Publicidad

P

edro Rubio es, desde enero de 2019, presidente de la AEO (Asociación Española de Óptica) y director general de España, Portugal y Grecia del Grupo Safilo, habiendo sido previamente desde 2014 director general de Iberia para esta compañía, la segunda más grande del mundo de gafas.
Anteriormente, ha estado involucrado durante 15 años en varios sectores de Gran Consumo, habiendo ocupado varios cargos ejecutivos de creciente responsabilidad en las siguientes compañías: Monbake, Deoleo, Mondelez, Kantar, y Philips.
Además, ha estado combinando su actividad profesional con la académica desde 2003, y actualmente es profesor en la Universidad Comillas-ICADE, tanto en el Grado como en su “Business School”, depositando en 2020 su Tesis Doctoral.

Apenas unos días, semanas, pocos meses de tu nombramiento como presidente de la AEO, ¿cuál es tu impresión de la Asociación?

Se trata de un grupo muy cohesionado donde los socios principales llevan muchos años en la Asociación, y con muchas ganas de hacer cosas por el bien del sector. Es un privilegio liderar esta nueva etapa, que construye sobre el gran trabajo realizado durante décadas.

La AEO forma parte de la familia con Fedao de paraguas y AECO y AECOP como compañeros de viaje ¿Es buena la sintonía? ¿Son suficientes las sinergias que se crean entre vosotros?

La sintonía de trabajo es buena, pero sobre todo en lo más importante que es Visión y Vida, ya que es la punta de lanza que comunica al consumidor final para favorecer al sector

Desde 1988, es decir, hace 32 años, que la Asociación empezó a caminar. De los casi 150 posibles asociados, solo 36 lo son.
¿El sector es miope? ¿No se ha creído en la misma? ¿Tan pocas cosas ha ofrecido que interesa solo a una minoría?
¿O es que el sector no tiene problemas?

Pasa en todas las facetas de la vida, ya que participar en una asociación lleva implícito una voluntad de búsqueda de beneficio a medio y largo plazo, y también bastante de generosidad y espíritu de trabajo en equipo. Las empresas más importantes del sector son miembros, y tenemos la vocación de seguir sumando más empresas y sobre todo las nuevas que han surgido últimamente, como es la incorporación de Kering Eyewear, empresa de nueva creación que lo vio claro desde el primer momento.

Publicidad

¿Adoptarás una política continuista o has llegado al cargo con ganas de renovación?

Mi idea es construir sobre la gran plataforma que me he encontrado, pero también acelerar en modernización, colaboración transversal del sector, conectividad y digitalización.

¿Qué debe hacer la AEO para ser de verdad un aglutinante de esfuerzos, una convergencia de intereses?

Crear valor con sus acciones y por la información que compartimos de evolución del sector, y convertirse en el gran facilitador del conocimiento compartido entre Empresas, Universidades, Colegios y Ópticos. La mayor fuente de crecimiento es siempre la colaboración, información y formación, y aquí la AEO va a jugar un rol fundamental en el próximo lustro.

Has llegado al sector procedente de otros muy diferentes y casi en las antípodas. ¿Qué te ha sorprendido más?
¿La claustrofóbica endogamia? ¿La carencia de auténtica competitividad? ¿Su peculiar idea sobre las nuevas tecnologías?

Es un sector que ha cambiado menos que otros en las últimas décadas, pero en el que se ha acelerado la transformación en el último lustro. La próxima década será de transformación disruptiva de todo el sector, y eso hará que sea aún más importante trabajar unidos y coordinados por el bien del sector.

¿Echas de menos en el sector campañas cara al usuario/comprador final, que elevaran tanto la idea social del trabajo del optometrista como su aportación indiscutible en la mejora da la salud visual?

Para que los esfuerzos de comunicación tengan sentido y efectividad hay que elegir un objetivo principal donde centrar los recursos, y creo que el de Visión y Vida buscando más tráfico a las ópticas a través de sus campañas de concienciación, es el mejor camino para una mejor salud del sector.

La relación con las autoridades sanitarias, tanto a nivel de Comunidades Autónomas, como con el Ministerio, ¿existe?
¿Puede la AEO en esta nueva etapa conseguir una mejor calidad de relación, que lleve incluso a financiar campañas gubernamentales en beneficio de la salud visual de la sociedad?

