Publicidad

La Fundación Cione Ruta de la Luz pone a disposición de los refugiados ucranianos su organización, para “también desde el punto de vista de la salud visual, apoyarles en todo lo que esté en nuestra mano”, señala Ismael García Paya, presidente de la Fundación Cione Ruta de la Luz.

Así, la entidad ha contactado con Fundación Aladina, que trabaja fundamentalmente con niños y niñas con cáncer, y que ha traído ya a España a los primeros de estos pequeños enfermos. La Fundación de Cione consultó a los responsables de Aladina por sus necesidades visuales y, de acuerdo con sus requerimientos, en primer lugar, se entregaron gafas de sol para los niños y sus familias, puesto que la gran mayoría presentan problemas de fotofobia.

Además, la Ruta de la Luz ha alertado a todas las ONGs y fundaciones con las que trabaja en España que atenderá de manera preferente la salud visual de todos los refugiados que lleguen a España desde Ucrania. “Ponemos a su disposición ópticas y talleres solidarios de nuestra organización para que quienes se han visto obligados a abandonar su país por el horror de la guerra, al menos, vean un poco mejor su estancia en otro amigo y hermano”, concluye Ismael García Payá.

Publicidad

Igualmente, la Fundación Cione Ruta de la Luz invita a cualesquiera otras entidades que estén trabajando con refugiados ucranianos a que se pongan en contacto si estas personas necesitan corrección visual. https://fundacionrutadelaluz.es/

Publicidad