Publicidad

La compañía ha presentado el pasado 16 de mayo los resultados de su estudio clínico de seguimiento de seis años de sus premiadas lentes oftálmicas MiYOSMART, con la tecnología basada en la teoría del desenfoque periférico Defocus Incorporated Multiple Segments (D.I.M.S.).

Estos resultados fueron presentados en la conferencia de la Academia Europea de Optometría y Óptica (EAOO) 2022 celebrada en Dublín, Irlanda. La profesora Carly Lam, del Centro de Investigación de la Miopía de la Universidad Politécnica de Hong Kong y cocreadora de estas lentes, fue la encargada de compartir las conclusiones de este estudio, el más largo hasta ahora sobre una lente oftálmica para el control de la miopía. Birte Graff, de la Internationale Innovative Ophthalmochirurgie (I.I.O.) de Alemania, también participó en la sesión, en la que se habló de la miopía infantil: Diagnóstico y terapia.

Eficacia sólida y prolongada en el tiempo de las lentes MiYOSMART

El estudio clínico de seis años de seguimiento de MiYOSMART fue realizado en 90 niños asiáticos, con el fin de analizar la progresión de la miopía con el uso de esta lente de Hoya. Los resultados finales -que ya fueron presentados en ARVO 2022 el pasado 4 de mayo- mejoraron el estudio previo de seguimiento de tres años, continuación de un ensayo de dos años con modelo doble ciego, controlado y aleatorizado (RCT), que se publicó en el British Journal of Ophthalmology, y que demostró la eficacia de las lentes ralentizando la progresión de la miopía en niños de 8 a 13 años.

Este último ensayo de seguimiento de seis años de las lentes MiYOSMART demostró la eficacia prolongada en el tiempo del tratamiento, y también confirmó la no aparición de efecto rebote en aquellos que dejaron de usarla, en comparación con las tasas iniciales de progresión de la miopía del primer estudio, o con los valores esperados según la edad de la población general.

Publicidad

En palabras de la doctora Natalia Vlasak, oftalmóloga, responsable global de Asuntos Médicos y Científicos de Hoya Vision Care: «Estamos orgullosos de compartir con los profesionales europeos de la visión nuestro estudio clínico de seis años sobre la lente MiYOSMART, el estudio más largo realizado sobre una lente oftálmica para la gestión de la miopía. El estudio muestra de forma sólida que el efecto de gestión de la miopía es sostenible en el tiempo, lo cual es una noticia muy emocionante”.

La doctora añade, además, que este estudio también ha respondido a otra pregunta clave de los profesionales de la visión sobre el efecto rebote de la lente: “Estamos muy satisfechos de que este estudio clínico demuestre que no hay efecto rebote si se deja de usar la lente”.

Natalia quiso destacar el liderazgo de Hoya Vision Care en el desarrollo “de una forma segura y eficaz de gestionar el creciente problema de la miopía en los niños».

La lente MiYOSMART ya combate mundialmente la miopía, la pandemia silenciosa del siglo XXI

Lanzada en 2018, la lente oftálmica MiYOSMART fue desarrollada en colaboración con la Universidad Politécnica de Hong Kong para tratar la miopía, conocida ya como la pandemia silenciosa del siglo XXI y una preocupación de salud global, pues expertos de la industria predicen que casi el 50% de la población mundial será miope en 2050.

La lente utiliza la tecnología D.I.M.S. que proporciona a los niños una visión nítida, se puede colocar en cualquier montura para niños y estéticamente es como una lente oftálmica estándar. Desde 2018, un millón de pacientes en el mundo se han beneficiado del uso de la lente MiYOSMART.

MIYOSMART, actualmente está disponible en más de 30 países, 14 de ellos en Europa y Reino Unido y próximamente seguirá desplegándose a nivel mundial.

Publicidad