Publicidad

Essilor colabora con el IES Virgen de la Paloma de Madrid para impartir el programa de Formación profesional Dual en Óptica de Anteojería, desarrollando un programa de prácticas para los 20 alumnos que lo cursan. Estos son formados durante diez meses en los procesos de fabricación de las lentes oftálmicas.

Además, mediante una evaluación semanal, los alumnos reciben un seguimiento continuo por parte de los responsables de cada área con el objetivo de reforzar individualmente su proceso de aprendizaje y formación.

Essilor manifiesta su talante innovador mediante su apuesta por la Formación Profesional y la inserción laboral de estudiantes. Desde la creación del primer programa de FP Dual en Óptica de Anteojería en 2017, un 70% de los estudiantes del IES Virgen de la Paloma de Madrid que realizaron prácticas en la compañía, se han acabado incorporando a la plantilla de Essilor. En total, 26 estudiantes de las promociones 17-18 y 18-19.

Esta modalidad de FP combina formación teórica en el centro formativo y sesiones prácticas en empresas

“La incorporación de estudiantes de Formación Profesional Dual está siendo una experiencia muy positiva, ya que en Essilor apostamos por un programa formativo muy completo, en el que los estudiantes son acompañados en todo el proceso, a través de un seguimiento continuo desarrollado por los responsables de cada área y por un grupo de mentores. De esta manera, al finalizar las prácticas, conocen en profundidad todos los procesos de asesoramiento, creación y adaptación de una lente oftálmica y eso es clave para su posterior contratación”, explica Azucena Lorente, responsable de Formación del grupo y tutora de Empresa en Essilor.

Los alumnos reciben un seguimiento continuo con el objetivo de reforzar su proceso de aprendizaje y formación

Publicidad

Esta modalidad de estudios combina formación teórica en el centro formativo durante el primer año y sesiones prácticas, en situación laboral real en empresas.

En este caso, Essilor se ocupa de los aproximadamente 20 estudiantes que cursan este ciclo en el curso 2019-20, que también reciben una ayuda mensual para sus estudios.

Durante diez meses, los alumnos pasan por todos los procesos de atención al cliente y fabricación de lentes, desde el pedido hasta la entrega. También reciben formación en punto de venta, por lo que aprenden una actividad muy similar a la que se realiza en el establecimiento de óptica. La formación se divide en siete fases cuya duración de 5 semanas cada una.

Durante las prácticas, los alumnos son evaluados semanalmente por los coordinadores del programa, y quincenalmente por la tutora. Con este seguimiento se consigue seguir de cerca su progreso y ayudarles así en una mejora continua.

Gracias a este programa, la mayoría consigue un contrato laboral al finalizar su formación, como Laura González, una de las estudiantes de la primera promoción, que actualmente es una de las personas encargadas de la formación de las nuevas promociones de FP Dual. Según explica, “la FP Dual me ha permitido aprender una profesión e insertarme en el mercado laboral con un contrato de trabajo. Por eso es un orgullo para mí poder ahora ayudar a otros a desarrollar sus capacidades profesionales”.

Publicidad