Publicidad

Con el final del verano, la firma abandona Roma y zarpa hacia nuevos destinos. Es otra oportunidad para echar un vistazo a la ciudad eterna de Roma y contemplar las maravillas de una metrópoli en el otro extremo del mundo: Tokio. Esta fascinación por la simbiosis de diferentes culturas es lo que subyace en el corazón de la marca.

Esta es también la razón por la que los personajes respectivos de los dos destinos se pueden encontrar en las dos nuevas colecciones de Nirvan Javan. Los Shades of Rome encarnan la atemporalidad de la ciudad eterna a través de los ricos y oscuros colores del acetato italiano.

Las monturas de titanio de la Colección Tokio, por otro lado, resaltan el curioso equilibrio entre tradición y tecnología que se aprecia en Japón.

Publicidad
Publicidad
Artículo anteriorMultiópticas dona 6.000 gafas de protección especial para apoyar a los ciudadanos de la isla de La Palma
Artículo siguienteAlcon lanza TOTAL30, lente de contacto de reemplazo mensual con tecnología de Gradiente Acuoso