Publicidad

Stella McCartney continúa con el compromiso de la marca con la sostenibilidad en sus últimas colecciones de gafas.

Stella McCartney, vegetariana por convicción, no usa piel ni cuero en sus diseños y está comprometida a gestionar un negocio moderno y responsable. La marca se dedica a ampliar los límites de la industria de la moda mediante el diseño y la creación de productos de lujo que sean deseables y sostenibles, desde la creación de nuevos materiales alternativos hasta el uso de tecnologías innovadoras.

Todas las colecciones de gafas desarrolladas en asociación con Kering Eyewear se crean utilizando la tecnología más avanzada y materiales de fuentes responsables, como bioacetatos, que provienen de materias primas renovables.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Stella McCartney (@stellamccartney) on

Publicidad

Estos bioacetatos producidos a partir de fibras de pulpa de madera, no contienen ftalatos, lo que los convierten en biodegradables, siendo una versión más natural del acetato que proviene del plastificante de acetato estándar (DEP), de origen petrolífero.

El bioacetato tiene dos componentes principales, Acetato de celulosa, proveniente de la madera y plastificante derivado de los ésteres del ácido cítrico, de origen natural y recursos renovables. Este material ofrece una sensación de lujo única que es característica de estas sustancias naturales.

A medida que Stella McCartney continúa empujando los límites y desafiando el statu quo, la marca evoluciona desde simplemente reducir nuestro impacto medioambiental, hasta lograr un impacto ambiental positivo respetando el medio ambiente y trabajando con la naturaleza.

Publicidad