Publicidad

Una vez alcanzado un altísimo nivel de individualización y adaptación de las lentes oftálmicas a las características físicas y fisiológicas de los ojos, Prats se ha planteado un nuevo reto: después de conseguir una mejora en la calidad de la visión binocular con la tecnología Track, da un nuevo paso adelante con la tecnología Double Gradient.

La tecnología Double Gradient mejora la calidad de la imagen en todas las posiciones de mirada, debido a un nuevo cálculo preciso y pormenorizado del astigmatismo a lo largo de toda la superficie de la lente.

Por primera vez el óptico podrá analizar la corrección de sus pacientes de forma más precisa y personalizada, analizando visión de lejos y visión de cerca por separado, obteniendo de esta manera la refracción perfecta para todas las distancias.

“Si quieres saber más detalles sobre la nueva tecnología Adapt, contacta con tu Delegado Comercial Prats”, concluye el comunicado.

Publicidad
Publicidad