Publicidad

Aunque el incremento de 0,25 dioptrías ha sido considerado durante mucho tiempo como la mayor precisión posible, varios estudios han demostrado que la mayoría de las personas son sensibles a variaciones más pequeñas. Hasta ahora, la refracción se ha realizado tradicionalmente utilizando forópteros subjetivos equipados con lentes que varían en incrementos de 0,25 dioptrías.

El Grupo Essilor, fiel a su misión de ‘mejorar vidas, mejorando la visión’, dio un paso más lanzando recientemente al mercado el concepto AVA (proveniente del inglés Advanced Vision Accuracy), que supone la máxima precisión en corrección visual.

AVA cuenta con un porcentaje de satisfacción del 91%, donde destaca por encima de otros aspectos la nitidez

Los pacientes son a menudo sensibles a los cambios dióptricos más pequeños. De hecho, según un estudio llevado a cabo por Essilor International en su centro de investigación y desarrollo de Singapur con una muestra representativa de pacientes, se demostró que el 95% era sensible a los cambios dióptricos de menos de 0,25 dioptrías y que el 44% podía distinguir entre los cambios de menos de 0,125 dioptrías.

Dado que utilizan lentes que varían en incrementos de 0,25 dioptrías, los instrumentos tradicionales utilizados en la refracción subjetiva no son lo suficientemente precisos en comparación con la verdadera sensibilidad dióptrica del paciente. Hoy en día, nuevas tecnologías ópticas más precisas, combinadas con algoritmos de refracción semiautomáticos, permiten mejorar la precisión y acercarse mucho más a la realidad del paciente.

Publicidad

Es el caso de AVA, que permite a los profesionales del sector convertirse en verdaderos expertos gracias a una nueva manera de graduar que permite una refracción subjetiva con una precisión de 0.01 dioptrías.

Este sistema se basa en dos pilares tecnológicos: un nuevo sistema de graduación, que permite evaluar la refracción en condiciones simuladas de la vida real a través de Vision R 800, con el que ya cuentan más de un centenar de ópticas en España, y un nuevo sistema de cálculo mucho más preciso, aplicable a las lentes premium de Essilor, tanto a la gama de progresivas Varilux X Series como a la de lentes monofocales Eyezen.

AVA cuenta con un porcentaje de satisfacción del 91%, donde destaca por encima de otros aspectos la nitidez, y el 96% de las personas que lo han probado lo recomendaría a su entorno. De esta manera, los avances en tecnología permiten mejorar la precisión en todo el proceso de corrección óptica y ofrecer a los pacientes soluciones más precisas que nunca.

Publicidad