Publicidad

Perteneciente al Departamento de Optometría y Visión de la Facultad de Óptica y Optometría de la UCM, Carballo imparte asignaturas de lentes de contacto en el Grado y el nuevo Máster de Optometría Hospitalaria y se dedica a la investigación en varias líneas. Además, su brillante currículo incluye labores de articulista científico, participación en jornadas, congresos nacionales e internacionales, entre otras muchas ocupaciones que le apasionan.

¿Qué es más importante, verlo bien o saberlo bien?

Ver es solo un proceso perceptivo, saber requiere un procesamiento cognitivo a través de la experiencia, la formación, etc. Por tanto, la respuesta sería “Saberlo bien”. No obstante, en el mundo actual recibimos tanta información y no toda fundamentada, que necesitamos filtrar correctamente y esto muchas veces no es sencillo.

¿Los estudios de Óptica te llevaron a la formación o fue la formación la que te llevó a la Óptica?

La formación me llevó a la óptica. Formación basada en la experiencia y la absorción de conocimientos impartidos por muchas personas profesionalmente admirables.

Perteneces al Departamento de Optometría y Visión de la Facultad de Óptica y Optometría de la UCM. Cuéntanos cómo se conforma tu día a día, tus principales cometidos.

Es el departamento más grande de la Facultad encargado de la formación clínica más relacionada con el futuro profesional de los estudiantes. Como Personal Docente Investigador, imparto asignaturas de lentes de contacto en el Grado y el nuevo Máster de Optometría Hospitalaria y me dedico a la investigación en varias líneas. Actualmente dirijo 5 tesis doctorales.

Publicidad
Tienes un brillante currículo plagado de exitosas actuaciones como articulista científico, responsable de proyectos de innovación docente, participación y comunicaciones en jornadas, congresos nacionales e internacionales, etc.  ¿Con qué te quedas?

Realmente todas esas actuaciones tienen un objetivo común: generar nuevo conocimiento basado en la evidencia científica que en corto plazo reciben los propios alumnos y se transfiere a los usuarios de productos ópticos. Hace décadas, los alumnos íbamos a la biblioteca a consultar varios libros cuyas ediciones perduraban varios años. Hoy en día, la información más reciente se recibe mediante webs especializadas en publicaciones científicas y congresos. El cambio ha sido trascendental.

Jesús Carballo Álvarez, Óptico-Optometrista, PhD.
Jesús Carballo Álvarez, Óptico-Optometrista, PhD.
Se te reconoce, tanto a nivel nacional como internacional, como un especialista en lentes de contacto, córnea irregular, lentes intraoculares y, muy especialmente, tienes una delicada sensibilidad por las lentes de contacto para combatir la miopía infantil. Explícanos el motivo de este interés y en qué situación se encuentra todo ello.

Estas materias son capaces de cambiar la calidad óptica y en consecuencia la calidad de vida de muchas personas. Poder aumentar la agudeza visual con lentes de contacto varias líneas respecto a las gafas en cornea irregular o los cada vez mejores resultados a todas las distancias con las nuevas lentes intraoculares multifocales, son claros ejemplos de lo que nuestra profesión puede aportar trabajando juntamente con otros profesionales

La miopía es innegablemente la gran pandemia si hablamos de la visión. ¿Qué papel está jugando y/o debería jugar la lente de contacto en su control, especialmente entre niños y jóvenes?

Se estima que aproximadamente el 50% de la población mundial será miope en 2050, de los cuales, un 10% presentará más de 5 dioptrías. Cada vez hay más evidencia científica a nivel mundial sobre la reducción de la progresión miópica con lentes de contacto, lentes oftálmicas y fármacos. Las lentes de contacto ya sean lentes blandas de diseños específicos u ortoqueratología, son una herramienta eficaz que, además de la menor dependencia a la compensación óptica por la menor graduación en la edad adulta, puede reducir las consecuencias patológicas de una miopía alta.

