Publicidad

Las lentes empañadas son un problema común y muy molesto para aquellos que llevan gafas, pero, en especial, en el momento actual. Gafas y mascarillas se han convertido en un dúo mal avenido por culpa del vaho que empaña los lentes. De hecho, en una situación de normalidad, el interés de los usuarios por soluciones antivaho es del 75%, pero, debido a la crisis del Covid-19, más del 92% está interesado en este tipo de soluciones para sus lentes.

El vaho aparece con los cambios de temperatura al pasar de ambientes fríos a cálidos. La humedad del ambiente se condensa en pequeñas gotitas, a las que llamamos vaho, y así es cómo pueden empañarse las lentes. Tenerlas empañadas no es sólo una molestia, sino que también puede impedir la visión y, en consecuencia, poner en riesgo la seguridad. Por eso, Essilor, líder mundial en lentes oftálmicas ha desarrollado OptiFog, unas lentes con una capa superior antivaho única y revolucionaria.

Las lentes OptiFog ofrecen una visión libre de vaho y empañamientos, sin distorsión ni pérdida de contraste, pues las moléculas antivaho incluidas en la lente forman una nueva capa superficial con propiedades antivaho. Para que las lentes OptiFog ofrezcan todo su potencial deben ser limpiadas con la Gamuza Inteligente OptiFog, que, además de activar la función antivaho de las lentes, también mantiene las propiedades del tratamiento a largo plazo.

Publicidad

Además, las lentes OptiFog cuentan con un Factor de Protección Solar para los Ojos (E-SPF) que garantiza la protección contra los rayos UV. También ofrece las mejores propiedades de los tratamientos antirreflejantes como la reducción de reflejos, el rechazo al polvo, la resistencia a los arañazos y la facilidad de limpieza.

Asimismo, OptiFog está disponible con las lentes Varilux y Eyezen de Essilor, y se incluye en las ofertas de segunda pareja. Para obtener una eficacia inmediata, hay que seguir tres sencillos pasos: limpiar cada día las lentes OptiFog con la Gamuza Inteligente OptiFog, limpiar las lentes con agua cada dos semanas y renovar la gamuza cada tres meses o después de 450 usos.

Por otro lado, para todas aquellas lentes que no puedan llevar OptiFog, la compañía dispone del spray limpiador y antiestático ZeroFog. Su método de uso es muy sencillo: hay que aplicar una pequeña cantidad de líquido en ambas lentes y secar con un pañuelo suave desechable. De esta manera, se asegura una visión óptima y durante 24 horas, incluso con fuertes cambios de temperatura. Los pedidos de ZeroFog están disponibles a través del consultor de negocio de cada óptica.

Publicidad