidad de mejorar procesos internos y renovar la tecnología utilizada para tener una comunicación más fluida y de mejor calidad con nuestra oficina en China.
Como a nuestros clientes, a las personas que desarrollan cada proyecto en CentroStyle, les gusta tocar el producto, comprobar los detalles y ponerlos a prueba. Podemos decir que hasta hoy algunas decisiones se toman de una forma “tradicional”, es decir en las propias fábricas, sean en China, Italia, Alemania, Japón u otros países donde se producen productos de CentroStyle. Somos quizás una de las empresas más complejas del sector por la amplitud de nuestro catálogo y esta situación nos impulsa a mejorar nuestros procesos decisionales.
El hecho de tener una oficina propia en China, con empleados dedicados a la producción y sobretodo al control de calidad, nos da la tranquilidad de poder seguir desarrollando nuestros proyectos. Mejorar la comunicación entre nuestros equipos y sobre todo, estar preparados para reaccionar rápidamente es nuestra principal respuesta a esta situación.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

El sector tiene recursos para no bloquearse totalmente, personalmente me preocuparía más que la situación se alargue demasiado en el tiempo, que afecte al consumo y que se ralentice la economía.
En concreto a medio plazo, habrá productos que podrían verse afectados y nuestros clientes deberán tirar de cajón e imaginación para atender a los consumidores. Muchos podrían apoyarse, por ejemplo, en el servicio de laboratorio para garantizar un servicio a sus clientes y es aquí donde nosotros respondemos sin ningún problema, ya que más del 90% de la producción de fornitura, consumibles y herramientas es europea, garantizando así el servicio y los estándares más altos de calidad que existen al momento.

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad?

Usted mismo lo dice, esta situación es insólita y algo extrema la verdad. No podemos estigmatizar lo sucedido en China cuando podría haber sucedido en cualquier parte del mundo. Reaccionar tras este hecho buscando productos de proximidad no debería ser una respuesta a esta situación sólo porque afecte a nuestra economía, debería ser una estrategia de cada empresa para consolidar el tejido industrial local.
En CentroStyle llevamos varios años desarrollando productos con proveedores locales, lo hemos hecho hace 2 años con la marca Active Flex, gafa infantil Made in Italy, con las cadenas AIRPORT, los consumibles y la fornitura por poner sólo unos pocos ejemplos. Como he comentado anteriormente, lo hacemos en un gran abanico de productos con proveedores en todas partes del mundo. Si bien trabajar con productos de proximidad podría dar garantías en tiempos de entrega y en algunas zonas nos podemos beneficiar de la artesanía y el buen hacer local, en realidad no es necesariamente un valor añadido actualmente, que encontramos calidad en todo el mundo.

¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

No. Somos muy conscientes de la responsabilidad que tenemos con nuestros clientes. Somos una empresa que trabaja principalmente con nichos de productos, nos especializamos en aquello que otros no quieren y para ello hay que estar muy cerca de las necesidades de nuestros clientes, esa es nuestra principal estrategia. Trabajar en nichos nos obliga a desarrollar proyectos mirando a 360 grados, hacia todos los rincones del mundo para hacer llegar a nuestros clientes las mejores soluciones.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

Se habla ya de empresas que no han recibido sus colecciones 2020 y grandes fábricas que llevan cerradas casi 1 mes, esto afectará en cierta medida, sin lugar a duda. Nosotros hace ya 5 años tomamos la decisión de ampliar nuestro almacén en Italia y tener previsiones de stock a más largo plazo. Con más de 9.000 m2 de almacenes robotizados, para poder suplir a más de 80 mercados, podemos decir que familias de productos tradicionales están garantizadas. Sin embargo, ante esta situación poco se puede prever, pero estaremos preparados para reabastecernos a la mayor brevedad posible.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

Hay una razón por la cuál todos estamos hablando sin pelos en la lengua de los productos que fabricamos en China y es que ya no es sinónimo de producto malo como hace un tiempo, por lo menos en nuestro sector. La producción china ha logrado unos estándares de calidad muy altos, garantizando a nuestros clientes y al consumidor final un producto acorde a sus necesidades.
Creo que antes de ver este rechazo, se podría ver reforzado un sentimiento hacia la producción local, que como ya comenté anteriormente, es una práctica habitual de nuestra empresa, encontrando productos Made in Europe en casi todas nuestras familias de productos.