«La realidad es que en España se sigue apostando menos por la investigación que en otros países de nuestro entorno»

En el campo de las lentes de contacto, ¿el ámbito formativo está adaptado a las necesidades que requiere el profesional del futuro o habría que ajustar algunos aspectos?

El continuo desarrollo de las lentes de contacto requiere que se aumenten las horas de formación teórica y práctica a nivel universitario. Por suerte, cada vez hay más formación de posgrado o de las propias empresas del sector y las herramientas telemáticas son una gran ayuda.

Siendo un hombre joven y por ello con muchos años por delante de actividad laboral, ¿Dónde te ves, dentro de diez años, por ejemplo?

Como la docencia y la investigación me apasiona, me planteo seguir en la universidad.

Sabemos que militas en el club del “Todo por la investigación. Nada sin ella”. ¿Estamos de verdad invirtiendo en ello o se habla de investigación como un decorado teatral utilizado como la cola del perro de Alcibíades?

La realidad es que en España se sigue apostando menos por la investigación que en otros países de nuestro entorno. La transferencia del conocimiento resultante de la investigación crea nuevos tratamientos, patentes y otros resultados que deriva en que la inversión se transforma en riqueza. Aunque la situación mejora cada año y los políticos parecen cada vez más concienciados, queda un gran desarrollo por delante.

¿Cuáles son las principales líneas de investigación en el ámbito de las lentes de contacto?

Entre las más importantes, mencionaría:

  • El manejo de la progresión de la miopía
  • Las lentes multifocales o de foco extendido para presbicia
  • La compensación de irregularidades corneales con lentes esclerales o lentes RPG y blandas personalizadas
  • El desarrollo de nuevos materiales más cómodos y compatibles con la salud ocular
Formar parte del mundo universitario, de la investigación, ¿te hace sentir algo/muy desvinculado de la actividad de un óptico que está diariamente a pie de establecimiento?

Es una pregunta muy interesante. Desde la universidad no debemos olvidar que la mayor parte de los egresados trabajarán en un Establecimiento Sanitario de Óptica y el óptico-optometrista debe ser el mejor profesional en cada uno de los múltiples aspectos que requiere su profesión. Esto nos obliga a no perder la vinculación.

«la resiliencia nos ha enseñado que la tecnología puede ser de gran ayuda para el futuro. Soy muy optimista»

Además, desde las facultades y colegios profesionales se está trabajando para que desde el ministerio se reconozca un área o ámbito de conocimiento en Óptica y Optometría, al igual que existen otros como Fisioterapia o Podología. De hecho, así aparece en el BOE del 29/09/2021. En mi opinión, esto favorecerá sin duda la investigación universitaria específica en Optometría con repercusión directa en que la profesión se desarrolle aún más.

Empezamos un nuevo curso. Hay indicios de que lo peor ha pasado. Novedades, dificultades previstas en el horizonte sobre todo por la pandemia… ¿Qué esperas de estos próximos meses?

Tras dos cursos con formación online compartida con la presencial, en breve volveremos a la presencialidad total. La pandemia no bloqueó la actividad universitaria gracias al gran esfuerzo de alumnos y profesores. Además, la resiliencia nos ha enseñado que la tecnología puede ser de gran ayuda para el futuro. Soy muy optimista.

La última. ¿Eres feliz?

“Cuando el trabajo te gusta, no es trabajo”, sumado a lo que me aporta mi hija a nivel personal, ¡soy feliz!


Optimoda Plus Octubre
Optimoda Plus Octubre

Esta entrevista se publicó originalmente en la edición de Optimoda Plus correspondiente al mes de Octubre. Puedes acceder a la revista interactiva clicando sobre la imagen o en este link.

Publicidad
Artículo anteriorEn Andalucía más de 160.000 personas sufren baja visión y solo un 5% recibe rehabilitación visual
Artículo siguienteEssilor combina sus mejores tecnologías con Varilux y Transitions en una nueva campaña para présbitas