Publicidad

La operación cerrada sobre los 1.500 millones de euros, proporciona a Rodenstock/Indo un colchón económico de imprevisibles consecuencias.

La compra introduce en el sector un nuevo gigante con dinero fresco para intentar cualquier operación, por fantasiosa que parezca.

Si hace unos años Luxottica/Essilor ya dieron muestra de hacia dónde se dirige el sector, este nuevo episodio solo hace que corroborar que el tiburoneo solo ha hecho que empezar.

En declaraciones al medio económico alemán HandelsblattAnders Hedegaard, el CEO de Rodenstock declaro “Somos el BMW de la industria óptica”. Lo que no especificó Hedegaard a la prensa fue si parte del monto de la operación incluye la transferencia de pasivo a la sociedad.

Publicidad

De cualquier forma, el sector debe estar atento a nuevas iniciativas que dentro de este 2022 o en el próximo año, pueden volver a conmocionar a todo el sector.

El Grupo Rodenstock es líder mundial en lentes oftálmicas de alta calidad. La empresa, fundada en 1877 con sede en Múnich, Alemania, emplea a unas 4.900 personas en todo el mundo y cuenta con oficinas de ventas y distribución en más de 85 países.

Publicidad