3Medi Blanes

Medi Blanes
Gerente Creasol
Gerente Creasol
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Si, los pedidos programados han sufrido retrasos, y todavía están por confirmar. Ningún plan alternativo, confiamos que no va a durar mucho tiempo.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

Si, hay retrasos en el inicio de la producción, cuando las fábricas empiecen a producir va a haber cuellos de botella, en los proveedores de materia prima, o en la misma fábrica; por consiguiente, más retrasos. Los productos estacionales sufrirán.

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad? ¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

Si. Esta crisis ha evidenciado la fragilidad que representa depender de un solo origen.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

No creo que llegue a sufrir desabastecimiento, igual pequeñas y fortuitas discontinuidades.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

Rechazo no creo, positivizar más otros orígenes, puede.

4Carolina Rosen

Carolina Rosen
Lifeeyewear
Lifeeyewear
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Nosotros cambiamos la fabricación de nuestras gafas a Italia hace ya varios años. Nuestro negocio fue creciendo mucho en el extranjero y dejamos de fabricar en China ya que los aranceles de producto chino eran demasiado altos para ciertos mercados. Lo único que seguimos haciendo en China son los estuches, y estamos teniendo un poco de retrasos en entregas ya que se ha juntado el año nuevo chino con el coronavirus.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

Por supuesto, los que dependan al 100% del mercado chino se estarán viendo muy afectados. Veremos a ver como se presenta la feria MIDO este año – ya hay muchos proveedores que están cancelando sus viajes.

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad? ¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

Me imagino que la gente empezará a buscar soluciones a corto plazo con proveedores más cercanos, pero a la larga volverán a fabricar en China.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

Sí, el mercado español lo va a notar. La mayor parte de las empresas fabrica en China así que claramente lo vamos a notar.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

No creo – los precios chinos son demasiado atractivos como para rechazarlos.

5Monica Serra

Monica Serra
Operations Manager Day & Night
Operations Manager Day & Night
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Si. De momento es muy pronto aún para tomar medidas alternativas, nosotros ya trabajamos con meses de anticipación y con planificaciones mínimas de 6 meses a 1 año vista.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

Por supuesto que afectará, pero no solo en nuestro sector, ¿qué sector no depende de China directa o indirectamente?

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad? ¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

La proximidad, es genial y a todos nos gustaría que fuese posible, pero como siempre vamos a parar a lo mismo, con nuestros costes en materia prima, personal… el precio del producto final no resulta competitivo. Cada vez se quiere pagar lo menos posible y con productos de proximidad no puede ser.
Nuestra estrategia empresarial no se verá condicionada ya que por desgracia hemos pasado ya por “otras crisis” como la gripe aviar o los cierres por polución… y como el refrán dice “después de la tormenta viene la calma”.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

Claro que sí, todos los sectores nos veremos afectados en mayor o menor medida, entre sus días festivos y la prórroga por el coronavirus, pasarán algunos meses hasta que se regularice la situación a todos los niveles.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

Puede que estos días haya un cierto rechazo que es palpable en restaurantes, comercios asiáticos… pero en nuestro sector, el consumidor final desconoce la procedencia real de la mayoría de los artículos. La desinformación e ignorancia alimenta rechazos de este tipo y aunque los haya no creo que nuestro sector se vea afectado.

