Publicidad

La miopía lleva más de veinte años aumentando en la sociedad. En 2050, la mitad de la población podría verse afectada por este trastorno visual, con importantes consecuencias sociales, sanitarias y económicas. Sin embargo, la miopía sigue sin ser suficientemente reconocida por la sociedad.

Así, prevenir y vigilar su desarrollo desde la infancia es primordial. Essilor, que participa en la lucha contra la miopía desde hace más de treinta años, atiende este reto de salud visual e innova con las lentes Essilor Stellest que permiten controlar la progresión de la miopía en los más pequeños.

«La lucha contra la miopía requiere innovación y una toma de conciencia sobre la importancia de prevenir esta patología que crece exponencialmente en todo el mundo», explica Pedro Cascales, vice president Essilor Group Spain.

Con las lentes Essilor Stellest, la progresión de la miopía se ralentiza una media del 67%

La miopía elevada en los niños puede provocar graves enfermedades oculares en la edad adulta, como glaucoma o desprendimiento de retina. Como respuesta a este notable problema de salud visual, Essilor presenta las lentes Essilor Stellest, basadas en su innovadora tecnología H.A.L.T3 (que responde a las siglas en inglés de Highly Aspherical Lenslet Target).

Publicidad

La lente Stellest proporciona corrección de miopía y visión lejana nítida mediante una constelación de lentes asféricas extendidas en 11 anillos y diseñadas para crear por primera vez un volumen de señal que retarda la elongación del ojo. Así, las lentes Essilor Stellest no sólo corrigen la miopía, sino que, sobre todo, frenan su progresión. Al cabo de dos años, los niños que llevaron lentes Essilor Stellest doce horas al día vieron su miopía en una media del 67% (0,99 dioptrías) en comparación con los niños que llevaron lentes monofocales.

Las lentes Essilor Stellest, especialmente diseñadas para niños, son una solución eficaz y fácil de usar. Además, se pueden adaptar a una amplia gama de monturas, por lo que los más pequeños no se ven limitados a la hora de elegir sus gafas.

Miopía: urge tomar conciencia

Para combatir eficazmente la progresión de la miopía, la concienciación y la información son dos grandes retos. Tal y como muestran los resultados de la edición 2021 del Barómetro Anual de Gallileo Business Consulting sobre los españoles y la óptica, los usuarios de gafas siguen sin saber mucho sobre la miopía.

2 de cada 5 usuarios consideran que el tiempo de actividad a corta distancia (leyendo, con pantallas, por ejemplo) no influye en la aparición y progresión de la miopía en los niños

Más de la mitad no sabe que la miopía puede evolucionar en los niños

Sólo el 45% considera que la miopía puede provocar graves complicaciones oculares en la edad adulta

Todavía 1 de cada 3 usuarios de gafas considera que no es posible frenar la progresión de la miopía con lentes específicas

Además, los ciudadanos encuestados ignoran su rol a la hora de prevenir el desarrollo de la miopía en los niños. Sólo el 53% cree que es posible retrasar la aparición de la miopía en un niño o limitar su progresión influyendo en su estilo de vida y sus hábitos diarios.

Essilor trabaja con todos los integrantes de la industria óptica para poner en marcha protocolos adaptados al seguimiento de los niños miopes con el fin de afrontar juntos este desafío de la salud visual. Si bien los oftalmólogos son la principal fuente de información para los usuarios de gafas (92%) sobre la visión en los niños, los pediatras y los ópticos también forman parte de la red básica de información y alerta a los padres.

Publicidad