Visión y Vida ha conseguido acuerdos tanto con el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social como con el Ministerio de Educación y Formación Profesional, quienes han apoyado nuestras actividades, cediéndonos su logo y poniendo a nuestra disposición escuelas públicas. Además, la DGT apoyó desde sus canales digitales la campaña de conducción de 2018. También hemos conseguido aparecer con mensajes de salud visual en los paneles informativos de autopistas, autovías y rondas, dependientes del Servei Català de Trànsit.
Nuestra relación con la administración siempre ha sido buena y nos han ayudado dentro de sus posibilidades presupuestarias, sabiendo de antemano su disponibilidad de recursos monetarios. Además, a nivel autonómico, tenemos acuerdos en el área de Educación en diversas Comunidades Autónomas.
Nuestras relaciones a nivel político siempre están muy bien cuidadas con la asociación y, ahora que se ha formado gobierno, estamos retomando las reuniones con los distintos partidos políticos puesto que nunca vamos a dejar de trabajar por un Plan de Salud Visual para todos los ciudadanos.

Se ha celebrado hace pocos días el Fórum de Gafas, moda y negocio, organizado por vosotros.
Es, sin duda, un buen comienzo de esta nueva junta que tú presides. ¿Cuál es tu impresión de esta primera edición? ¿Son este tipo de eventos en los que más os váis a centrar?

Muy buena, aunque es el primer paso de un largo camino. El sector se va a poner más difícil y competitivo todavía en los próximos años, y todos tendremos que ofrecer una experiencia mejor al consumidor, y aquí la formación en gafas y moda va a ser fundamental, ya que es el producto de la óptica que puede generar esa conexión emocional con el consumidor. No solo hay que hacer que el cliente vea mejor con las lentes, también tenemos que convertirnos en los expertos para que se sienta mejor cuando se vea con las gafas puestas.

¿De qué forma surgió la idea del Fórum de Gafas, Moda y Negocio? ¿No constituye un ataque frontal a Expoóptica?

Pues la verdad que fue la consecuencia natural después de estudiar cómo podíamos ayudar a la formación de los ópticos en gafas y moda, ya que en la Universidad no hay suficiente formación específica sobre este tema, basándonos en el éxito contrastado de 15 ediciones del Fórum de Contactología. Este Fórum de Gafas, Moda y Negocio, suma al sector y construye sobre otras iniciativas, por lo que también debe beneficiar a Expoóptica.

Con 36 asociados no hay masa crítica suficiente para hacer grandes cosas.
Sin desvelar ningún secreto, ¿cuál es el programa o la idea básica que estáis preparando para animar y casi entusiasmar al sector los próximos dos/tres años, se supone con el interés de captar nuevos asociados?

Como ya he expresado previamente, en ninguna asociación están todos los miembros del sector, y lo que sí es relevante es ir sumando a la nueva gente que entra en el sector y tener representados de manera duradera a los “players” más importantes, pero, sobre todo, tener unidad y muchas ganas de trabajar. Eso sí, nuestra voluntad es de ser una Asociación abierta e integradora, incorporando a todo aquel que quiera sumar.

De los actuales asociados apenas hay uno o dos entre los grandes retailers, grupos, cadenas, cooperativas, etc. ¿Ello significa que este segmento de actividad le ha dado la espalda a la asociación?
¿O es que no han encontrado suficiente interés en la misma? ¿Se inclina excesivamente la AEO hacia las empresas comercializadoras de gafas y ello provoca el desinterés en bienes de equipo o distribución?

Este punto te lo tendrían que responder en su asociación, ya que la AEO es solo de fabricantes y no creo que deba opinar sobre sus asuntos, pero en cualquier cosa en la vida la unión de esfuerzos siempre hace la fuerza.

La última. ¿Desde hace cuántos días que ya estás arrepentido de haber aterrizado en nuestro sector?

Todo lo contrario, me apetece cada vez más trabajar en y para el sector, que está viviendo una gran transformación, pero que sobre todo va a vivir retos difíciles pero apasionantes en la próxima década. Quien me conoce sabe que voy bien repleto de energía, ilusión y pasión, y eso es justo lo que creo que será necesario para afrontar los desafíos venideros.

Publicidad