6Juan Carlos Carretero Estrella

Juan Carlos Carretero Estrella
Director General Mundogafas
Director General Mundogafas
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Para empezar, quisiera decir que sentí un gran impacto emocional cuando me enteré de la noticia. Mi primera preocupación fue pensar en las personas que viven allí y con las que llevo compartiendo relaciones más de 25 años de mi vida, no solo en el ámbito del negocio, sino también personal.
Si tengo que hablar de China quiero dejar claro que para mí es como un segundo hogar en el cual me siento uno más, pues desde que era muy pequeño, y por circunstancias de la vida, siempre he estado vinculado e integrado con la cultura y su gente.
Ahora bien, si nos centramos en la labor empresarial, es evidente que ante esta situación actual va a haber un retroceso que influya en la actividad. En estos casos es importante contar con provisiones que nos permitan seguir desarrollando el proceso productivo sin que nos condicione negativamente.
En nuestra mercantil estamos preparados ante cualquier situación que nos pueda afectar. Previamente hemos planificado un abastecimiento que nos permite ofrecer producto para cubrir las necesidades de nuestros clientes a largo plazo.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

Como ya he comentado anteriormente, siempre hay que ser precavido. Cuando tienes un negocio es imprescindible haber hecho un estudio previo y anticiparse a posibles problemas que puedan ir surgiendo en la evolución del proyecto. Debemos crear posibles estrategias que nos permitan afrontar cualquier problema y estar preparados ante las adversidades. Tener un negocio supone siempre grandes responsabilidades.
Por tanto, aquel proveedor que no se haya anticipado y se encuentre al límite o trabaje bajo pedido, en cuanto a producto se refiere, siempre se verá más afectado ante cualquier circunstancia.
Desde Mundogafas queremos transmitir que nosotros trabajamos con un amplio abanico de productos comerciales, imprescindibles en el mercado, de los cuales podemos apostar con garantía y seguridad en nuestras fabricaciones.
Por supuesto, si la situación se demorase en el tiempo podría llegar a convertirse en un problema.

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad? ¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

En el caso de Mundogafas consideramos que realmente no tendremos la necesidad de acudir a un proveedor de proximidad, puesto que confiamos plenamente en la estrategia del país para resolver esta situación en el menor tiempo y de la mejor manera posible.
La única preocupación es el retraso en la apertura de las fábricas, ya que Mundogafas no solamente es un distribuidor, sino que contamos con fábrica propia en China.
Además, las últimas informaciones que nos ha dado el gobierno, es que ya hay fechas que indican nuevamente el inicio de aperturas de fábricas a primeros del mes de marzo, y con ello la puesta en marcha de la producción.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

Todo depende del tiempo que dure la situación. Si todo va como está previsto, pronto China volverá de nuevo a la carga y a funcionar con normalidad.
Personalmente confío en que China resolverá la situación antes de agravarse y convertirse en un problema de abastecimiento. Debemos recordar que China no es cualquier país, sino parte del mundo se retroalimenta de producción directamente de allí, y no solo en nuestro sector, su abanico es tan inmensamente grande a niveles de producción que abarca cualquier tipo de producto que utilizamos diariamente.
No obstante, sí que es cierto que de ponerse en marcha la actividad laboral, se debería de tener en cuenta un plazo de tiempo de aproximadamente dos meses para que el país pueda actualizarse en la producción de pedidos y ponerse al día en el buen funcionamiento de la cadena de producción.
En relación con lo último, cabe decir que a causa de que Mundogafas dispone de fábrica de producción propia, no nos veríamos afectados por dichos efectos adversos que ha podido o podrá ocasionar la situación vivida.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

Considero que no, China lleva muchos años siendo la primera economía de exportación a nivel mundial, y una situación puntual como esta no va a cambiar eso.
En nuestro sector un porcentaje muy elevado de la producción procede de China. Años atrás se ha considerado que la producción asiática era sinónimo de mala o baja calidad. En Mundogafas, ya hace más de 9 años, hemos podido demostrar que es posible ofrecer una alta calidad a un precio muy competitivo.
Esto ha llevado a gran parte de nuestro mercado a ver la procedencia de Asia no como un hándicap, sino como una oportunidad de poder ofrecer al consumidor final un buen producto a un precio muy competente. Al final, se ha entendido que el precio no siempre determina o va en relación directa a la calidad del producto. Debemos considerar que China ha pasado a liderar la producción mundial de diferentes ámbitos (como, por ejemplo: el tecnológico, el textil, etc.).
Para concluir, en Mundogafas seguiremos apostando por el origen de nuestras fabricaciones y enviamos todo nuestro apoyo a China. Confiamos plenamente en que pronto se resolverá esta situación.

