Publicidad

Shamir lanza su nueva lente solar Blue Sun que protege los ojos de los efectos dañinos que causa una alta exposición a la luz azul que nos llega desde el sol.

Cada vez hay más consciencia de los peligros de la luz HEV también conocida como luz azul y que emana de fuentes de luz artificiales y pantallas digitales, pero hay mucho menos conocimiento del hecho de que la mayor parte de nuestra exposición a la luz azul ocurre al aire libre, a la luz del sol.

La luz del sol es, de hecho, la principal fuente de luz azul. La cantidad de luz azul que nos llega del sol es 1.000 veces más potente que la emitida por la iluminación artificial y las pantallas digitales.

Diversas investigaciones muestran que el aumento de la exposición a la luz azul podría elevar el riesgo de una serie de enfermedades oculares y también puede perjudicar y afectar a la salud general ya que actúa como supresor en la síntesis de la melatonina, perturbando el ciclo natural del sueño.

Publicidad

Este aumento de la exposición a la luz azul también se ha asociado a un mayor riesgo de otras afecciones, desde problemas cardiometabólicos hasta el deterioro del sistema inmunitario.

El punto justo de reducción

En ese caso, ¿no deberíamos bloquear toda la luz azul, todo el tiempo? La eliminación de toda la luz azul que llega a nuestros ojos reduciría el contraste visual y la percepción del color.

Shamir Blue Sun reduce la cantidad justa de luz azul para mantener una buena calidad visual al mismo tiempo que nos protege de una excesiva exposición a esta luz de alta energía.

En resumidas cuentas, Blue Sun es una lente que absorbe la luz azul, dándole la protección que necesita, reduciendo hasta 50 veces más luz azul que las gafas de sol estándar. Además, garantiza un rendimiento visual nítido y una buena percepción del color, manteniendo la sensibilidad al contraste.

Publicidad