7Juan Manuel Apellániz

Juan Manuel Apellániz
CEO en Carlatres
CEO en Carlatres
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Sólo de forma muy indirecta, pues aunque nuestros proveedores de monturas están en Italia algunos de ellos tienen almacenes de materia prima en China.
No creo que nadie tenga realmente un plan B para esto, pues no se puede cambiar el proceso de fabricación o de suministro de materias primas de un día para otro. Creo que hay que esperar un poco a ver cómo se desarrolla la situación.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

Absolutamente. Y como botón de muestra la cancelación de la feria MIDO, en sus fechas previstas y el aplazamiento aún indeterminado, con el gran perjuicio económico que va a suponer.

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad?

No lo creo. La globalización de los mercados ya es una realidad tanto a nivel B2C como B2B, y tiene muchas ventajas, pero también algunas amenazas. Quizás más que buscar la proximidad física del proveedor hay que seguir el principio general de diversificar el riesgo y evitar la dependencia excesiva de un único o muy pocos proveedores.

¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

En absoluto. Además, las crisis no son algo puramente negativo: son ocasiones de aprender a adaptarte a nuevas situaciones y testear la flexibilidad de tu empresa. Creo que todos hemos aprendido a hacer algunas cosas mejor con la crisis económica que hemos atravesado.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

Creo que no hay que ser alarmistas y esperar un poco para ver la evolución. China es la factoría mundial del 90% de las monturas, tanto de grandes fabricantes italianos como de medianas empresas que prueban fortuna allí, pero lo realmente preocupante es la parálisis en otros sectores: puede ser mucho más grave y afectarnos a todos.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

No lo creo, aunque también es muy curiosa la percepción asimétrica que se tiene del “Made in China” en sectores diferentes. Por ejemplo, en el sector textil o deportivo, si uno adquiere una prensa de marca de alto precio, no le importa que ponga que está realizada en un país asiático.
En nuestro sector, desde siempre, ha estado mal vista cualquier alusión o asociación a la realización de parte o la totalidad del producto en China, por identificarla con baja calidad, cuando llamativamente a nadie le importa con un jersey o unas zapatillas.

8Marta Llopis

Marta Llopis
Directora del Dep. Internacional. Yodel internacional S.L
Directora del Dep. Internacional.
Yodel internacional S.L.
¿Condiciona la situación sanitaria china su actividad empresarial?
Y si fuera así ¿Qué planes alternativos ha puesto o piensa poner en marcha?

Debido a la actual crisis sanitaria en China, la actividad empresarial del sector óptico lógicamente se ve afectada. El Coronavirus nace en la ciudad de Wuhan, pero debido a su alto riesgo de contagio ha puesto en cuarentena a más de 40 millones de personas. El gobierno chino ha suspendido trasportes y ha pedido a la población permanecer en sus casas para evitar un contagio a nivel mundial.
Por ello y debido al cierre de las fábricas, el sector se puede ver afectado a nivel logístico por la cancelación de vuelos y de medios de transporte, provocando retrasos en la entrega de la mercancía e incrementando los precios.
Yodel asumirá un coste de tiempo que nosotros estimaos será de 1 a 2 meses en la entrega de la mercancía. Los retrasos no solo surgen en la fabricación sino también en el suministro de materias primas como acetatos, tornillos, plaquetas u otros que también tienen el mismo origen.
Es difícil estimar qué planes alternativos se podrían poner en marcha ya que la incertidumbre es a nivel global. Si hablamos de una situación prolongada en el tiempo los precios incrementarían notablemente.
Yodel Internacional no se vería afectado a corto plazo, debido a nuestra gran experiencia en el sector y a nuestras previsiones de compra a largo plazo. Contamos con colecciones y diseños totalmente nuevos que ya tenemos en nuestros almacenes, pudiendo abastecer a nuestros clientes sin ningún problema. Además, podemos certificar que nuestros productos cumplen con todas las normativas de la EU y están fuera de riesgo ya que esta mercancía se encuentra en territorio español.

¿Entiende que el sector puede verse afectado en su gestión, por la cierta parálisis en el proveedor asiático?

China es el mayor productor de la industria óptica. Lógicamente si esta situación se alargase en un tiempo superior de 3 a 6 meses la situación seria más grave, ya que el desabastecimiento no solo sería en las monturas, sino también en las lentes. Nosotros afrontamos esta crisis como una situación puntual y somos optimistas sobre el futuro.
Los más afectados sin duda son las personas que han contraído el virus. Los gobiernos son los más interesados en poner todas las herramientas posibles para solventar la situación lo antes posible.
Además, hoy en día con la globalización y los avances de la ciencia contamos con todos los medios para solucionar este problema lo antes posible.

La situación en algunos aspectos insólita, ¿pone de manifiesto la necesidad de disponer de proveedores de proximidad?
¿Cree que esta crisis va a condicionar el futuro de su estrategia empresarial?

Hoy por hoy sería inviable trasladar la producción a otro país desarrollado como España o Italia. Considerando que más del 50% del coste de una gafa es la mano de obra, producir en un país desarrollado podría encarecer el producto de 3 a 4 veces más.
Además, aunque los productos estuvieran fabricados en países desarrollados la materia prima procede de países asiáticos.
Otra opción sería producir en un país en vías de desarrollo como India o Vietnam. Nosotros llevamos más de 25 años produciendo en China. Conocemos a los fabricantes, viajamos a las fábricas, comprobamos la calidad de los productos y sabemos cuáles son los mejores proveedores de materias primas. Por lo que, antes de trasladar toda una producción tendríamos que comprobar que las nuevas fábricas cumplen con todos los requisitos. Este cambio de proceso seria largo y meticuloso.
Esperemos que no. No tiene por qué cambiar sustancialmente nada.
Nosotros seguimos en marcha, diseñando, seleccionando modelos y desarrollando nuestras propias colecciones. Nuestra prioridad es seguir adelante con la mayor normalidad posible. Nuestras fabricas chinas nos mandan mensajes cada día y estamos en constante comunicación con ellos.

¿Puede verse afectado el mercado español de cierto desabastecimiento, especialmente de monturas, ante el colapso de fabricación en China?

En Yodel Internacional pensamos que una situación de desabastecimiento total es improbable. Si que vemos la posibilidad que los ópticos y consumidores se vean afectado por un incremento en los precios debido a la falta de oferta.
Podemos afirmar que esta situación podría afectar directamente a la población española ya que estamos hablando de un producto de primera necesidad. En ese caso se podría estimar que los gobiernos tendrían que intervenir para evitar el desabastecimiento de un producto primario como las gafas.

Aunque parece improbable, pero ¿podrá mostrar el consumidor final un cierto rechazo en el futuro, ante artículos de procedencia china?

El continente asiático es el mayor fabricante y distribuidor de materia prima del mundo, no solo de gafas, sino de muchos otros productos. No sería muy lógico un rechazo exclusivo a nuestros productos ya que aproximadamente el 80% de los bienes se fabricar en China.
Esta crisis no la podemos enfocar como un problema de un país en concreto, China, sino una epidemia mundial. En el mundo globalizado en el que vivimos hoy en día hay un constante tránsito de personas y mercancías que es casi imparable. En estos momentos podriamos decir que nos encontramos ante un problema a nivel mundial.